El telediario de TVE se inventa que la mitad de los venezolanos viven en la pobreza

Preparar a la opinión pública para una futura intervención militar o golpe de estado blando en países con recursos económicos estratégicos que se empeñan en conservar su soberanía y redistribuir la riqueza no es tarea fácil. Requiere de un bombardeo desinformativo desde todos los grandes grupos mediáticos día a día, semana tras semana, durante años, y una dedicación que pasa de la mentira a la manipulación y del silencio de la realidad de cualquier aspecto positivo a la insultante exageración o tergiversación de los hechos. Aún más intolerable es observar cómo el gobierno de turno utiliza los medios públicos que pagamos entre todos, para profundizar en esta demonización del gobierno de Venezuela y de su presidente, ubicándose sin pudor junto al sector de la oposición que incendia estos días las calles o quema vivos a supuestos chavistas.

El telediario del pasado domingo, uno de los de mayor audiencia, cercana al millón y medio de espectadores, volvió a centrar la actualidad internacional en Venezuela, país que acapara solito más tiempo en las noticias que el resto del continente en los últimos años. En esta ocasión, parecía que se iba a informar sobre uno de los asuntos por norma censurados, los ambiciosos proyectos de carácter social que -en parte- explican el respaldo de más de ocho millones de venezolanos a la Asamblea Constituyente propugnada por el gobierno de Nicolás Maduro. Se habla de la obra social del "régimen" y se conecta con uno "de los reductos del chavismo" para explicar la "Gran misión vivienda de Venezuela", que según el gobierno, ha entregado "más de un millón de nuevos hogares" en los últimos seis años. La cifra exacta es de un millón 593 mil 542 viviendas entregadas en todo el territorio nacional hasta finales de abril del presente año, lo que la TVE de Rajoy califica como "reductos". Observamos con enorme extrañeza como se da voz a Mariela Machado, coordinadora de la "Misión Vivienda Venezuela" (min. 15:30). Lo habitual es silenciar cualquier voz gubernamental y colocar todos los micrófonos frente a los numerosos altavoces de la oposición, violenta o no. Machado nos cuenta que la vivienda tiene que ser "una necesidad" y no "una mercancía", y nos vienen ipso facto las degradables imágenes de los miles de desahucios ordenados desde la banca en España y ejecutados por las fuerzas "de seguridad". Y sigue la noticia: "con matices, incluso la oposición ha aplaudido este plan". No salimos de nuestro asombro. Al fin una noticia mínimamente veraz sobre Venezuela en la televisión pública, aunque siempre con coletillas como "según dicen, una de las pocas cosas que funcionan en Venezuela"...

Y hasta aquí el espejismo. La noticia concluye con una falsedad que echa por tierra lo relatado y vuelve a engañar al espectador que paga con sus impuestos esta televisión pública;

[...] En cualquier caso, y con la crisis actual, el ritmo de construcción de nuevas viviendas no alcanza al del crecimiento de la pobreza, que afectaría ya a la mitad de venezolanos".