Miami: puente de muerte, corrupción y mafia contra Cuba

El 15 de marzo morían seis personas al derrumbarse un puente peatonal en Miami. Un suceso en el que se mezclan malas prácticas constructivas, corrupción... y “anticastrismo”.

Y es que la empresa contratista pertenece a la familia Munilla, donante de fondos para lobbies de línea dura como el Comité de Acción Política de EEUU para la Democracia en Cuba.

También de las campañas de halcones republicanos como Marco Rubio y Mario Diaz-Balart. Este último preside -qué curioso- el Subcomité para el Transporte de la Cámara de Representantes.

Que a nadie le extrañe entonces que Munilla Construction Management se beneficie de millonarios contratos. El último: las obras del Aeropuerto Internacional de Miami.

Tampoco que, tras el accidente, Mario Díaz-Balart defendiera a ultranza a los Munilla por estar “involucrados –decía- en la causa de una Cuba libre”.

Por cierto, ¿se imaginan qué apocalíptico tratamiento informativo habría tenido el derrumbe del puente en Miami si hubiera ocurrido… en La Habana?

Un trabajo de Ivana Belén Ruiz y José Manzaneda, para Cubainformación TV. Edición: Ana Gil.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .