'Mireia Biosca: 'Israel trata de limpiar su imagen mientras sigue masacrando al pueblo palestino'

Mireia Biosca, del movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) del País Valenci

El pasado 31 de mayo, el Ayuntamiento de Valencia se declaró Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI). Este acuerdo es sinónimo de adherirse  al movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) al Estado de Israel, que reclama que Israel cumpla con el Derecho Internacional y los principios universales de los Derechos Humanos. “Lo que estamos pidiendo es tan simple como que se cumplan las resoluciones de la ONU”, defiende Mireia Biosca, activista veterana del BDS País Valencià, desde donde se ha impulsado esta moción tras años de trabajo.

"Aunque se haya convertido en una cuestión humanitaria, es una cuestión política la que había que resolver y se decide que sea por medio del boicot"

¿Cómo nace el BDS?

El movimiento BDS es una respuesta del pueblo palestino en el 2005. Viendo que todas las negociaciones con Israel no llegan a ningún término y que los acuerdos que firma Israel ante la ONU son incumplidos sistemáticamente, el pueblo palestino decide que la vía institucional de resoluciones no es efectiva. Y deciden buscar otra vía para conseguir el apoyo internacional ante las matanzas continuas en Palestina. Copian un poco la propuesta que ya se hizo en la Sudáfrica del apartheid y se juntan 170 organizaciones palestinas para pedir el boicot de la comunidad internacional a Israel. Desde ahí, empiezan a hacer un llamamiento para que el resto de los Estados se sumen y comience a haber comités de BDS en el mundo.

Para nosotras, lo positivo que tiene esto a nivel de cooperación internacional es que no es una respuesta desde Occidente, sino que es una respuesta del propio pueblo oprimido que dice “la manera es esta”. Al final, esto no es una cuestión humanitaria, aunque se haya convertido en tal, sino que aquí había una cuestión política detrás que había que resolver y se decide que sea por medio del boicot.

La estrategia de boicot fue fundamental para tumbar el régimen de apartheid de Sudáfrica. ¿Crees que en Palestina basta con el boicot  para acabar con la ocupación Israelí?

Para nosotras el BDS tiene tres objetivos que parecen fáciles pero evidentemente no lo son. El primero es el desmantelamiento del muro del apartheid y el retorno a las fronteras del 67. El segundo es el fin del apartheid tanto en Palestina como en Israel y el tercero es el derecho al retorno. Y ya te digo, estos tres objetivos son tres resoluciones de la ONU. Es decir, no son nada revolucionario ni fuera de las normas. Y desde el BDS lo que decimos es: una vez consigamos eso, y conseguir eso supone el fin de la masacre del pueblo palestino, será momento de que Palestina e Israel se sienten y vean como construyen sus Estados.

Nosotras siempre ponemos este símil: ante una mujer agredida, tú no haces que se siente con su agresor. Primero, paremos la agresión, paremos la violencia, trabajemos con el agresor. Y ya después, podemos empezar a hablar. Esto es igual. Desde el BDS no es que consideremos que con el boicot vayamos a conseguir la autodeterminación del pueblo palestino y el fin de la violencia, pero es la primera acción para conseguir que esto acabe y luego ya podamos hablar de lo demás.

Seguramente el boicot no es la única estrategia, pero es la que más visibilidad nos da y nos permite incidir en que las resoluciones de la ONU se cumplan y al menos acabe la violencia. Y el segundo paso ya verán los palestinos, que son los que lo tienen que decidir.

El pasado 31 de mayo el Ayuntamiento de Valencia aprobó la moción que le declaraba Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI). ¿Qué supone esto a efectos prácticos?

A efectos prácticos es que el ayuntamiento decida hacer únicamente contratos y acuerdos con empresas que defiendan los Derechos Humanos. En la práctica significa trabajar cada vez más con empresas que no estén siendo cómplices del apartheid y del genocidio que está ocurriendo en Palestina.

Nuestra idea no era únicamente aprobar la moción y ya está. Hay una parte simbólica, pero también hay una práctica que se tiene que cumplir. Desde el BDS estamos viendo cómo trabajamos con los ayuntamientos para apoyarles en ese sentido y llevarlo a la práctica aunque sea difícil. Esto es lo mínimo, y luego empezamos a trabajar hasta dónde podamos llegar.

Este año se cumplen 70 años de la Nakba e Israel continúa vulnerando los Derechos Humano e incumpliendo las resoluciones de la ONU. ¿Por qué goza de esta impunidad a nivel institucional y global?

Eso es lo que nos gustaría saber a nosotras. Para mí no es casual que cuando se cumplen 70 años de la Nakba y del inicio de la limpieza étnica, Israel gane eurovisión y Trump decida poner la embajada en Jerusalén saltándose todos los acuerdos internacionales. Al final, Israel es un Estado súper pequeñito pero con un poder económico muy grande.

Es un país que está en un lugar estratégico a nivel internacional y a EEUU y grandes potencias de Europa les interesa que Israel continúe estando allí. Porque saben que con Israel van a poder negociar y, sin embargo, si eso fuera Palestina a lo mejor la negociación sería mucho más complicada. Es darse cuenta de cómo a las potencias internacionales solo les interesa el territorio y los recursos que hay ahí, aunque eso suponga crear guerras ficticias y masacrar a la gente.

"Nosotras siempre ponemos este símil: ante una mujer agredida, tú no haces que se siente con su agresor. Primero, paremos la agresión y ya después, podemos empezar a hablar. El caso de Israel y Palestina es igual"

¿Qué supone que el año que viene Eurovisión se celebre en la Jerusalén  ocupada? ¿Qué poder de actuación tiene ahí el BDS?

Desde el BDS estamos en relación a nivel estatal con la RESCOP, que es la red de solidaridad con el pueblo palestino donde están todas las organizaciones de España. Y desde la RESCOP nos relacionamos con toda Europa con el BNC, que es nuestro comité a nivel europeo. Entonces entiendo que el BNC y luego la RESCOP tendrán que hacer una reflexión de cómo trabajan este tema. Pero hay una línea muy clara: primero conseguir que los Estados no participen en el festival, y evidentemente toda una campaña para conseguir evitar que el festival sea en Jerusalén.

Al final, que se celebre en Jerusalén es el facto de decir que la capital de Israel es Jerusalén, cuando no es así y hay un acuerdo internacional que lo dice muy claro, pero tendría que ir mucho más allá. Para mí es igualmente boicoteable si ahora se decide que se celebra en Tel Aviv, porque de todos modos se trata de ir a un  Estado que es un Estado genocida. Tú no puedes normalizar a nivel internacional un Estado que no es normal y que se ha construido bajo el genocidio de todo otro pueblo.

¿Qué influencia tiene el lobby sionista en el Estado Español?

Pues a nivel estatal ya hemos denunciado a ACOM (Acción y Comunicación sobre Oriente Medio) por organización de extrema derecha. Porque sus prácticas son las que son. Pero al final, el lobby sionista está muy impregnado en las cúpulas del poder empresarial y desde ahí es muy fácil mover los hilos.

El día de antes de la aprobación de la moción en el Ayuntamiento, el lobby sionista se atrevió a mandar una carta a la concejala y al secretario general del pleno, amenazándoles de que lo que iban a votar era anticonstitucional, que no lo es, y pidiendo que se retirase la moción. Tú no pides eso si no tienes un poder detrás y eres relevante para el Estado.

"Israel es también el país con mayor número de parques naturales. Pero, ¿dónde están construidos? Lo que había debajo son cimientos del pueblo palestino"

Lo vimos con la canción feminista de Eurovisión o con la constitución de Israel como estado LGTBI. ¿Cómo está utilizando Israel estas estrategias de lavado de cara?

Lo de Eurovisión puede parecer una anécdota, pero no lo es. Han cogido todas las políticas de inclusión que te podías imaginar y las has puesto en una sola persona. Es una canción feminista, contra el bullying y de una persona que no cumple los cánones de belleza estipulados, todo para demostrar que Israel es una país abierto y diverso. Para ellos no es más que una limpieza de cara para mostrarse como un país abierto, demócrata, lo más occidental de Oriente y que defiende los derechos de las personas LGTB. Pero habría que preguntar como están las personas LGTB palestinas en Israel. Porque evidentemente están en un segundo nivel. No porque sean LGTB, sino porque son palestinas.

No es solo el feminismo o el LGTB, Israel es también el país con mayor número de parques naturales. Pero, ¿dónde está construido ese parque natural? Lo que había debajo son cimientos del pueblo palestino. Por tanto, Israel está aprovechándose de ciertos valores para limpiar su cara, mientras continúa masacrando al pueblo palestino. Ellos van cogiendo estrategias que evidentemente defendemos desde aquí. Claro que apostamos por ciudades mucho mas verdes, por ciudades feministas y por ciudades LGTB, pero también que defiendan a sus vecinos y vecinas y que no masacren. Y esa parte Israel no la está cumpliendo.

Fuente: El Salto

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación