El País siembra la duda sobre el atentado contra Nicolás Maduro según versión de tres agentes "anónimos": "en realidad se trató de una explosión de una bombona de gas"

Al menos ocho miembros de la Guardia Nacional venezolana han resultado heridos este sábado en un atentado con drones explosivos contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro. Un coronel presenta fractura craneoencefálica.

El grupo autodenominado "Soldados de Franela" se atribuye el ataque: "Demostramos que son vulnerables, no se logró hoy pero es cuestión de tiempo", declaró a través de sus cuentas en redes sociales. Nombraron el ataque como "Operación Fénix" y emitieron un comunicado a través de la periodista Patricia Poleo, prófuga de la Justicia venezolana tras ser acusada por la Fiscalía de formar parte del asesinato del fiscal Danilo Anderson en 2004.

Los artefactos adosados a drones explotaron cerca de la tarima presidencial, lo que generó una interrupción de la transmisión del evento y la activación de los protocolos de seguridad para resguardar la vida del mandatario.

En lo vídeos se aprecia la reacción a una explosión que lleva a la seguridad a sacar al presidente de cuadro. Una segunda explosión provoca la estampida del público y militares que se encontraban en formación frente a la tarima.

El ministro para la Comunicación y la Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, en una intervención relacionada con el incidente, ha confirmado que dos drones cargados con artefactos explosivos fueron derribados por efectivos militares entrenados.

Poco después se produce un incendio en un edificio cercano, según testigos presenciales, porque "una granada [o no sé qué carajo] cae dentro". En otro vídeo se habla de "dos explosiones", testimonio que concuerda con lo que se ve y el relato del Gobierno de Venezuela.

Estos son los hechos registrados, pero El País, que en un primer momento publicó el titular "Nicolás Maduro sale ileso de un intento de atentado en Caracas" no tarda en cambiar su noticia principal sobre lo ocurrido por "Nicolás Maduro afirma que Juan Manuel Santos ha intentado asesinarlo" [*]. Sin mencionar la construcción "atentado terrorista", como otros tantos medios, trata de sembrar la duda sobre lo ocurrido y tras varios "supuestos", concluye que " tres agentes dijeron de forma anónima que en realidad se trató de una explosión de una bombona de gas en un apartamento cercano". Luego nos habla de "un militar anónimo" que "no vio ningún dron" y que la versión oficial "no es creíble".

A reglón seguido, El País menciona que "el grupo opositor Movimiento Nacional Soldados de Franela se han atribuido el ataque a través de su cuenta de Twitter creada en marzo de 2014", y luego, que "también ha circulado un comunicado que denomina al asalto como “Operación Fénix”. En el documento se anuncian “acciones militares”, supuestamente respaldadas en artículos de la Constitución, para restablecer la democracia en el país". Nótese la inclusión del adverbio "también", y que cita ambos comunicados separados, como si correspondiesen a grupos diferentes, cuando es el opositor Movimiento Nacional Soldados de Franela el que perpetra la llamada "Operación Fénix".

Todo ello, con un comunicado publicado poco después del atentado, cuyo vídeo no difunde casi ningún medio de comunicación a pesar de que lleva 12 horas subido en youtube;

[*] https://elpais.com/internacional/2018/08/05/actualidad/1533422659_307629...

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación