EE.UU.: y ahora lo que viene

 La hora ha llegado.

Los líderes económicos ya no necesitan hoy buscar títeres políticos para que les hagan sus antojos legislativos.  Hoy simplemente compran, sobornan o mienten su marcha al centro del poder politico.
El desaparecido Eldridge Cleaver, que fue Ministro de Información del Partido de las Panteras Negras, dijo una vez que cuando el fascismo llegue a los Estados Unidos de Norteamérica, no va a necesitar una swastika; el fascismo llegará cantando Yankee Doodle Dandy – y ondeando banderas Norteamericanas.

¿Qué es el fascismo?

La definición política popular sostiene que el fascismo es la unión de las corporaciones financieras y el Estado.
Llevados por un miedo aterrador y por su brutal ignorancia, los votantes de los Estados Unidos de Norteamérica han optado por una nueva realidad política.
Y aún cuando parecía que el Partido Republicano iba rumbo a su propia destrucción, los Demócratas perdieron lo que incialmente parecía una victoria segura.

El Partido Demócrata, que, por sus líderes, aseguró el fracaso del candidato insurgente, el Senador Bernie Sanders, quizás también aseguró la derrota al optar por otro Clinton, nombre que es recordado por el desastrozo impacto económico contra las clases obreras  del Tratado Norteamericano de Libre Comercio, NAFTA, (sigla del inglés North American Free Trade Agreement).
NAFTA presagia la derrota de alguien con el nombre Clinton en áreas electorales con alto número de obreros, como Ohio, Míchigan y Pensilvania. Irónicamente, muchos de los que votaron por Trump fueron beneficiarios de la Ley Contra el Crimen, de Bill Clinton, que estableció docenas de cárceles en áreas rurales poco pobladas de Pensilvania, incluso convirtiéndose en los más grandes empleadores en algunos condados. Yo apuesto que más del 90% de los guardias de las cárceles votaron no por la familia que les dió trabajo para toda la vida (Clinton), sino por su oponente: ¡Donald Trump!.

Ni siquiera el Presidente Barack Obama, personalmente muy popular, pudo ayudar a Hillary Clinton a cruzar la recta final, porque su prestigio político no llegaba tan lejos.

Bienvenidos al Nuevo Fascismo – una vez desencadenado se convertirá en las fuerzas más racistas, más perversas y más nacionalistas en los Estados Unidos.

Éso es lo que  “Primero los Estados Unidos”, (“America First”), realmente significa.
(Imagine, ¿quién es el último?)

“Nuevo Fascismo”– también conocido como, Trumpismo.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .