¡...pero tenemos patria!

El sentido de pertenencia, es un nexo muy importante y necesario para que el ser humano establezca una relación amorosa y de protección hacia su entorno, territorio, estado, nación. Siendo así, se asume esta relación como el nexo del hijo con la madre y viceversa. Para defender algo, primero hay que asumirlo como sentido y, parte del necesario equilibrio emocional que nos motiva.

Poco tiempo atrás, la frase título de esta nota, era el método de agresión verbal que un sector inconsciente de venezolanos y otros extranjeros, usaban para denigrar del chavismo, del gobierno  y de la militancia revolucionaria.

No fue algo fortuito o simplemente inventado. Esa forma de agresión fue diseñada allende nuestras fronteras, por cerebros pagados y su objetivo no es simplemente atacar una tendencia política. No, de esa forma se ataca el sentido de pertenencia de los venezolanos hacia su país, su patria.  Se pretende, aniquilar cualquier nexo amoroso y de defensa de lo que representa la madre Patria, para que la puedan entregar sin resistencia y concentrándose solo en lo individual, en lo íntimamente propio, resaltando el egoísmo, el individualismo. Incluso la inducción psicológica a que los jóvenes abandonen al país y el posterior maltrato en el extranjero, persigue ese mismo fin desmoralizante y de desprecio a su país. De esa forma lo hijos no tendrían motivación para defender la soberanía en una planificada invasión elaborada desde hace tiempo por los hambrientos carroñeros que pretenden robarnos nuestras riquezas naturales- minerales.

Afortunadamente el conductor de la revolución bolivariana –HUGO CHAVEZ-, previó esto y año a año, fue sembrando el amor a la patria en el corazón del pueblo llano, en ese pueblo que no se deja embarazar por el semen maligno del Sion capitalismo propulsado por el crimen organizado controlador del aparato sanguinario fallido yanqui.

Al fallar en su despreciable inducción al odio, enfilan sus baterías hacia el bienestar social. Atacan al pueblo, escondiendo y encareciendo los alimentos, saboteando los servicios, agrediéndolo física y psicológicamente, denigrando de su condición política, étnica, social y militante. Todo eso con el mismo objetivo: desmovilizarlo, desmotivarlo  para la defensa del país.

Ese plan nefasto desde sus orígenes, y antes de aplicar la fase aquí narrada, contó con la infiltración en todos los espacios políticos y de gobierno, a los fines de entrabar la acción revolucionaria y el avance de la concientización colectiva.

Tenemos la fortuna que Chávez logro germinar en más del 35% de la población venezolana la semilla de la patria. Una semilla que día a día  expande sus raíces y fortifica su troco, elevándose su follaje hacia un cielo seguro, claro, brillante y cálido.

Hoy, además de las agresiones antes señaladas, estamos siendo víctimas de un ataque biológico, con la siembra de cepas  o virus, para tratar de crear epidemias, esto sumado al intento de bloqueo financiero y de medicinas que pretende dejar a la población venezolana inerme, justificando así, su pretendida intervención militar extranjera y borrar al chavismo del mapa político nacional como forma de usurpar el poder político que sería usado para desmantelar a la nación bolivariana.

Pero esos planes nefastos, no pasaran. Tenemos un ejército y un pueblo consciente de lo que es la patria y de la necesidad de preservar la unión cívico-militar como forma de organización colectiva para la defensa integral de la patria venezolana.

¡VENCEREMOS!

*Abogado con Patria

https://planetaenpeligro.blogspot.com/2017/11/pero-tenemos-patria.html

lPor favor ayude a difundir este blog  para enfrentar a la matriz des-informadora de la derecha. Dale me gusta al blog

Twitter: @javiermonagasm

Face: javiermonagasm

VISITA: https://www.facebook.com/LiberacionYAntiColonialismo

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .