La etimología de las palabras o confundir los churras con las merinas

15/02/2018

No iba yo a ser menos, y no caer en la tentación de escribir sobre la polémica palabra “portavoza” que tan grácilmente ha pronunciado la “miembra” de Podemos, argumentando que el uso de la lengua castellana, en mucho de sus vocablos, es machista y hace invisibles a las mujeres.

¿Qué es la voz?:

Voz: 1. f. Sonido producido por la vibración de las cuerdas vocales.

Y que tanto mujeres, como hombres emiten, y que es algo intrínseco por lo general en todas las personas, a excepción de aquellas que por causas ajenas a su voluntad, nacen con esa cualidad anulada, la del habla, la de emitir sonidos que se convierten en voz, porque o bien son sordos o bien son mudos.

Hasta aquí podemos decir que para “desenmascarar la perversión que encierra la palabra voz tras ella”, por supuesto machista e impositiva que atenta contra las mujeres, debemos sumar a esta la letra “A” para diferenciar el género de la palabra Voz, que en este caso, es neutro, y si por neutro quiere decir que ni es masculino ni femenino, no entiendo para qué vamos a decir, a partir de ahora, cuando una mujer hable, que su “voza” se está haciendo oír.

Vamos ahora a la definición de la palabra portavoz:

f. Persona que está autorizada para hablar en nombre y representación de un grupo o de cualquier institución o entidad.

2. m. y f. Persona autorizada para comunicar a la opinión pública lo que piensan acerca de un asunto determinado las instituciones políticas o sus dirigentes.

Bien, aquí no se ve que la palabra portavoz oculte alguna perversión machista para dominar a la mujer, no, también tenemos aquí una palabra neutra, que no es ni femenina ni masculina y que para diferenciar a la persona portavoz, si es mujer se usa el artículo La, quedando claro que la persona en cuestión que está trasmitiendo el mensaje es una mujer, aquí no existe invisibilidad alguna hacia la mujer, así como se usa el artículo El para decir que la persona que dice es el portavoz, en este caso un hombre.

Y para acabar mi pequeña aportación de esta semana sobre este tema tan “importante” como es la polémica sobre el dichoso vocablo y para dejar a un lado otros temas “menos importantes”, como son la corrupción en los políticos, los desfalcos, las privatizaciones, el paro, la pobreza en España..., quiero decir que a partir de hoy voy a inventarme otro vocablo cuya palabra base es Persona, otra palabra de género neutro, que incluye a todos los seres humanos del planeta, pero creo que desde ahora, yo como soy del género masculino, y feminista de pro, voy a pasar a ser “Persono” en lugar de “Persona”.

¡Salud...!

SAL-A-E los que van a morir no te saludan.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .