Jafet Barreto

No bastan los discursos

Ante toda esta coyuntura económica, aún hay “caraduras” que prefieren jugar con el pan ajeno antes de recortarse sus grandes privilegios. Algunos de los especímenes que tenemos en estos momentos en la clase política y que, por cierto, han justificado su incompetencia en la crisis, creían que la política era soplar y hacer botellas pues, es indudable que algo que se le suponía que iba ligado a la condición del político, la decencia, la sensatez, la solidaridad, se echa en falta, cada vez más, en estos tiempos.

¿Educación? ¿Quién dijo eso?

Como ya viene siendo costumbre año tras año, convivimos con datos nada alentadores en materia educativa en boca de los máximos responsables de nuestro Gobierno. Pero, más allá del “lloriqueo”, del cinismo de algunos políticos y aceptando que somos uno de los países de la UE con mayor porcentaje en fracaso escolar, yo me pregunto: ¿Es que los españoles somos los más “tontos”? Desde luego que las cifras no invitan al optimismo, pero, a pesar de lo abrumador de la realidad, hay que intentar ir más allá; ver, por ejemplo, que somos también de los que menos invertimos del PIB en educación.

Después del 15-M, seguimos de culo

Es razonable que, con la que estaba cayendo, decenas de miles de jóvenes, estudiantes, trabajadores, parados y pensionistas, tomaran las calles de nuestro Estado, aquel 15 de mayo de 2011. Es razonable, hoy en día, que con precariedad laboral, salarios de miseria, recortes sociales y, una altísima tasa de desempleo, entre muchas cosas más... los sindicatos abandonaran el silencio perpetuo en el que están instalados.

Suscribirse a Jafet Barreto