“El factor Venezuela ya se utiliza rumbo al 2018 en México”: Héctor Tenorio, periodista mexicano

Como un veterano reportero, el compa Tenorio guarda las costumbres que todo colega de la vieja guardia deja como sello en el oficio: se duerme tarde, desayuna temprano, no usa grabadora sino libreta y bolígrafo (y muchas veces ni eso, sino los buenos artificios de la memoria) y habla con una voz de locutor añejada por años y años de experiencia con sus respectivas dosis de cajetillas de cigarrillos.

“El factor Venezuela ya se utiliza rumbo al 2018 en México”: Héctor Tenorio, periodista mexicano

Llegó a Caracas a mediados de julio para promover su libro “Prisión, Gloria y Ocaso de Chávez” (“eso del ocaso les hace mucho ruido a los chavistas, me cuenta) que le editó el Instituto Belisario Domínguez, del Senado mexicano y que incluye, además de resumen de la vida política de Chávez, las imágenes del cuestionario que el comandante le respondió por escrito desde la cárcel de Yare tras el intento de golpe del 4 de febrero de 1992, el día en que –sostiene- “se partió la historia de Venezuela”.

El país no le es ajeno. Estuvo del 15 de septiembre de 1992 al 15 de abril de 1993 y después en otra época, del 97 al 98. Pero ahora le esperan nuevas cosas en esta Venezuela ya revolucionada.

Como a muchos colegas confiados más en su buena estrella que en las circunstancias reales de una situación (reportero sin suerte no es reportero), sacó su teléfono en la avenida Fuerzas Armadas una desafortunada tarde de esas en que salen seis muchachos a arrebatar objetos de valor a cualquier potencial víctima. Y ese turno le tocó a la delgada y bajita humanidad del compa Tenorio, quien forcejeó con los delincuentes, persiguió al que le arrebató el teléfono y logró atraparlo y devolverle un poco de su agresión hasta que llegaron los otros y le dieron una paliza. “Bienvenido a Caracas, Héctor”, pareció decirle la capital venezolana (porque Caracas es mujer, nunca está de más recordarlo) y bueno, a seguirle, que hay que promocionar el libro.

Mientras camina, el compa Tenorio va formando líneas, sumarios y titulares en su cabeza. “Adriana quiere un helado pero no hay azúcar, así se va a llamar tu crónica”, me dice. Y así llegamos el domingo siete de agosto hasta la emisora comunitaria “Enciéndete” en los Frailes de Catia, justo horas después de que los medios nacionales e internacionales informaron sobre el ataque terrorista al fuerte militar de Paramacay, en el estado Carabobo. Se oía de nuevo ese rumor como de historia en el aire “golpe, golpe” pero allá en Catia, el único golpe fue el de un chiquillo a un palo de madera mientras jugaba una extraña versión del beisbol y más tarde, se reportaron cinco bajas en la radio: tres arepas, varios cafés y dos helados.

Ese día, difundió en la radio el caso de la niña Sofía Valentina Mujica Marrón, de cuatro años de edad, a quien le fue diagnosticada leucemia linfoblástica. Su madre, Rossi Marrón, llevó una pancarta a las afueras de la Asamblea Constituyente, para que la ayudara alguno de los 545 de sus integrantes: “Pedimos ayuda para los medicamentos y quimioterapias que no se encuentran en el país, gracias a la guerra económica y de sabotaje”. El compa Tenorio empezó su entrevista hablando del caso ubicado en Anzoágtegui y dando el número de teléfono de Rossi (0414-798-8428) por si alguien tenía los medicamentos (Vancomicina de 500 miligramos, Ciprofloxacina de 400 miligramos y meropemen en ampolla). “Hay prioridades”, dijo Tenorio. Y después fue la entrevista y otras más a lo largo de la semana y finalmente, la que dio a esta, su paisana. “Héctor, ¿Estás listo? Vamos”.

-Tu evaluación de la cobertura de medios mexicanos sobre Venezuela

Los medios ya traen un guión hecho. Están jugando un papel determinante, saben que son papel determinante para caída del régimen y no están haciendo periodismo sino propaganda pero las guerras no se ganan con propaganda sino con balas, las elecciones se ganan con votos. Lo que sí hacen los medios y la propaganda es que la victoria del régimen chavismo-madurista sea mucho más costosa porque han metido a todo un país en el caos

¿Y su visión del chavismo? Me parece que la han satanizado o no la conocen.

Coincido. La visión que se tiene en México te diría que no tienen una visión real porque no tienen información real de lo que pasa, solo satanizar, solo se quedan en la burla, que si Maduro dijo que el pajarito o cosas así, no profundizan porque no tienen elementos para profundizar, la población mexicana.

¿Como contrarrestar la idea de que es una dictadura?

Yo no veo ninguna dictadura, prendo los canales de televisión y pueden decir cualquier cosa, pueden insultar al presidente, a los ministros. Es una dictadura muy relajada porque puedes hacer lo que tú quieras

-¿El factor Venezuela será utilizado en campañas de 2018 para denostar a la izquierda en México?

Ya está siendo utilizado, se está mencionando que en caso de que gane Lopez Obrador esto se va a convertir en Venezuela pero en lo negativo, en lo que venden las televisoras, de que no hay democracia –cuando va a haber elecciones en octubre-, que la gente se muere de hambre -no se está muriendo de hambre, más bien es difícil por la inflación y el dólar today encontrar buenos precios-. Se está utilizando, como en 2006, el factor Venezuela para que el sector conservador mexicano se abstenga de votar por Andrés Manuel López Obrador y lo están haciendo porque no encuentran la manera de bajarlo en las encuestas. Creo que la gente debería preguntarse qué tan creíble son las cosas que leen o que ven y todo el montaje al que están siendo sometidos.

¿Cómo viviste el haber enfrentado acá a los agoreros de la guerra que pintaban afuera una guerra sin que existiera, que te decían “Oye, ya cayó Maduro” sin que ocurriera?

Yo pensé que el lunes 31 de julio íbamos a amanecer en llamas. Después de que en la constituyente la gente salió a votar, pensé que al otro día la derecha iba a quemar todo Venezuela y al contrario: hemos encontrado a partir de la constituyente una Venezuela pacificada y esto es un gran logro pero también he aprendido que en la nueva Venezuela es muy volátil. Es una apuesta de alto riesgo Venezuela, no es para asegurar “esto va a pasar en Venezuela” y mando la nota y me voy a dormir.

Estamos viendo tiempos extraordinarios que nos exige lo mejor de nosotros como comunicólogos y la mayor objetividad y abrir los ojos y escuchar a todos y no creer todo. Tener mucho back ground, tener mucha información de la idiosincrasia de los venezolanos.

¿Que Venezuela viste comparada con la que ven los medios en México?

Vi una Venezuela muy violenta en municipios de Chacao y Baruta. Están focalizados. Creo que los medios no ponen en contexto el tamaño del problema, nos venden que Chacao es todo Venezuela y en eso están faltando a la ética y están mintiendo y tienen un interés político los medios internacionales de vender a Venezuela como una dictadura donde la gente pasa hambre. Quieren mantenerla aislada. Lo que uno ve en la televisión a lo que pasa aquí es muy diferente

-¿Qué fue de lo que más te ha sorprendido al ir andando las calles durante estos días?

Tengo tres escenas: la que más me impresionó fue el 31 de julio, cuando guarimberos estaban a las dos de la tarde tratando de destruir la avenida Miranda a la altura de Altamira. Un muchacho de 15 años se montó en la ventanilla de un camión de volteo, se subió a la ventana con una bomba molotov prendida en la mano y le dijo al conductor que tirara el desecho en la miranda o le iba a tirar la Molotov. La segunda imagen fue el día de la constituyente, mientras toda Venezuela se movilizaba con dificultades porque les habían trancado sus edificios, porque en otros sectores no los dejaron votar, en Chacao los muchachos prendieron fuego al edificio de policía de Chacao, prendieron fuego a los colchones y de repente prendió el edificio y estuvo a punto de incendiarse y el fuego estuvo a punto de extenderse a los otros edificios donde había personas. La tercera imagen fue el guarimbero más chiquito de todos, un niño de ocho años que traía molotov en un refresco de dos litros, que lleva meses yendo a las marchas y me impresionó mucho que el niño anduviera con los opositores y los opositores dicen que esto es un juego para el niño, me impresionó que se haya normalizado tanta la violencia.

-¿Cómo fue estar aquí justo cuando se dio la amenaza de Trump de una opción militar para Venezuela?

Siento que en caso de que suceda, la gente va a reaccionar en positivo..-El opositor al régimen chavista no está de acuerdo con la invasión: incluso, opositores en la Ciudad de México me han dicho que están dispuestos a regresar para defender al país

Siento que esta amenaza seria es para que venezolanos hagan a un lado sus diferencias, dejen de odiarse y se tomen en serio lo que podrían enfrentar o no porque es un pueblo que puede lograr una victoria histórica. Tienen que sentir por dentro el amor a la patria

¿Encontraste al país más polarizado que antes?

La polarización no nació con Chávez, más bien el chavismo aceleró las cosas. Creo que el chavismo logró quitar las máscaras.

No culparía a Hugo Chávez de que se haya radicalizado, simplemente orilló a todos los venezolanos a mostrar que debajo de América Latina había un mundo muy injusto donde los muchachos no podían acceder a una carrera, donde la gente que se enfermaba y no tenía dinero se moría. Yo creo que Chávez simplemente expuso la verdadera Venezuela.

-¿Cómo ha sido para ti andar en Caracas, una ciudad calificada como la más violenta del mundo, viniendo de un país con una guerra no declarada como México?

Son dos tipos de miedos, porque en México no sabemos a quién temer porque no sabemos dónde empieza el gobierno o el narco o si son la misma cosa, no sabemos la frontera porque no sabemos quién nos puede desaparecer, no sabemos si algún político está metido en el narco. Es un miedo a un enemigo que no vemos, que está al lado de nosotros y que además no tenemos posibilidad como sociedad de aspirar a un diálogo porque la narco autoridad es la que nos desaparece a algún amigo, a algún conocido o a alguien público.

El miedo que genera hacer tu trabajo aquí en Venezuela es el miedo a que lo que tú publiques no le parezca a la otra persona; ese miedo de ir a una marcha opositora con muchachos de 15 años que se tapan el rostro, te rodean y no sabes que te vaya a pasar, pues es un miedo donde tú ves a tu enemigo, donde ves a quién le temes, es el que generan los guarimberos….Siento que es una violencia que podría ir escalando o perfeccionándose

¿En qué momento está el chavismo?

Es una nueva fase. Maduro empieza a gobernar dejando la sombra de Chávez y empieza a proponer sus propias ideas y a manejarse en un escenario que no habíamos conocido, empieza a dar discursos como gran estadista, como cuando fue a la constituyente y habló sobre la necesidad de convocar a un diálogo de respeto y le tendió la mano a Trump. Creo que estamos viendo a un hombre que ya se la creyó, que puede dar más allá de lo que le conocemos. Y cuando asume que no debe imitar a Hugo Chávez, se ha demostrado que tiene mucho aguante. Yo creo que Peña Nieto, con cuatro años de acoso internacional, se habría caído. Creo que pocos políticos tienen esa capacidad que tiene Maduro…Creo que está surgiendo una nueva etapa en la que nos vamos a sorprender”.

En el libro dices que la permanencia de la revolución depende de la capacidad que tenga para satisfacer las necesidades de la gente. ¿Qué tanto lo está cumpliendo el gobierno ?

El gobierno tiene la Constituyente para enfrentarlo. Ahora hay luna de miel, pero va a durar poco y creo que el gobierno lo entiende y va a adelantar las elecciones para aprovechar este momento y van a tratar de recuperar la mayoría de las gubernaturas y alcaldías que están en manos de la oposición. Tienen que ser muy eficientes porque el peor enemigo de la Revolución Bolivariana es también la Revolución Bolivariana, los operadores de la tramitología, de la burocracia, el modus operandi.

El mejor aliado del gobierno se llama la oposición…Eso no justifica que gobierno sea ineficiente, el gobierno sabe que tiene poco tiempo para dar resultados.

-Javier Valdez (reportero asesinado en Sinaloa a mediados de mayo de 2017) en un texto que no alcanzó a leer porque lo mataron decía que el periodismo en zonas de narco es un periodismo que se hace en solitario porque ni siquiera la sociedad acompaña al periodista. ¿Es así?

Tiene razón, a la sociedad no le importa el narco. En Michoacán lo que quieren los muchachos es tener una camioneta y vivir poco, porque prefieren vivir bien dos años de sus vidas que vivir pobres toda la vida.

-¿Y cómo está México?

Sumergido en un baño de sangre, sin luz al final del túnel.

Termina la entrevista “listo, Héctor” y ahora el compa Tenorio se prepara para continuar su agenda de medios, repartir más libros y seguir caminando por estas calles tan venezolanas, tan infinitamente venezolanas.

Fuente: http://www.telesurtv.net/bloggers/El-factor-Venezuela-ya-se-utiliza-rumb...

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .