Malditas zabandijas

Lo bueno de ser un simple mortal, es que se pueden decir las cosas sin ningún freno, expresando así la opinión propia y la de otros, que por diferentes motivos no la pueden expresar.

     La oligarquía rastrera colombiana y su gobierno  servil al sionismo genocida yanqui, no tiene límites de bajeza y miseria. A esas lacras, no les importa para nada el destino y la precariedad de millones de colombianos pobres que viven en los campos y cinturones de miseria en esa Colombia racista y discriminatoria. Menos aun,  les importa la vida de los millones de colombianos que se vieron obligados a huir aterrorizados y hambrientos a otras naciones, en procura de vida, salud, educación y paz.  Una huida masiva, impulsada por el terrorismo de estado  que impone el uso del ejército de Colombia, su policía y las bandas de paramilitares mercenarios asesinos que se han puesto al servicio de las transnacionales expoliadoras y de la misma oligarquía degenerada, narco-sádica y genocida.

    Jamás se ha visto preocupación en los gobiernos oligarcas de esa Colombia arrodillada oligárquica por el dolor y miseria de su pueblo. Tan es así, que en la goajira colombiana el pueblo indígena se muere de hambre, sed y enfermedades, al igual que en todo el campo colombiano y a su gobierno no le importa un carajo eso. Ni siquiera se dignan en mencionar para nada tal desgracia, hasta la hacen invisible y usan sus medios cómplices de des-comunicación para que ese horror y tragedia diaria no se sepa en el mundo e incluso dentro de la misma Colombia.

    Mientras las bandas criminales y mafias  asesinas y ladronas al servicio de esa oligarquía y su amo Sion yanqui se beneficiaban de la desgracia y desangre de la economía venezolana o ecuatoriana, ese gobierno maldito colombiano nunca comentó o hizo nada para impedir tal crimen. Cada vez que se le increpa  sobre ese asunto, asume evasivas y discursos banales, para seguir permitiendo que todo siga igual.

    Basta que el gobierno venezolano en una acción soberana y apropiada, para no  permitir ese desangramiento económico y humano – sicariato comercial-, para que esas malayas lacras de gobierno - como los anteriores en su momento- de Juan Manuel Santos y su aberración de canciller la baratija Olguín,  asuman posiciones de defensa,  bajo la excusa de libertad de comercio.  No es la primera vez (y no será la ultima) que acuso a ese bodrio del gobierno de Colombia, de ser enemigos jurados de nuestra patria. Jamás esos gusanos oligarcas–gobierno, han hecho nada desinteresadamente por tener buenas relaciones de respeto con Venezuela. Siempre en ellos, ha privado la envidia, el celo, la mediocridad y las apetencias de riquezas fáciles. De hecho, han entregado todo, absolutamente todo el territorio colombiano, al enemigo natural y mayor de Venezuela; que es el sionismo yanqui invasor y ladrón. La oligarquía narco colombiana ha hecho de Colombia, un inmenso portaaviones del imperio Sion yanqui. Desde esas bases, se implementan todas las estrategias de ataque criminal, paramilitar, hamponiles y de trafico de drogas contra Venezuela  ¿Qué se puede esperar de gobiernos oligarcas, si ni siquiera  hacen nada por defender los derechos humanos y legales de su propio pueblo? Saben Uds. que en Colombia los invasores yanquis han violado miles de niñas, mujeres y jóvenes y la justicia colombiana no puede hacer nada por que el imperio son yanqui les impide juzgar a ningún estadounidense sin importar el delito. Eso no es invención: es lo que contempla la relación (Acuerdo) de subyugación de Colombia a Estados Unidos. En Colombia, cualquier territorio apetecido por las transnacionales Sion capitalistas, es desalojado a la fuerza de sus habitantes legítimos sin indemnización ninguna.  Es muy seguido ver, el espectáculo de represión, muerte y despojo que se vive en Colombia por parte las fuerzas militares, policiales o narco paramilitares al servicio del capital depredador, contra la población pobre. Incluso hay empresas que han creado sus propios cementerios clandestinos (Coca Cola). Presidentes,  como Álvaro Uribe Vélez y el mismo Juan M Santos. Que fueron sus precursores genocidas (La Macarena, Piñuña Blanco, putumayo)

    Nada sucede en Venezuela de forma económica, política y delincuencial, que no tenga relación  con la oligarquía gobernante de Colombia y su amo Sion yanqui.  Todo es parte de un gran plan para sembrar a esta patria de Bolívar de muerte, terror, sangre y odio, tal como es hoy Colombia o México o el propio Estados Unidos.  Se puede decir que la oligarquía colombiana y sus gobiernos, son los grandes sicarios del Sion imperio yanqui en nuestra región. Ojala y el pueblo colombiano,  al fin pierda el miedo y acabe con esa pesadilla mortal que es  la opresión de la oligarquía gobernante en Colombia. Ojala. Mientras tanto, considero muy necesario y estratégico mantener cerradas las fronteras con esa nación fallida.  Es el mejor regalo a la nación y pueblo de Venezuela.

¡VENCEREMOS!

*Abogado con Patria

Javierdelvallemonagas@gmail.com

http://planetaenpeligro.blogspot.com/2016/12/malditas-zabandijas-del-gobierno.html

Por favor ayude a difundir este blog  para enfrentar a la matriz des-informadora de la derecha. Dale me gusta al blog

Twitter: @javiermonagasm

Face: javiermonagasm

VISITA:  https://www.facebook.com/LiberacionYAntiColonialismo

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .