Elecciones Universitarias en la República Dominicana

La República Dominicana está viviendo un proceso electoral muy particular, la renovación de las máximas autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Lo destacado de este proceso es que después de las elecciones a presidente de la República, los comicios universitarios, tienen casi la misma importancia política.

La UASD es la primera Universidad fundada en el continente americano y cuenta con 300 mil estudiantes.

Esta antigua Universidad -una de las más modernas de América latina- tiene una larga  historia de lucha y de mártires estudiantiles. La universidad fue bastión de las rebeldías anti dictatoriales y por la democratización de la enseñanza.

Si bien el movimiento reformista universitario nació en la ciudad de Córdoba  (Argentina)  en 1918. Este movimiento que planteaba la Autonomía Universitaria y el Cogobierno, se fue extendiendo por toda América Latina. No se trató tan solo de un movimiento estudiantil, tenía un claro contenido político, social e incluso antiimperialista. Cuestionaba la universidad de elite oligárquica. Este movimiento fue una expresión clara de la lucha de la pequeña burguesía,  para ocupar un nuevo espacio en la sociedad.

Distintos pensadores oficiaron como los “maestros de la juventud” y que orientaron doctrinariamente al Movimiento (José Ingenieros, Korn,  Manuel Ugarte, Alfredo Palacios, Vasconcelos o Taborda).

La Reforma de Córdoba marcó a todo el continente y a su intelectualidad de izquierda.

Este movimiento Reformista se dio también el marco de la Revolución Bolchevique y la mexicana. En Perú se destacó Víctor Haya de la Torre, que terminará fundando el APRA o el intelectual marxista José Carlos Mariátegui. En Cuba el líder de este movimiento, fue el comunista Julio Antonio Mella. También dejo huellas profundas en Venezuela con Rómulo Betancourt, que llegaría a ser presidente de este país. En el Uruguay repercutió en el movimiento de renovación político, social y cultural uruguayo, encarnado en Batlle y Ordóñez.

Tuvo  una gran influencia en la revolución boliviana, encabezara por el MNR. Este movimiento traspasó las fronteras del continente y llego a Europa en el Mayo Francés.

En la República Dominicana se funda en 1928, la Asociación Nacional de Estudiantes Universitarios (ANEU), con las banderas democráticas de la Reforma Universitaria, pero desapareció en un país aterrorizado y una universidad controlada por los servicios de inteligencia y el terror del Estado presidido por Trujillo.

El 25 de junio de 1961, poco más de tres semanas del asesinato de Trujillo, un puñado de jóvenes logró realizar un acto opositor en la Universidad con 300 estudiantes, cuando la Universidad solo contaba con 3000 estudiantes. La manifestación fue violentamente reprimida, pero una semana después constituían la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), presidida por  Armando Hoepelman

En octubre de 1961 la FED organizó una serie de mítines exigiendo la reapertura de la universidad y la renuncia de las autoridades trujillistas, que llegó a su punto culminante el 20 de octubre cuando los estudiantes ocuparon el barrio ciudad Nueva de Santo Domingo. El gobierno reprimió ferozmente, causando al menos tres muertos (Tilso Roldán Vargas Almonte, Rafelito Curiel y Vargas Solís) y un centenar de heridos. Los estudiantes detenidos fueron torturados en el cuartel de bomberos. La represión contra los jóvenes desencadenó la protesta en todos los barrios de la Capital.

La rebelión estudiantil llevó a que el Congreso de la República tratara de urgencia la cuestión y aprobara dos meses después la Ley Nº 5778 de Autonomía Universitaria, promulgada por el presidente  Joaquín Balaguer el 31 de diciembre, dos semanas antes de que fuera desalojado del poder. La ley reconoció también la participación estudiantil en el gobierno universitario, estableciendo un Consejo provisorio integrado por tres profesores y dos estudiantes, y estableció que el presupuesto no debía ser inferior al 5% del presupuesto total del Estado.

Desde aquellos acontecimientos la Universidad sufrió distintos intentos para desvirtuar el movimiento renovador. A pesar de ello se mantiene como en otros países del continente el espíritu de la reforma.

Las elecciones del 20 de junio tienen varios candidatos a los distintos cargos. Aunque los analistas señalan con más posibilidades a Editrudis Beltrán y Enma Tavares

La Firma Internacional de Estudios de Mercados e Inteligencia de Medios Digitales, DEEPLOY, S.A.S. publicó los datos de una encuesta en la cual el maestro Editrudis Beltrán encabeza las simpatías de los profesores que ejercerán el voto en las elecciones de la  Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD.

Según Andrés Pineda Jiménez, gerente general de esa empresa, Beltrán está en el primer lugar  entre los académicos que fueron consultados en una encuesta telefónica realizada del cinco al once del presente mes.

Pineda Jiménez dijo que el actual vicerrector Administrativo acumula el 42.12 por ciento de los 600 docentes contactados vía el teléfono para que emitieran sus opiniones sobre el proceso electoral uasdiano.

Expresó que la catedrática Emma Polanco está en el segundo peldaño de la encuesta, sumando el 40.17 por ciento de los consultados.

Rafael Nino Feliz ocupa el tercer lugar con un 5.50%.

Aunque las dos candidaturas  tienen cierta pluralidad ideológica, la lista de Editrudis Beltrán expresa más claramente el espíritu de la renovación universitaria y a los sectores progresistas de la universidad.

El actual decano de la facultad de Ciencias Económicas y Sociales y candidato a Vicerrector Administrativo Ramón Desamgles, un viejo militante de la izquierda dominicana señaló:

“La Candidatura que encabeza Editrudes Beltrán tiene un plan estratégico para seguir modernizando la universidad y al mismo tiempo su plena democratización. Somos la continuidad del movimiento renovador universitario. Pretendemos una educación de calidad y eficiente. Donde la investigación sea el eje de nuestra gestión.”

La República Dominicana está viviendo un proceso electoral muy particular, la renovación de las máximas autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Lo destacado de este proceso es que después de las elecciones a presidente de la República, los comicios universitarios, tienen casi la misma importancia política.

La UASD es la primera Universidad fundada en el continente americano y cuenta con 300 mil estudiantes.

Esta antigua Universidad -una de las más modernas de América latina- tiene una larga  historia de lucha y de mártires estudiantiles. La universidad fue bastión de las rebeldías anti dictatoriales y por la democratización de la enseñanza.

Si bien el movimiento reformista universitario nació en la ciudad de Córdoba  (Argentina)  en 1918. Este movimiento que planteaba la Autonomía Universitaria y el Cogobierno, se fue extendiendo por toda América Latina. No se trató tan solo de un movimiento estudiantil, tenía un claro contenido político, social e incluso antiimperialista. Cuestionaba la universidad de elite oligárquica. Este movimiento fue una expresión clara de la lucha de la pequeña burguesía,  para ocupar un nuevo espacio en la sociedad.

Distintos pensadores oficiaron como los “maestros de la juventud” y que orientaron doctrinariamente al Movimiento (José Ingenieros, Korn,  Manuel Ugarte, Alfredo Palacios, Vasconcelos o Taborda).

La Reforma de Córdoba marcó a todo el continente y a su intelectualidad de izquierda.

Este movimiento Reformista se dio también el marco de la Revolución Bolchevique y la mexicana. En Perú se destacó Víctor Haya de la Torre, que terminará fundando el APRA o el intelectual marxista José Carlos Mariátegui. En Cuba el líder de este movimiento, fue el comunista Julio Antonio Mella. También dejo huellas profundas en Venezuela con Rómulo Betancourt, que llegaría a ser presidente de este país. En el Uruguay repercutió en el movimiento de renovación político, social y cultural uruguayo, encarnado en Batlle y Ordóñez.

Tuvo  una gran influencia en la revolución boliviana, encabezara por el MNR. Este movimiento traspasó las fronteras del continente y llego a Europa en el Mayo Francés.

En la República Dominicana se funda en 1928, la Asociación Nacional de Estudiantes Universitarios (ANEU), con las banderas democráticas de la Reforma Universitaria, pero desapareció en un país aterrorizado y una universidad controlada por los servicios de inteligencia y el terror del Estado presidido por Trujillo.

El 25 de junio de 1961, poco más de tres semanas del asesinato de Trujillo, un puñado de jóvenes logró realizar un acto opositor en la Universidad con 300 estudiantes, cuando la Universidad solo contaba con 3000 estudiantes. La manifestación fue violentamente reprimida, pero una semana después constituían la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), presidida por  Armando Hoepelman

En octubre de 1961 la FED organizó una serie de mítines exigiendo la reapertura de la universidad y la renuncia de las autoridades trujillistas, que llegó a su punto culminante el 20 de octubre cuando los estudiantes ocuparon el barrio ciudad Nueva de Santo Domingo. El gobierno reprimió ferozmente, causando al menos tres muertos (Tilso Roldán Vargas Almonte, Rafelito Curiel y Vargas Solís) y un centenar de heridos. Los estudiantes detenidos fueron torturados en el cuartel de bomberos. La represión contra los jóvenes desencadenó la protesta en todos los barrios de la Capital.

La rebelión estudiantil llevó a que el Congreso de la República tratara de urgencia la cuestión y aprobara dos meses después la Ley Nº 5778 de Autonomía Universitaria, promulgada por el presidente  Joaquín Balaguer el 31 de diciembre, dos semanas antes de que fuera desalojado del poder. La ley reconoció también la participación estudiantil en el gobierno universitario, estableciendo un Consejo provisorio integrado por tres profesores y dos estudiantes, y estableció que el presupuesto no debía ser inferior al 5% del presupuesto total del Estado.

Desde aquellos acontecimientos la Universidad sufrió distintos intentos para desvirtuar el movimiento renovador. A pesar de ello se mantiene como en otros países del continente el espíritu de la reforma.

Las elecciones del 20 de junio tienen varios candidatos a los distintos cargos. Aunque los analistas señalan con más posibilidades a Editrudis Beltrán y Enma Tavares

La Firma Internacional de Estudios de Mercados e Inteligencia de Medios Digitales, DEEPLOY, S.A.S. publicó los datos de una encuesta en la cual el maestro Editrudis Beltrán encabeza las simpatías de los profesores que ejercerán el voto en las elecciones de la  Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD.

Según Andrés Pineda Jiménez, gerente general de esa empresa, Beltrán está en el primer lugar  entre los académicos que fueron consultados en una encuesta telefónica realizada del cinco al once del presente mes.

Pineda Jiménez dijo que el actual vicerrector Administrativo acumula el 42.12 por ciento de los 600 docentes contactados vía el teléfono para que emitieran sus opiniones sobre el proceso electoral uasdiano.

Expresó que la catedrática Emma Polanco está en el segundo peldaño de la encuesta, sumando el 40.17 por ciento de los consultados.

Rafael Nino Feliz ocupa el tercer lugar con un 5.50%.

Aunque las dos candidaturas  tienen cierta pluralidad ideológica, la lista de Editrudis Beltrán expresa más claramente el espíritu de la renovación universitaria y a los sectores progresistas de la universidad.

El actual decano de la facultad de Ciencias Económicas y Sociales y candidato a Vicerrector Administrativo Ramón Desamgles, un viejo militante de la izquierda dominicana señaló:

“La Candidatura que encabeza Editrudes Beltrán tiene un plan estratégico para seguir modernizando la universidad y al mismo tiempo su plena democratización. Somos la continuidad del movimiento renovador universitario. Pretendemos una educación de calidad y eficiente. Donde la investigación sea el eje de nuestra gestión.”

La República Dominicana está viviendo un proceso electoral muy particular, la renovación de las máximas autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Lo destacado de este proceso es que después de las elecciones a presidente de la República, los comicios universitarios, tienen casi la misma importancia política.

La UASD es la primera Universidad fundada en el continente americano y cuenta con 300 mil estudiantes.

Esta antigua Universidad -una de las más modernas de América latina- tiene una larga  historia de lucha y de mártires estudiantiles. La universidad fue bastión de las rebeldías anti dictatoriales y por la democratización de la enseñanza.

Si bien el movimiento reformista universitario nació en la ciudad de Córdoba  (Argentina)  en 1918. Este movimiento que planteaba la Autonomía Universitaria y el Cogobierno, se fue extendiendo por toda América Latina. No se trató tan solo de un movimiento estudiantil, tenía un claro contenido político, social e incluso antiimperialista. Cuestionaba la universidad de elite oligárquica. Este movimiento fue una expresión clara de la lucha de la pequeña burguesía,  para ocupar un nuevo espacio en la sociedad.

Distintos pensadores oficiaron como los “maestros de la juventud” y que orientaron doctrinariamente al Movimiento (José Ingenieros, Korn,  Manuel Ugarte, Alfredo Palacios, Vasconcelos o Taborda).

La Reforma de Córdoba marcó a todo el continente y a su intelectualidad de izquierda.

Este movimiento Reformista se dio también el marco de la Revolución Bolchevique y la mexicana. En Perú se destacó Víctor Haya de la Torre, que terminará fundando el APRA o el intelectual marxista José Carlos Mariátegui. En Cuba el líder de este movimiento, fue el comunista Julio Antonio Mella. También dejo huellas profundas en Venezuela con Rómulo Betancourt, que llegaría a ser presidente de este país. En el Uruguay repercutió en el movimiento de renovación político, social y cultural uruguayo, encarnado en Batlle y Ordóñez.

Tuvo  una gran influencia en la revolución boliviana, encabezara por el MNR. Este movimiento traspasó las fronteras del continente y llego a Europa en el Mayo Francés.

En la República Dominicana se funda en 1928, la Asociación Nacional de Estudiantes Universitarios (ANEU), con las banderas democráticas de la Reforma Universitaria, pero desapareció en un país aterrorizado y una universidad controlada por los servicios de inteligencia y el terror del Estado presidido por Trujillo.

El 25 de junio de 1961, poco más de tres semanas del asesinato de Trujillo, un puñado de jóvenes logró realizar un acto opositor en la Universidad con 300 estudiantes, cuando la Universidad solo contaba con 3000 estudiantes. La manifestación fue violentamente reprimida, pero una semana después constituían la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), presidida por  Armando Hoepelman

En octubre de 1961 la FED organizó una serie de mítines exigiendo la reapertura de la universidad y la renuncia de las autoridades trujillistas, que llegó a su punto culminante el 20 de octubre cuando los estudiantes ocuparon el barrio ciudad Nueva de Santo Domingo. El gobierno reprimió ferozmente, causando al menos tres muertos (Tilso Roldán Vargas Almonte, Rafelito Curiel y Vargas Solís) y un centenar de heridos. Los estudiantes detenidos fueron torturados en el cuartel de bomberos. La represión contra los jóvenes desencadenó la protesta en todos los barrios de la Capital.

La rebelión estudiantil llevó a que el Congreso de la República tratara de urgencia la cuestión y aprobara dos meses después la Ley Nº 5778 de Autonomía Universitaria, promulgada por el presidente  Joaquín Balaguer el 31 de diciembre, dos semanas antes de que fuera desalojado del poder. La ley reconoció también la participación estudiantil en el gobierno universitario, estableciendo un Consejo provisorio integrado por tres profesores y dos estudiantes, y estableció que el presupuesto no debía ser inferior al 5% del presupuesto total del Estado.

Desde aquellos acontecimientos la Universidad sufrió distintos intentos para desvirtuar el movimiento renovador. A pesar de ello se mantiene como en otros países del continente el espíritu de la reforma.

Las elecciones del 20 de junio tienen varios candidatos a los distintos cargos. Aunque los analistas señalan con más posibilidades a Editrudis Beltrán y Enma Tavares

La Firma Internacional de Estudios de Mercados e Inteligencia de Medios Digitales, DEEPLOY, S.A.S. publicó los datos de una encuesta en la cual el maestro Editrudis Beltrán encabeza las simpatías de los profesores que ejercerán el voto en las elecciones de la  Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD.

Según Andrés Pineda Jiménez, gerente general de esa empresa, Beltrán está en el primer lugar  entre los académicos que fueron consultados en una encuesta telefónica realizada del cinco al once del presente mes.

Pineda Jiménez dijo que el actual vicerrector Administrativo acumula el 42.12 por ciento de los 600 docentes contactados vía el teléfono para que emitieran sus opiniones sobre el proceso electoral uasdiano.

Expresó que la catedrática Emma Polanco está en el segundo peldaño de la encuesta, sumando el 40.17 por ciento de los consultados.

Rafael Nino Feliz ocupa el tercer lugar con un 5.50%.

Aunque las dos candidaturas  tienen cierta pluralidad ideológica, la lista de Editrudis Beltrán expresa más claramente el espíritu de la renovación universitaria y a los sectores progresistas de la universidad.

El actual decano de la facultad de Ciencias Económicas y Sociales y candidato a Vicerrector Administrativo Ramón Desamgles, un viejo militante de la izquierda dominicana señaló:

“La Candidatura que encabeza Editrudes Beltrán tiene un plan estratégico para seguir modernizando la universidad y al mismo tiempo su plena democratización. Somos la continuidad del movimiento renovador universitario. Pretendemos una educación de calidad y eficiente. Donde la investigación sea el eje de nuestra gestión.”

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación