Barrio Canino vol.221 - Al margen de la industria musical: Punkis gaseando América

27/09/2017

Esta semana volvemos a hablar del do it yourself en la música, en este caso motivados por las giras internacionales que han emprendido estos últimos años algunos grupos punk afincados en Madrid. Nos acompañan en el estudio Héctor (Sudor y Portadores del Tinga Tinga), Coke (Sudor), Jorge (Solo Para Punks), Violeta (Juanita y los Feos), Pablo (La URSS), Nerea Ballesteros, que ha dirigido el documental Sudor gaseando América (2017) y David Álvarez, codirector del documental Dios salve al rock de estadio (2009) sobre la gira europea de Muletrain en 2006.

Resulta muy curioso que a menudo se utiliza la expresión “¡ya ha realizado una gira americana!” para referirse al hecho de que una banda tiene éxito y que actúa ante grandes audiencias, en lustrosos garitos o incluso pabellones deportivos. Sin embargo hoy vamos a hablar con músicos que, sin vender cientos de miles de copias ni llenar estadios, han conseguido hacer giras internacionales y triunfar, a su manera, en otros continentes. Haciéndolo, además, sin el respaldo de ninguna productora ni agencia de contratación, autoeditando sus discos o editando en pequeños sellos independientes (de los independientes de verdad) y fabricando su propio merchandising. Totalmente al margen de la industria musical tal y como la conocemos. ¿Cómo es esto posible?

Todo esto nos lo explicarán nuestros invitados, que acumulan varias experiencias en giras internacionales autogestionadas. Y que han sobrevivido para venir a contarlo.

La URSS lleva ya tres giras por Estados UnidosSudor lleva dos, la segunda de ellas retratada en el documental Sudor gaseando América de Nerea Ballesteros. Eso sin contar las varias giras europeas que llevan ya acumuladas. Juanita y los Feos también giraron por Estados Unidos y por MéxicoPortadores del Tinga Tinga hicieron una minigira por Japón.

Entrar en Estados Unidos sin un solo instrumento, sin una púa. Con visado de turista. ¿O vas a explicar en los controles de entrada que vas a dar conciertos en garajes y que no tienes ningún tipo de contrato, ni seguro? Recorrer miles de kilómetros atravesando el desierto de Nevada haciendo noche donde se puede. Tocar en el patio de la típica casa americana, o en el garaje, o en el almacén. Donde se pueda. Y que venga la policía a preguntar, amablemente, qué pasa allí y a qué hora acaba aquello. Enviar el merchandising por correo y que se pierda por el camino. Preparar la edición internacional de tu disco, serigrafiar las camisetas. Entenderte con señas en Japón para todo lo que surja. Cargar, descargar. Volver a cargar y volver a descargar. Y como no, compartir largas horas en una furgoneta ajena sorteando a quién le toca conducir la siguiente kilometrada. Éstas y otras aventuras se viven cuando la gira te la montas tú, poniendo pasta de tu bolsillo que no sabes si recuperarás. Cuadrando las vacaciones de tu curro con los componentes de la banda, y sobre todo, creyendo mucho en lo que haces y poniendo todas las ilusiones posibles en descargar mierda, decibelios y adrenalina al mismo tiempo.

Industria musical, ¿para qué?.

Make América Punk Again!!!.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .