El PP de Schrödinger

El PP de Málaga vota A favor/en contra de realizar las mismas iniciativas contra los desahucios cuatro veces en un mes.

El 19 de noviembre votó en contra por la mañana y a favor por la tarde.  

Todo empezó el 31 de octubre. Aquel día Toni Morillas nos contaba por twitter su alegría porque la Diputación de Málaga había aprobado -para su sorpresa- 10 de las 11 iniciativas que había presentado  en apoyo a las familias en peligro de desahucio. La medida que quedó fuera era que los Ayuntamientos no pusiesen a la Policía Local al servicio de los intentos de desahucio, pero se aprobaron otras muchas muy interesantes: Crear oficinas de intermediación, apoyar la ILP hipotecaria, eliminar el impuesto municipal de plusvalía a los desahuciado, poner los servicios jurídicos de los Ayuntamientos a disposición de los amenazados por desahucio, etc (texto completo).

En realidad esto era solo un primer paso, ya que la mayoría de las medidas propuestas tenían que aplicarlas los Ayuntamientos, no la Diputación, pero el apoyo de este organismo y la unanimidad mostrada por PP, PSOE e IU parecía garantizar que  los 101 ayuntamientos de la provincia las empezarían asumirían.

Con esta seguridad se presentó Toni la mañana del 19 de noviembre en la comisión de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, donde los únicos grupos con representación son PP, PSOE e IU, lo que parecía garantizar que se repitiese la unanimidad mostrada unos días atrás en la Diputación ¡pero no! en esta ocasión el Partido Popular decidió votar en contra  ¿la excusa? había una submesa de una mesa del Consejo Social de la ciudad (un órgano consultivo) trabajando en el asunto y preferían esperar a sus conclusiones antes de aprobar nada.

Por suerte el Consejo Social se reunía esa misma tarde y la submesa de la mesa que había estado trabajando en el asunto había llegado a las mismas conclusiones e incluso alguna más (texto completo) y esta vez todos los grupos votaron a favor, la cosa parecía hecha.

Una vez solucionado esto, parecía que ya no habría problema para que las medidas fuesen probadas por el  Pleno del Ayuntamiento del 29 de noviembre (que es máximos órgano del Ayuntamiento y el que, en definitiva, aprueba finalmente o no las cosas) ¡pero no! El PP volvió a votar en contra de las mismas medidas que ya había aprobado en dos ocasiones.

Esta vez la excusa fue más lamentable:  el PP alegó que las medidas ya estaban aprobadas por el Consejo Social de la Ciudad…ese órgano meramente consultivo cuyos acuerdos no sirven absolutamente de nada si  no son aprobados después por el pleno.

Tras estas cuatro votaciones, según los principios de la mecánica cuántica, la descripción correcta del “sistema PP” en ese momento  sería el resultado de  una superposición de los estados “a favor” y “en contra”; según los principios de la psicología probablemente tendríamos que suponer que los cargos del PP sufren algún tipo de trastorno bipolar…en realidad los principios de la lógica partídica son bastante más simples: El PP no tiene intención de poner soluciones al drama de los desahucios ( para ello debería hacer algo que no está dispuesto hacer: enfrentarse a la banca) pero quiere aparentar que hace cosas, por eso en Madrid aprueba medidas cosméticas como el decreto de Guindos o el decreto del 15 de noviembre y por eso en Málaga vota a favor de las mismas medidas anti desahucios en órganos que no les vinculan y en contra  en los órganos que deberían  realizarlas.

No se trata de una superposición cuántica ni de un trastorno bipolar, es tan solo hipocresía.

PD: Por si alguien no ha oído hablar de Schrödinger y su  gatete

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .