Los 5 mejores hoteles de Barcelona

  • Hotel Barcelona Princess

El hotel princess barcelona es uno de los más simbólicos de la ciudad condal. Hotel de 4 estrellas superior, situado en pleno fórum y a escasos pasos de la playa, se sitúa como vanguardista y moderno.

 

Sus servicios son extensos; cuenta con piscina exterior, gimnasio privado, minibar y WiFi gratuito. Tiene una capacidad de 364 habitaciones completamente equipadas, repartidas en 23 pisos. Algunas de sus habitaciones cuentan con terraza independiente, camas king/queen size y ducha de hidromasaje entre otro servicios exclusivos del hotel.

 

En definitiva, es uno de los hoteles más espectaculares en los que nos hemos hospedado.

 

  • Ohla Hotel

Es la última incorporación en los hoteles de lujo en Barcelona. Su fachada está decorada con mil ojos, cortesía del diseñador catalán Frederic Amat. En su interior, los tonos son mucho más sobrios y la elegancia monocromática de las habitaciones está suavizada por los suelos de roble y la cama de terciopelo.

 

El único pero que le encontramos es que dan demasiada importancia al diseño, puesto que nos costó encontrar el inodoro. En cuanto a los extras, nos llevamos una ¡grata sorpresa o olor sorpresa!: ¿Qué olor le gustaría para su ropa de cama? Fue lo que nos preguntó la recepcionista.

 

Por último, el chef Xavier Franco ha trasladado su magnífico restaurante Saüc al hotel y está situado en la azotea, con lujosas hamacas y piscina de vidrio.

 

  • Casa Camper

Este hotel se destaca por una aventura entre lo moderno y lo excéntrico debido al barrio en el que se encuentra, el Raval. Podremos encontrar desde hamacas colgadas en las esquinas de las habitaciones, hasta pilas de libros y revistas para poder echarles un vistazo. El personal es optimista y servicia. El desayuno está (inusualmente para España) incluido.

 

  • Room Mate Emma

El grupo Room Mate tiene un puñado de hoteles en Madrid, pero este es el primero en aterrizar en Barcelona, concretamente en el Eixample, y emplea el mismo principio de diseño juguetón, ligeramente futurista con precios asequibles. Después de la apariencia de la era espacial en el vestíbulo, las habitaciones son relativamente grandes, con muebles de forma ergonómica, paredes iluminadas de color magenta y ondulaciones que nos transportan a la calma del mar. También hay suites, un poco más grandes, con propia terraza.

 

  • Bòria

Más que un hotel parece un aparthotel puesto que cuenta con nueve habitaciones con cocina básica en cada una de ellas. Cada habitación es diferente, pero la mayoría tiene áreas separadas. Las habitaciones son de un tamaño decente, pero os recomendaría las suites junior puesto que son mejores en relación calidad-precio.

 

No cuenta con bar o restaurante, y por tanto no hay servicio de habitación o de desayuno, pero tiene una pequeña terraza en la azotea con tumbonas y vistas a la iglesia de Santa María del Born.

 
La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .