Entrevista a Julio Anguita: “esta es una época de información que me recuerda muchísimo a la época de Franco”

– Antes que nada, agradecer su buena disposición a concedernos esta entrevista, sobre todo, teniendo en cuenta que desde hace poco se muestra reticente…

Reticente en los grandes medios. He hablado lo suficiente.

– La Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía anunció hace unos días la próxima exhumación de veinte fosas comunes en toda la Comunidad, entre las que destacan las del cementerio de San Fernando (Sevilla) con 4200 víctimas estimadas, las dos fosas del cementerio de la Salud y San Rafael (Córdoba) con 1700 y 2300 víctimas en cada una de ellas y la fosa del cementerio de la Soledad (Huelva) con aproximadamente 3500 cuerpos para un total de 12.000 víctimas que se proyectan exhumar. ¿Cuáles cree que pueden ser las motivaciones de esta repentina e inesperada decisión del Gobierno de Susana Díaz?

Una precisión. No son víctimas de la guerra civil. Son víctimas de asesinatos franquistas. Las víctimas son cuando hay guerra, cuando se enfrentan dos contendientes en una guerra hay muertos, pero cuando se asesina fríamente, eso son asesinatos de la dictadura franquista. Es su nombre auténtico, no hay que buscarle eufemismos.

– De hecho, muchas de estos asesinados se remontan a la dictadura, no a la guerra civil…

Evidentemente, pero, tengamos en cuenta que, en el caso de Córdoba, hubo un personaje llamado “don Bruno”. Cuando lo dejaron como jefe de orden público de Córdoba, fueron a despedirle señoritos de la ciudad y, cuando le afearon que él había firmado muchas sentencias de muerte respondió. Un momento, yo no conozco Córdoba, yo puse mi firma debajo de los nombres que me dijistéis. Por tanto, en las delaciones, en el fusilamiento de trabajadores, hubo empresarios como Martín Moreno, que se quejó porque se estaba quedando sin trabajadores… “Los fusiláis y otros salen despavoridos…” Aquello fue una masacre, pensada, premeditada, por el cerebro de la conjura, el general Emilio Mola. O sea, que estamos hablando de asesinatos, no de “víctimas de la guerra civil”.

En cuanto a la iniciativa de la Junta de Andalucía, a mi me parece muy bien lo haga quien lo haga y no busco intenciones. Las intenciones no pueden analizarse. Me parece una buena medida, y sobre todo, que debe continuar.

– Y la excavación de estas fosas debería judicializarse, porque son crímenes que, según la legislación internacional, no han prescrito.

Evidentemente, creo que deben darse todos los requisitos para que los españoles estén informados de lo que pasó y que se llegue a las consecuencias judiciales que tenga que llegarse.

– Poco después de que el Colectivo Prometeo revelase el listado de inmatriculaciones del Obispado en Córdoba, se ha constituido un grupo de expertos presidido por Federico Mayor Zaragoza para asesorar al Ayuntamiento sobre los pasos que deberá seguir para reclamar la titularidad pública -que no gestión- de la Mezquita.

No tengo ni idea, por tanto, no voy a contestar. Sí le digo que se está buscando una situación similar a la de la ley francesa de 1903, en la cual, el dueño de los templos es el Estado francés, quien, desde el dominio y la propiedad, le cede el uso a la Iglesia Católica. Es decir, Notre Dame de París es del Estado francés, y la Iglesia hace sus misas y la administra. ¿Por qué es propiedad del Estado? Porque los templos, en su origen, se construyen cn dinero público. Por ejemplo, cuando Fernando III conquista Córdoba en 1236, ordena que se construyan siete iglesias denominadas hoy “fernandinas”. Se construyen con dinero público, y Fernando III es el antecedente del Estado español. Igual ocurre con la Mezquita. Cuando los canónigos quieren construir la Catedral en la Mezquita, el corregidor y una parte importante del pueblo de Córdoba se oponen, y entonces hay incluso amenazas de sentencias de muerte a los albañiles y arquitectos que hagan la obra. ¿Qué hacen los canónigos? Recurren al emperador Carlos V, legítimo dueño de la Mezquita. El emperador les hace caso y ordena que se construya. Después se arrepintió, cuando vio lo que habían hecho… En consecuencia, la Mezquita tiene un origen del Estado, es pública. Por tanto, la apropiación utilizando una ley de Aznar que empeoraba una de Franco -porque Franco, cuando hace la primera ley hipotecaria, prohíbe que se inmatriculen las iglesias. Sabía muy bien que eran propiedad del Estado. O sea, estamos ante un caso de expolio, eso sí, con la ley en la mano.

– PSOE y Podemos se acercan a un acuerdo de Gobierno en Castilla-La Mancha en buena medida similar a otros pactos a escala local, corroborado por el 78% de las bases de Podemos en esa Comunidad Autónoma. El acuerdo colocaría a Podemos en una posición subalterna en este caso, y ha sido muy contestado desde el sector anticapitalista andaluz. ¿Qué opinión le merece esta decisión?

Es una decisión que toman dos partidos en los que yo no milito, en consecuencia, no quiero injerir. Sí sé que un pacto parecido que hizo Izquierda Unida y que salió muy mal yo lo censuré y lo critiqué, porque entendí que no había garantías de que se pudiese cumplir, etc. Por tanto, me refiero a un hecho pasado que -más o menos- puede marcar mi opinión, pero no quiero inmiscuirme en la decisión de dos partidos a los cuales no pertenezco.

– ¿Cree que la elección de Pedro Sánchez como Secretario General cambiará en algo la política demostrada por el PSOE tanto en el Congreso como en el Parlamento Europeo u otras cámaras?

Depende, porque ahora tenemos más que evidencias de que Pedro Sánchez tiene más que una fuerte oposición en Andalucía, y detrás de Andalucía los “barones”, y detrás de los “barones” Felipe González. El hecho de que él haya dicho que concibe una España plurinacional -que por otra parte, es una cosa muy corriente, como han puesto de manifiesto la presidenta andaluza y detrás los “barones”- implica que el señor Sánchez todavía no ha ganado la batalla. En consecuencia, esperemos a ver qué es lo que pasa.

– ¿Podemos olvidarnos de la posibilidad de una moción de censura contra el Gobierno Rajoy o aún es factible antes de que concluya la legislatura?

Las mociones de censura me parecen en estos momentos juegos florales. Creo que, en este momento, abrir una moción de censura es jugar a las casitas. Lo que hay que organizar a la ciudadanía con programas. Es decir, ya no vale hablar de “cambio”. Hay que decir “si gobierno voy a hacer estas leyes en beneficio de la mayoría”. La oposición, y si es la oposición de izquierdas, se tiene que dejar de gambeteos y de juegos de salón. Tiene que plantearle a la gente qué leyes va a aprobar en beneficio de la inmensa mayoría. Y entonces, va a conseguir la fuerza suficiente en la calle, que será la mejor de las mociones de censura.

– Aunque la situación es urgente. Habría que esperar a que terminase la legislatura…

¿Usted cree que con los juegos de mociones de censura vamos a ir a algún sitio? No la van a ganar. Se van a coaligar los demás, incluso los propios partidos catalanes, porque aquí juegan los intereses de clase, y está la derecha catalana que apoya a la derecha del PP y a Ciudadanos que es la derecha. Y no digamos el PNV, que ha ido demostrando que apoya las medidas del Gobierno. Por tanto, hablar ahora de mociones de censura es hablar de juegos florales.

– Según la EPA, el número de parados en España se sitúa por debajo de los 4 millones de personas por vez primera en muchos años. Desde los sindicatos y la oposición se señala la precarización del empleo como el principal motivo para el maquillaje de las cifras.

Hay que leer los datos, porque el señor Rajoy vende humo, claro, y la gente se lo compra, y los periódicos también. Usted sabe que las encuestas se hacen teniendo en cuenta el registro que en el INEM hay de la gente que se apunta. Según los que se apuntan tenemos el número de parados. Pues en los últimos años se han dejado de apuntar 760.000 parados. Es decir, que cuando yo hago la relación entre puestos de trabajo, casi todos precarios y temporales, no tengo en cuenta que han desaparecido del minuendo 760.000 puestos de trabajo… porque están cansados, están desactivados, en fin, no tienen interés. Esa es la realidad de los números, pero esa no se dice.

Y hay un reparto de las horas de trabajo. Más gente trabajando pero menos cantidad de horas de trabajo.

Eso son también florituras. Con la Constitución en la mano, los españoles tenemos derecho a un puesto de trabajo. En la solemne declaración de derechos humanos, en el artículo 22 o 23 se habla de que tenemos derecho a un puesto de trabajo. Un puesto de trabajo digno, pero estos son, en su inmensa mayoría, puestos de trabajo basura. Causaría vergüenza ajena que, en pleno siglo XXI, tengamos estos puestos de trabajo por dos horas, por tres horas. Es una auténtica indignidad, pero, mientras una parte de la población trague y calle, muy bien.

-Y son mayoritariamente los jóvenes…

Bueno, si la gente joven no es capaz de luchar… No digo que se lancen a la calle sin motivo, sino, simplemente, que se pongan ya a pensar.

– Otro asunto del que no se habla mucho en tertulias de -llamémosle izquierda- es el creciente endeudamiento de Estado en las dos últimas legislaturas. Estábamos en poco más del 30% del PIB y, con la absorción de deuda privada hemos pasado del 100% del PIB. Y tenemos el antecedente de Grecia, donde Syriza no ha podido hacer prácticamente nada y gobierna con las manos atadas y el chantaje del endeudamiento. ¿Cree que se puede pagar esta deuda?

Dos cosas. La primera, que Siriza tiene su responsabilidad política. Porque un gobernante serio, y Syriza no lo ha sido, no convoca un referéndum a su pueblo, para llevarlo después al matadero, salvo que tengas preparado el plan alternativo, y no lo tenía. En consecuencia, Syriza es el ejemplo de lo que la izquierda no puede hacer nunca. Ha sido un auténtico disparate, y ha llevado a estas consecuencias. Syriza es el responsable último de lo que ha ocurrido en Grecia.

La deuda se expresa como consecuencia de que los gobiernos de derechas, y algunos socialdemócratas, han bajado la línea impositiva, no han querido que paguen los ricos, han defendido que haya exenciones fiscales, y un largo etcétera. Naturalmente, al bajar los ingresos de los Estados, los gobiernos necesitan dinero y entonces se endeudan. Pero el problema del endeudamiento tiene una cara oculta que conviene decir a los ciudadanos. Antes del Tratado de Maastricht, antes de la Unión Europea, los estados podían emitir deuda cuando tenían que hacer cosas, y le pedían el dinero prestado a sus bancos: el gobierno español le pedía prestado el dinero al Banco de España, el gobierno francés al Banco de Francia, sin apenas intereses. El Tratado de Maastricht le prohibió a los gobiernos pedirle dinero a sus bancos, y les dijo que tenían que pedir el dinero a la banca privada. La consecuencia entre unos intereses cercanos a cero y al 4, 5, 6 o 7% que se paga a la banca privada indica que esa concepción de la UE estaba diseñada para los grandes bancos. Ese es el fracaso de la UE según el modelo Maastricht.

Hay una deuda que no se puede pagar, se pongan como se pongan. No se puede pagar, simplemente es impagable. Que debamos más de un billón de deuda pública, que es un poco más del 100% del PIB nos demuestra algo que yo diría que es espantoso. El gobierno español todos los días paga 105 millones de euros en concepto de intereses de deuda. ¿Y qué ocurre? Que cuando el gobierno español pone en circulación más deuda, casi el 50% de esa deuda, por no decir el 60% es para pagar esos intereses, no ara hacer cosas, que solo le puede dedicar un 40%. este es el disparate en el que estamos metidos, y que, muchas veces, los medios de comunicación no explican a la gente, ni los comentaristas ni los tertulianos.

– Es un monstruo que va engordando, que se va retroalimentando solo

Sí. Pero el problema es que no se informa a la gente. A las fuerzas políticas les diría que hiciesen actos políticos informativos -nada de mítines ni de griterío- explicando con octavillas a la gente estos datos.

– El año pasado, un estudio de la Universidad de Oxford situó a España como el país europeo con los medios de comunicación menos creíbles de todos los participantes. A pesar de que los ciudadanos españoles eran los más interesados en las noticias (84%), sólo el 34% confía en las empresas de comunicación. ¿Necesitamos una Ley de Medios para avanzar en la democratización de la información?

Necesitamos, para empezar, vergüenza y ética. Necesitamos periodistas con deontología profesional y con vergüenza profesional. Lo que ocurre -voy a defender a los periodistas- es que todos tenemos la “manía” de comer. Los periodistas son unos asalariados en unas empresas que deben dinero a la banca y deben favores a los gobiernos de turno y que publican en sus medios de comunicación la propaganda institucional. El caso más desvergonzado de manipulación informativa, y poco atribuible a los periodistas, salvo algún que otro tertuliano que llegan ya al colmo del cinismo, lo tenemos en el caso de Venezuela. Acabo de ver ciertas informaciones en las que se dice que en Venezuela solamente ha votado el 41% de la población. Bien, es que los otros no han querido votar. Pero, por ejemplo, en las elecciones en las que salió elegido el presidente Obama había 215 millones de votantes, el cuerpo electoral de Estados Unidos. En este país, para poder votar hay que apuntarse, y se apuntaron 165 millones y votaron 60 millones. Es decir, que Obama fue elegido con el 27% de los posibles votantes estadounidenses, y esto no se dice. Cuando se informa de estas cosas, a la gente hay que darle -aunque uno sea partidario de Maduro, o no lo sea- información, y no propaganda. Esto me recuerda al ministro de propaganda de Adolf Hitler, Joseph Goebbles, quien mantenía un tipo de política informativa parecida a esta.

– Hace meses de la Asamblea Constituyente en Venezuela que hizo frente a las manifestaciones violentas de la oposición emprendidas desde abril con una alta participación a pesar de las intimidaciones desde el interior y exterior de el país... En el marco de esta convocatoria, el ex-presidente Felipe González cruzó otra línea roja legitimando la desobediencia de los militares o -en otras palabras- la posibilidad de un golpe de estado militar. ¿Qué le parece la postura de González? ¿Cree que la Constituyente puede ser eficaz contra los intentos desestabilizadores que se suceden desde todos los frentes?

Algún día, el pueblo español sabrá de la catadura moral y política de Don Felipe González Márquez. Porque, un señor que silencia los muertos de su amigo y correligionario presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez, es cómplice por silencio. Un señor que apoya la guerra en el Golfo Pérsico es responsable. Un señor que estuvo de acuerdo con la masacre de Yugoslavia es responsable. Es decir, cuando un gobernante supuestamente democrático incita a un golpe de Estado, está conculcando la democracia y está mostrando su auténtica catadura, cuál es su carnet de identidad.

– ¿Cree que podemos establecer un paralelismo entre el sabotaje interno y externo que padeció el gobierno de Salvador Allende en Chile y el que sufre hoy la Venezuela de Chávez y Maduro?

Claro. Es el mismo proceso. El mismo proceso que en Brasil también, solo que se ha hecho de otra manera. Un golpe de estado -diríamos- blando, teniendo como aliados a los jueces brasileños, que también están metidos de coz y hoz en la corrupción. Es lo que se intentó con Correa, o con Evo Morales, o con Nicaragua… La población debe darse cuenta que hay un incitador del golpismo, que se llama Estados Unidos de América, y yo no soy antiamericano, soy anti-política colonial de los Estados Unidos, país que se ha pasado por el arco del triunfo las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde se ha condenado 27 veces el bloqueo a Cuba, etc. Estamos ante una reedición del golpe de Estado de Chile, eso lo sabemos, cuál es la índole del gobierno estadounidense y los intereses que representa. No nos llamamos a escándalo, simplemente decimos las cosas por su nombre.

– En cuanto al actual modelo europeo, el modelo monetario de la Unión Europea -ya sabemos que está radicalmente en desacuerdo- ¿Qué modelo alternativo recomendaría?

Para empezar a hablar de la Unión Europea hay que empezar a desmontar todo esto que se ha hecho. Con el actual modelo no hay absolutamente ninguna solución. No voy a hablar ahora desde mi posición de izquierdas. Bastaría con que cogiésemos materiales anteriores al Tratado de Maastricht. Hay materiales de este tratado, como, por ejemplo, la reunión que se llamó “Les Assises de Roma”, del año 1992, donde hay documentación que hablaba de una Europa de la cohesión económica y social; hay una carta social europea de 1961… es decir, que hay documentos todavía en vigor que plantean la política social, pero no se pueden desarrollar mientras exista esta Unión Europea. En consecuencia, aunque sea muy difícil -no podemos liarnos la manta a la cabeza, los españoles deben saber que con esta UE no hay en absoluto ninguna solución a sus problemas. Otra cosa es como se aborda, como nos enfrentamos a eso, teniendo en cuenta la experiencia de lo que pasó en Grecia, pero -desde luego- con la actual UE, no hay solución alguna.

– Viendo los recientes logros económicos y sociales de nuestro vecino Portugal, del que tampoco se habla nada o casi nada últimamente ¿cree que el modelo de “coalición de izquierdas” que gobierna pudiera ser extrapolable a España?

A mi las coaliciones y los nombres me importan un pito. Es una “coalición de izquierdas” pero ¿Qué es lo que hace? Yo ya paso de los nombres, aunque soy de izquierdas, soy comunista, del PCE y de Izquierda Unida, pero creo que los hombres y las mujeres de izquierdas tenemos que demostrar que lo somos en los hechos, en lo que hagamos en nuestra vida privada, y si gobernamos en lo que hagamos en el Gobierno. Por tanto, si lo que se está haciendo en Portugal está bien hecho, es algo que podíamos ver si se puede aplicar aquí. Pero dejémonos de “coaliciones de izquierdas”, no nos fiemos de los nombres, sino de los hechos. Cuando gobierne la izquierda ¿Qué es lo que va a hacer? Que vaya a gobernar “la izquierda” me deja ya frío, porque es España ha habido muchas sorpresas y muchos engaños desde algunas supuestas izquierdas.

– Pero quizás, lo trágico sea que ni siquiera estemos al corriente de las medidas concretas que se están llevando a cabo en Portugal.

Es también la razón de que en España tengamos Venezuela a todas horas y en algunos informativos de la televisión no haya nada más que accidentes. Esto parece “El Caso”. Somos quizás uno de los países peor informados. Estamos muy bien informados del tiempo que hace y de cosas de fútbol. Es decir, esta es una época de información que me recuerda muchísimo a la época de Franco. Muchísimo.

Fuente: http://paradigmamedia.org/entrevista-a-julio-anguita-esta-es-una-epoca-d...

Publicado en octubre de 2017 en el Número 7 de la edición impresa del Periódico Paradigma Media Andalucía.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .