James Petras: Militares yanquis en Uruguay: “Más presencia norteamericana, menos democracia”

08/11/2018

En el semanal contacto de James Petras con Radio CX36, de Uruguay, habló esta semana de la presencia yanqui en Uruguay en función de dar seguridad a la reunión del G20 en Argentina.

Pregunta: Acá hay polémica porque a fines de mes se hace la Cumbre del G20 en Argentina y con ese motivo el gobierno uruguayo pidió al Parlamento autorización para cumplir con el pedido de la Oficina de Cooperación de Defensa de la Embajada de EEUU, que solicita el ingreso de 8 aeronaves de la fuerza aérea y unos 400 efectivos entre civiles y militares. Dicen que van a dar apoyo logístico y seguridad a la delegación de EEUU que viene a la Cumbre. ¿Qué características tienen estas tropas? ¿Qué militares pueden esperarse?

James Petras: Es parte de la práctica de Trump ampliar la presencia en América Latina y fortalecer los lazos entre el Pentágono y los militares latinoamericanos. Como han construido siete bases en Colombia, está influyendo poderosamente con Jair Bolsonaro en Brasil; con Chile también hay colaboración; y podríamos decir que es un cerco a América Latina que tiene la presión norteamericana. Ahora colaboran con gobiernos elegidos, pero la militarización de los países y la afiliación con Washington, podría precipitar golpes de Estado como ya hemos visto en el pasado.
Es un peligro tratar de atraer a Washington y fortalecer los gobiernos electorales, es una apuesta peligrosa. Más presencia norteamericana, menos democracia.

DM: ¿Usted cree que esto es parte de una política para que se queden tropas norteamericanas aquí?

JP: Si. Es cierto.
Son pasos, primero logran que los inviten y después se quedan. Es como un huésped que tu invitas a pasar la noche y se queda el tiempo que quiere ocupando un dormitorio, cocinando su propia comida y tomando control de todas las funciones de la casa.
Lo mismo es con la presencia militar.
Primero van por invitación, después firman acuerdos, después instalan bases y se meten en el Ministerio de Defensa, y las cosas marchan en un proceso que es de cada vez más incremento de la presencia norteamericana hasta que quedan al lado de los Presidentes asesorándolos sobre lo que deben hacer y lo que no, respecto a las políticas exteriores.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación