Opinión

Desde 1492 hasta 2018 sólo cambiaron los métodos, su aberrante maldad y malicia es la misma

Básicamente nada ha cambiado  en esa vieja, destartalada moralmente y violenta Europa. Esta tan íntimamente penetrada esa maldad e instinto criminal en sus genes malignos, y que los induce al robo, asesinato, despojo y vicios pervertidos e invasiones, que hasta sus herederos anglosajones en el continente Abya Yala están contaminados a muerte de ese mal. Tal como lo demuestran EEUU y Canadá, en sus apetencias imperialistas  y genocidas.

La gran estafa de la democracia costarricense

Nadie está contra el sistema; sí contra la  vieja táctica del secuestro de la democracia, que ha hecho estragos en las finanzas de todos y engañado la conciencia de la ciudadanía honesta,  pero no se desanime.
 
Igual sucedió en América Latina cuando las familias más preponderantes nos vendieron la democracia representativa como la opción más acabada del bipartidismo y la convivencia social. Elegimos gobernantes, diputados, magistrados, ediles, etc., recomendados por comerciantes, banqueros, exportadores, etc., que sí conocen a su “gente”.

Páginas

Suscribirse a Opinión