Memória Histórica

El derrotismo en la guerra civil

El Diccionario de la Real Academia entiende por derrotismo “la tendencia a propagar el desaliento en el propio país con noticias o ideas pesimistas acerca del resultado de una guerra o, por extensión, acerca de cualquier otra empresa”. En todas las guerras, los gobiernos y ejércitos han perseguido con dureza a los derrotistas. La República estableció el derrotismo como delito en un decreto de 22 de junio de 1937.

Jacinta Aparicio Montero, maestra nacional

Jacinta Aparicio Montero era una maestra nacional destinada en San Juan de Priorio-Oviedo. Participó en la Revolución de 1934 y por eso fue represaliada. En abril de 1936 entró en la Asociación de Trabajadores de la Enseñanza de la UGT de Asturias. Cuando cayó Asturias en manos de las tropas franquistas sería detenida. Fue sometida a un Consejo de Guerra el 21 de febrero de 1938 por el Tribunal Militar Permanente nº3. Allí fue condenada a muerte pero se le conmutó la pena por otra de 30 años de reclusión. En ese tiempo tenía 45 años.

Páginas