Opinión

Qué nos enseña el escándalo de Fernández Díaz y Daniel de Alfonso sobre la lucha contra la corrupción

Qué nos enseña el escándalo de Fernández Díaz y Daniel de Alfonso sobre la lucha contra la corrupción
 
"La falta de ética no está recogida en la ley como motivo de cese"
(Daniel de Alfonso en su comparecencia en el Parlament)
 
A propósito del escándalo protagonizado por el director de la Oficina Antifraude de la Generalitat y el Ministro del Interior: la importancia del anonimato para proteger a alertadores de casos de corrupción.
 
Antecedentes:

España, Cuba y la tortura del aire acondicionado

La Coordinadora para la Prevención de la Tortura ha denunciado que, en 2015, 232 personas fueron víctimas de maltratos o torturas por parte de cuerpos policiales españoles (1). El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a España en 8 ocasiones (2). Pero, salvo excepciones, los grandes medios silencian estas informaciones. Mientras, en sus páginas leemos las hilarantes declaraciones del “disidente” cubano Guillermo Fariñas, quien acusaba a su gobierno de torturar a los detenidos poniéndoles muy frío el aire acondicionado (3).

El escenario de "La batalla de las ideas"

Los científicos sociales cubanos vienen advirtiendo en las últimas décadas acerca de los cambios observables en la sociedad cubana inducidos por la crisis de los noventa, las estrategias implementadas para salir de la crisis y los procesos de reformas en curso. Entre estos cambios se destacan los referidos a la estructura social –demográfica, socio clasista, ocupacional, de ingreso, de estatus, etc.-, a la instauración de un mayor patrón de desigualdad y al incremento de la población en situación de riesgo.

Los españoles rechazan el cambio político

La resistencia de Mariano Rajoy se ha mostrado una vez más la estrategia acertada. El PP es el partido que más crece en las elecciones generales celebradas este domingo, al pasar de 123 a 137 escaños y superar la barrera del 33% de apoyo electoral, según los datos con el 100% escrutado. La ventaja sobre la segunda fuerza, que hace seis meses era de 33 diputados, ha crecido ahora hasta los 52.

Un pacto de PP con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria lograría 175 diputados, a uno de la mayoría absoluta.

Páginas

Suscribirse a Opinión