Semanario Orbe

El Líbano entre dos aguas

La renuncia no aceptada del primer ministro Saad Hariri puso a El Líbano entre dos aguas, las que apoyan al Irán chíita y las opuestas de Arabia Saudita sunita.

En una herencia del colonialismo francés se sustenta el gobierno libanés, cuya Carta Magna impone que el presidente tiene que ser cristiano maronita; el primer ministro, musulmán sunita, y el titular del parlamento, chíita.

Suscribirse a Semanario Orbe