Contra la corruPPción

La tristeza y la indignación se desborda. El Partido Popular está podrido, los casos de corrupción en esta organización criminal se reproducen cada semana, a veces día a día, cada hora, con nuevos y más altos dirigentes peperos implicados en hechos de enriquecimiento ilícito, de financiación irregular y de saquear lo público, lo de todas y todos.
 
Al principio de esta semana, Luis Bárcenas, el exgerente-tesorero del PP, compareció en la Comisión que se ha creado en el Congreso de los Diputados, para investigar la presunta financiación ilegal del PP y depurar las posibles responsabilidades políticas. Luis, “el cabrón”, fiel a la antigua recomendación de Mariano Rajoy, fue “fuerte” y la ley de la boca cerrada imperó en su comparecencia. Sus silencios clamorosos hablaron más que mil palabras, todo parecía pactado para proteger a Mariano, manteniendo en la más absoluta impunidad al actual presidente del gobierno de nuestro país.
 
En diferentes autos judiciales está constatado que, durante muchos años, el PP ha tenido una doble contabilidad, una caja B donde se ingresaban las mordidas que los empresarios amigos, donantes corruptos, daban en la calle Génova, a cambio de la concesión de obra pública en el Estado, en diferentes regiones o en municipios. Todos los datos conocidos, ponen de manifiesto la existencia de una trama organizada para delinquir, que implica a toda la estructura del Partido Popular. Sí, ese partido que la gente desmemoriada sigue apoyando en las urnas. ¡Más dura será la caída! 
 
Con el dinero negro de las empresas de los corruptos oligarcas donantes (Mercadona, OHL, Sacyr, FCC, Hermanos Cotino,…), el PP ha pagado sobresueldos a sus máximos dirigentes, lo ha utilizado para gastos corrientes del partido (reforma de la sede nacional en la calle Génova, entre otros) y se han financiado irregular e ilegalmente algunas de sus campañas electorales. Estamos ante una situación muy grave, un ataque a la raíz del sistema democrático, quebrantando el patrimonio público y dañando la base misma de la representación política y de la democracia con mayúscula.
 
El hartazgo de la ciudadanía ante esta lacra está provocando que se organicen plataformas como “Albacete contra la corrupción”, destacando su iniciativa del pasado martes, 27 de junio. En esa tarde calurosa, se hizo una cadena humana con el objetivo de denunciar la situación de corrupción que invade al PP y a otros partidos, con las pérdidas de derechos sociales y económicos que ello supone para la sociedad española. Un grupo numeroso de albaceteños y albaceteñas protestamos, en esta singular movilización, uniendo, con la cadena humana, la oficina de Bankia en el Altozano con el edificio del Palacio de Justicia. Al finalizar el acto, desde “Albacete contra la corrupción” se hizo un llamamiento a la unidad, a que la ciudadanía se organice, a que alcemos la voz y nos movilicemos pacífica y democráticamente contra las prácticas corruptas que campan en las instituciones públicas. Es urgente e imprescindible exigir y apoyar la acción de policías, jueces, fiscales y empleados públicos en general, dotándolos de medios y recursos, para que de forma independiente del poder ejecutivo, superen las trabas y dificultades evidentes que encuentran en su trabajo y se pueda perseguir a los corruptos y sus cómplices. Es el momento de la acción de la justicia, de la devolución de lo robado y de la regeneración democrática.

¡Bravo por “Albacete contra la corrupción”! Una iniciativa ciudadana que no está dispuesta a tolerar que prevalezcan las prácticas corruptas en ningún ámbito de la vida pública, ni que se continúe transfiriendo injustamente patrimonio ni dinero público a manos privadas. Estos gestos son una señal de esperanza para seguir con el compromiso de dar la batalla a la corrupción. Es imprescindible que la limpieza y la transparencia sean consustanciales a la actividad política en nuestro país y que la gestión pública sea ejemplar, para evitar que la corrupción continúe haciendo desfalcos en los recursos públicos y siendo cada vez más corrosiva para la democracia.

En fin, esta semana que termina hemos podido comprobar la existencia de dos situaciones contrapuestas. Unos malolientes silencios cómplices de Bárcenas, un peón del régimen corrupto del Partido Popular, frente al gran éxito de la cadena humana de “Albacete contra la corrupción”. El camino está abierto, la democracia está en juego, el despertar conciencias es obligación de todos.
 
Es la hora de la movilización pacífica contra la corruPPción. ¡La lucha sigue!
 
 
La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .