Libardo García Gallego

Otra mirada a Colombia al terminar mayo 2018

Hace tres días se cumplió la primera vuelta para elegir presidente de Colombia y aunque ninguno alcanzó más del 50% de los votos, el candidato de la ultraderecha logró el 39% de ellos. Algunos dicen que se les asestó un duro golpe a las maquinarias porque los dos candidatos inmediatos obtuvieron el 49% de la votación, la disidencia liberal o Vargasllerismo, el 7%, y el tradicional partido liberal quedó reducido a un 2%.

Conceptos arcaicos inaplicables hoy

Hasta hace como medio siglo, no se sabe si por miedo, por convicción, por temor a dios, por orgullo o por cultura, era fácil encontrar empleados con ética, con moral, con decencia, con responsabilidad, con honorabilidad y otros calificativos homólogos. Términos que hoy en teoría son arcaísmos del lenguaje y en la práctica desparecieron. ¿Por qué? Porque son incompatibles con las prácticas capitalistas, sobre todo las neoliberales.

Elecciones entre candidatos decentes pero pobres y mentirosos inversionistas

Hace 20 años fui candidato a la Cámara por la U.P. en el Quindío, con fogoso discurso y buenas propuestas en pro de los sectores populares, difundidas en todos los barrios de estratos medio y bajo, utilizando un carro viejo conducido por mí, con una pancarta encima y equipo de sonido. No había dinero para cuñas radiales ni para más pancartas, mucho menos para contratar ayudantes. Resultado: no alcanzaron los votos ni para tener derecho a la reposición.

Elecciones entre candidatos decentes pero pobres y mentirosos inversionistas

Hace 20 años fui candidato a la Cámara por la U.P. en el Quindío, con fogoso discurso y buenas propuestas en pro de los sectores populares, difundidas en todos los barrios de estratos medio y bajo, utilizando un carro viejo conducido por mí, con una pancarta encima y equipo de sonido. No había dinero para cuñas radiales ni para más pancartas, mucho menos para contratar ayudantes. Resultado: no alcanzaron los votos ni para tener derecho a la reposición.

Los "valores" burgueses son antivalores

La opinión pública no oculta su rabia y tristeza por la indignante situación que estamos padeciendo los colombianos debido a la excesiva corrupción, a la inseguridad, principalmente en las calles citadinas, a las altas tasas de homicidios, etc., delincuencia generada y estimulada por la absurda educación recibida en el hogar y complementada a través de todos los aparatos ideologizantes del Estado.

Páginas

Suscribirse a Libardo García Gallego