Manual de patriotismo entre patrioteros

No hace falta decir, pues salta a la vista se mire por donde se mire, que últimamente venimos padeciendo una severa inflación de patriotismo que no se producía desde el “glorioso” (por los cojones) Alzamiento. Pues bien, antes de que las banderas, banderines y banderolas de los balcones sean sustituidos por los papánoeles cocacolos anunciadores del consumismo navideño, nos gustaría ofrecer una serie de sencillas y humildes recomendaciones a los nacionalistas nacionales:
  1. Si de verdad amáis tanto la patria, teniendo en cuenta que esta palabra literalmente alude a la tierra en que vivieron y murieron nuestros padres (y madres), deberíais reclamar inmediatamente la exhumación de los más de 100.000 compatriotas que desde la guerra permanecen en zanjas y cunetas como si fueran alimañas. España no puede, no debe seguir siendo una fosa comúndurante más tiempo.
  2. Si de verdad amáis tanto la patria, no consintáis que ninguna potencia extranjera mantenga bases en suelo nacional. Os esperamos en las manifestaciones para gritar “¡OTAN no, bases fuera!”. España no puede ser el patio trasero de ningún otro país.
  3. Si de verdad amáis tanto la patria, recordad, y recordad a quienes os rodean, que se sostiene mediante impuestos, y que cualquier elusión o evasión fiscal es un acto de traición. Recordadlo también cuando vayáis a votar por si tenéis la tentación de hacerlo por algún partido que haya decretado alguna amnistía fiscal para beneficiar a los evasores. España no está en un banco suizo, o en una sociedad de las Bahamas, o en la caja de seguridad del banco de la esquina.
  4. Si de verdad amáis tanto la patria, no aceptéis que una llamada telefónica emitida desde Alemania imponga a nuestros gobiernos reformas clandestinas de la constitución que antepongan el pago de la deuda al pago de las pensiones de nuestros mayores. Es decir, oponeos con todas vuestras fuerzas a los partidos que apoyaron o apoyan la reforma del artículo 135. España no puede sacrificar a su población más vulnerable en el altar del capitalismo más salvaje.
  5. Si de verdad amáis tanto la patria, no debéis votar a partidos corruptos que han financiado sus campañas con sobornos y han esquilmado los recursos públicos con su rapacidad. España no puede ser el botín de nadie.
  6. Si de verdad amáis tanto la patria, defended con uñas y dientes lo público; es decir, lo del pueblo; o sea, lo que es de la nación, de toda la nación, no de unos pocos privilegiados. Dicho de otro modo, oponeos a todas las privatizaciones, externalizaciones, conciertos y demás artimañas usadas por los denominados “partidos del régimen” para vender los servicios públicos al mejor (o peor) postor. España es lo que tenemos en común, no lo que disfrutamos en privado.
  7. Si de verdad amáis tanto la patria, deberíais considerar que sólo la libre aceptación del contrato social que somos como país garantiza una unión real y duradera. El artículo 155 garantiza la unidad jurídica del estado pero provoca su ruptura desde el punto de vista emocional y político. No estamos más unidos los catalanes y el resto de españoles desde que se aplicó. España no puede ser un “trágala”.
  8. Si de verdad amáis tanto la patria, no podéis tolerar que la jefatura del estado dependa de las leyes de Mendel, en vez de la voluntad popular. Os esperamos en las manifestaciones del 14 de abril. España no puede ser el coto de ninguna dinastía.
  9. Si de verdad amáis tanto la patria, no le pongáis límites, no cerréis las ventanas, no levantéis murallas, no sembréis nuestras fronteras de concertinas. Somos porque los demás son. El mundo es un tejido y nosotros formamos parte de él. Nos necesitan y los necesitamos. España no puede ser un castillo, ni una jaula.
  10. Si de verdad amáis tanto la patria, y no queréis pecar de patrioteros, en fin, haced lo que queráis, pero os sugerimos que no la manoseéis tanto, no la sobéis, no la utilicéis de forma oportunista, ni para agredir a los que no comulgan con vuestras doctrinas. España no es ninguna “falsa moneda”, ni tampoco un arma arrojadiza.
Y ya.

 

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .