Paco Campos

La primacía de un lenguaje común

Quiero partir de una consideración de Jürgen Habermas sobre el giro pragmático cuando dice que ‘hay un desplazamiento de la razón desde la conciencia individual del sujeto cognoscente hacia el lenguaje como medio por el cual los sujetos actuantes se comunican entre sí…’ -> (“El giro pragmático de Richard Rorty”,  Massachusetts, 2000). Se pasa de la sanción individual de un sujeto a las prácticas justificativas de una comunidad lingüística, dice Habermas.

Sonidos y señales

Leyendo ‘Pragmatismo y Romanticismo’ (Universidad de Virginia, 2005) de Richard Rorty, me llamó poderosamente la atención el que afirmara que la imaginación es la fuente del lenguaje. Antes de esta afirmación de Rorty tenía poco interés por la imaginación, menos todavía cuando la concebía como una facultad destinada a  configurar imágenes mentales, tal y como la gente cree.

¿Justicia o lealtad?

Cuando Richard Rorty reflexiona sobre las sociedades liberales y la democracia, su pragmatismo le lleva a un replanteamiento porque el occidente europeo maneja unas claves que, sustentadas por la historia de los pueblos, parecen que chirrían si se analizan comparativamente con las formas de vida de las gentes y más de las gentes estadounidenses.

Basta con lealtad a los grupos

Qué importancia le dio Rorty a los grupos humanos y cómo extrajo de ellos su principal valor -> la lealtad. Tanto es así que optó por depositar en ella lo que la justicia pueda tener de valor, de valor y no tanto de moral, menos aún de principios morales, sino de valor etnográfico, esto es, de costumbre, de uso. A lo sumo llegó a plantear el dirimir conflictos entre costumbres, pero ni por asomo a someterse a una justicia surgida de lo intemporal, y escrita fuera de las relaciones sociales.

Hacia una justicia por consenso

Seguimos en la órbita rortiana porque es difícil sustraerse a los acontecimientos cuando éstos chirrían y nos hacen mover la cabeza como el resto de los animales cuando se sacuden el agua. Y con él preguntamos más o menos de este modo -> ¿Surge la justicia de la razón porque sólo ella puede imponer obligaciones, como pensaba Kant, y ahora Habermas? ¿Pueden asumirse principios de validez universal, que respondan a ese llamado de la razón, como identidad propia de la especie humana?

Hay justicia si hay lealtad

Todavía, tanto los jueces como la opinión, piensa en la justicia como una idealización, como una instanciación a la que accedemos con conflictos para encajarlos en ella a ver si cuadran, y lo hacemos con el ejercicio de la razón para interpretar los principios universales que a todos igualan ante la ley. Esta caracterización se la debemos a Kant y al pensamiento ilustrado, con su teoría de los tres poderes y acompañado todo esto con la palabra democracia, y tanto vale hoy este gazpacho para la realeza europea como para Erdogan.

Contingencia y libertad

‘Contingencia’ no significa provisionalidad, tampoco imprevisión, sino posibilidad, apertura, y siempre generación y capacidad de adaptación e interpretación: todo lo contrario a necesidad e inmovilidad, a intemporalidad o dogma. Mejor que de principios y valores, (como hizo el Borbón en Oviedo) es hablar de formas de vida y de solidaridad.

Páginas

Suscribirse a Paco Campos