Pedro Ignacio Altamirano

Bases para una República Federal de Andalucía

No es necesario remontarse, o quizás sí, pero no corresponde en estos momentos ni en esta instancia, remontarnos a los milenios de historia que han forjado la Nación Andaluza. Es tan evidente y obvio, que solo haría desviar la atención sobre el hecho principal y actual de la necesidad, como Nación que somos, de instaurar por medios democráticos y legales, la República Federal de Andalucía.

Andalucía, una República para liderar el Mediterráneo

Andalucía lleva, en manos del centralismo, demasiados siglos empobrecida, humillada, y despojada de toda capacidad por sí misma. Una Andalucía insignificante en la geoestratégica política y económica, a pesar de su verdadero peso como puerta del Mediterráneo. Una situación colonial inducida desde Madrid, y ahora, mantenida por el socialismo español. Andalucía es para España, lo que Gibraltar para Inglaterra: colonias. Con la única diferencia que mientras Gibraltar se hace rica, Andalucía no.

España vs España

Hay a quién le quema la palabra España en la boca. Como si la palabra España tuviese vida propia más allá de lo que pueda representar, o representa sin duda alguna. Como si la palabra, por sí sola, fuese el origen de los problemas que sufrimos, hoy, toda la sociedad, porque no decirlo ya que, por el momento, por suerte para unos, por desgracia para otros, española; como si la palabra llevase en la mano una espada exterminadora de personas e ideas.

Arde el RIF

Ya es imposible tapar los acontecimientos que se desarrollan en el RIF por más que intentan, por todos los medios posibles, silenciar a un pueblo hermano, el rifeño, y a un movimiento, el de liberación del Rif, que luchan por uno de los derechos sagrados y consagrados por la democracia, la libertad y los derechos fundamentales del ser humano, como lo es el derecho a decidir, al derecho a la autodeterminación de los pueblos. Es imposible parar a los pueblos, menos a un pueblo como el rifeño.

Crimea, el embargo más tonto de la historia

He tenido la ocasión de visitar la República de Crimea, en estos momentos bajo embargo y sanciones por parte de la mayoría de países de occidente. De entrada, declarar mi absoluto rechazo a todo tipo de embargos o/y sanciones a cualquier país ya que los mismos, a quienes hacen sufrir es a los más inocentes y victimas siempre, que no son otros que los ciudadanos. Un modo inhumano de solucionar problemas diplomáticos en base a pasar la responsabilidad a las personas ante la incapacidad de dialogo de los gobiernos.

Páginas

Suscribirse a Pedro Ignacio Altamirano