Manifiesto por unas pensiones dignas

Desde nuestra organización queremos unirnos a cuantas iniciativas y movilizaciones se propugnen en favor de unas PENSIONES DIGNAS Y SOCIALES.

Resaltamos, en primer lugar, lo obvio:

  • Las pensiones de jubilación no son ningún “regalo” ni acto caritativo de parte del estado –mucho menos su gobierno de turno- a los trabajadores que han agotado su etapa laboral. Los pensionistas hemos estado cotizando, aportando parte de nuestro salario durante muchos años para poder vivir dignamente cuando no recibamos un salario en nómina. Son nuestros ahorros, nuestra inversión.

  • Nuestra contribución a la Caja de Pensiones ha sido tal que ha tenido un formidable superávit, demostrando la viabilidad de las pensiones públicas. Otra cosa es el robo descarado de ese fondo por parte del gobierno de Mariano Rajoy, desviándolo para tapar otros agujeros que nunca debieron ser resueltos de esa manera ladrona y mezquina.

En la actual situación, son las políticas neo-liberales del partido en el gobierno las que impiden aumentar como sería necesario el fondo de pensiones ya que, al depender de los salarios y los impuestos sobre ellos, se ha multiplicado su reducción en la misma medida en que ha aumentado el paro y la precariedad laboral, auspiciada desde los poderes políticos y económicos (Ibex 35), con su nefasta filosofía de la austeridad que empobrece al conjunto de la clase trabajadora (directamente proporcional al aumento de riqueza de los más ricos) y la margina en servicios sociales (Trabajo, Vivienda, Enseñanza, Sanidad), además de incidir en la brecha de género. Y todo ello deliberadamente, en el camino de las privatizaciones que tanto desean los poderes económicos.

No es un problema de viejos, es un asunto de vital importancia para toda la sociedad trabajadora que se ve repercutida en mayor o menor medida por esta situación, que empobrece el presente y el futuro de todo el mundo laboral.

Nos insulta, nos indigna, la presunta revalorización de las pensiones de que hace gala el gobierno, pues es una mentira flagrante y sangrante. Lo cierto es que, desde el año 2014, la pérdida del poder adquisitivo supone, al menos, un 2%.

Reivindicamos el mundo del trabajo y no el de la especulación. Mientras la tasa de paro no se reduzca drásticamente y las relaciones laborales no sean justas y equitativas, y no cuasi-esclavistas como en la actualidad, la cuestión de las pensiones deberá acometerse desde los Presupuestos Generales del Estado al igual que se hace en otros ámbitos en los que, por cierto, hay bastante oscurantismo y “enchufismo”, como son las subvenciones a la iglesia católica, los presupuestos para el ejército y armamento, para la casa real o para rescatar con fondos públicos empresas privadas que luego producen fantásticos y privados beneficios.

¡NO AL ROBO DE LAS PENSIONES!

¡NO A SU PRIVATIZACIÓN!

¡PENSIONES PÚBLICAS DIGNAS YA Y PARA SIEMPRE!

Ateneo Republicano de Zaragoza, 21 de febrero de 2018

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .