Ya basta de la indignante politicización del terremoto en Oaxaca y Chiapas

Los dignos pueblos del sur han sufrido más de 500 años de rapiña, saqueo y represión

Oaxaca y Chiapas son hoy dos de los estados más pobres de México y con la mayor cantidad de pueblos originarios.

Hoy, como en el pasado, estos pueblos demostrarán su enorme fortaleza y espíritu de lucha para salir adelante, a pesar de la hipocresía oficial y el racismo del poder.

Las limosnas no son suficientes. De la crisis actual tendrá que surgir un verdadero renacimiento del sur con una inversión sin precedentes en nuevos hospitales, escuelas, centros culturales, carreteras, y telecomunicaciones.

Sin embargo, en lugar de invertir más, el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, José Antonio Meade, fiel a su educación neoliberal y compromisos con el capital financiero internacional, acaba de proponer más recortes millonarios para 2018.

Tres propuestas para recaudar los recursos necesarios:

  • Enrique Peña Nieto debería vender inmediatamente su lujoso avión presidencial, que costó 3.000 millones de pesos del erario. Carece de sentido tener un Gobierno de lujos cuando el pueblo sufre entre los escombros.
  • Habría que frenar todos los pagos en materia de publicidad oficial. El informe de la asociación civil Fundar demuestra que Peña Nieto ha gastado más de 37.000 millones de pesos desde el 1 de diciembre de 2012 hasta la fecha.
  • Rosario Robles, Alfredo del Mazo y Emilio Lozoya deberían reincorporar al erario los más de 7.000 millones de pesos de la #EstafaMaestra que fueron desviados por medio de la Secretaría de Desarrollo Social, Banco Nacional de Obras y Petróleos Mexicanos, de acuerdo con las investigaciones del portal web de Animal Político.

Es también importante garantizar que los recursos, tanto los públicos como los de la enorme solidaridad nacional e internacional, no sean utilizados con fines políticos o desviados hacia los bolsillos de los amigos y socios del poder.

Ya sabemos cómo son quienes ahora mandan en México.

Afortunadamente, en Oaxaca y Chiapas, y en particular en Juchitán, existe una larga tradición de autogestión comunitaria y democracia popular.

Las comunidades afectadas son quienes deberían organizarse de manera autónoma y democrática para que sean ellas mismas las que administren de manera totalmente transparente la distribución y la utilización de los recursos.

De los escombros del sur tendría que volar el ave fénix de la justicia, la democracia y el desarrollo.

 
 

@JohnMAckerman

Fuente: https://actualidad.rt.com/opinion/john-ackerman/249860-basta-indignante-...

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .