#EtiquetadoClaro por la defensa de nuestra miel

Esta primavera se ha aprobado una excelente iniciativa Parlamentaria Europea que promueve el cuidado de las abejas como animales fundamentales en los procesos de polinización y el completo etiquetado miel. Sin embargo el documento ratificado ha pasado casi desapercibido en los medios de comunicación

“Perspectivas y desafíos para el sector apícola de la Unión” que es el título que tiene el documento aprobado debe de suponer un antes y un después en el sector. Su importancia, a pesar de no ser vinculante, radica en que lo han votado a favor una mayoría aplastante del plenario del Parlamento Europeo, respaldándolo todos los partidos, incluyendo los españoles

Entre las muchas cuestiones que el documento trata, destaca la importancia de la polinización de nuestras abejas como factor clave en la biodiversidad. También aborda otros aspectos como la gran cantidad de miel importada de países no europeos (en especial de China), las amenazas que sufre el sector por el aumento de la mortalidad de las abejas y como no, el anacrónico y engañoso etiquetado de la miel, que es  incompatible con el espíritu de información al consumidor que se recoge en el artículo 169 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y con el Reglamento UE de información alimentaria facilitada al consumidor (1169/2011)

Así, la Unión Europea señala que la usada denominación “«mezcla de mieles procedentes de la UE y de mieles no procedentes de la UE» no es lo bastante informativa para el consumidor y que éste tiene derecho a conocer el lugar de origen de todos los alimentos.” También afirma que al ocultarse al consumidor el origen de la miel y los porcentajes de cada una de ellas en las mieles mezcladas, se incumplen los principios de la legislación europea en materia de protección del consumidor y “solicita a los estados miembros que se garantice el etiquetado preciso y obligatorio de la miel y los productos apícolas ... a fin de evitar que los consumidores se vean inducidos a error “

Con este informe está todo dicho, ahora, el gobierno y el resto de los partidos, deben ser coherentes con lo votado en Bruselas y deben de legislar para defender al consumidor así como a nuestras excelentes mieles autóctonas. Dos PNL (Proposición no de Ley) están presentadas sobre el tema, pero al no ser vinculantes este tipo de propuesta, se quedan cortas, especialmente después de aprobarse este documento.

Queda otro paso pendiente en la defensa de nuestros polinizadores que puede darse el próximo 27 de Abril, ya que se votará en Bruselas la prohibición de 3 neonicotinoides, de los que hay estudios sobre su afectación a las abejas. No podemos olvidar que estamos en un momento en que los insectos polinizadores están en claro retroceso y nuestras abejas aportan el 80% de la polinización del país.

Los apicultores somos gente solitaria, y eso dificulta la organización para este desafío. Pero en esta ocasión, estamos acompañados de consumidores que quieren saber el origen de lo que se llevan a la boca.

Ajenas a recomendaciones y leyes, nuestras abejas no paran de volar para regalarnos la dulzura del sabor de las flores

                                                                     Rosa Eugenia Prieto

Informe completo aprobado:

http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+REPORT+...

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación