Cortes de mangas y pensiones

No sirven las disculpas de la Secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, mano derecha de M.Rajoy, por sus insultantes palabras dirigidas a los pensionistas de Alicante, que protestaban sonoramente, el pasado sábado 5 de mayo, por la visita del Presidente del Gobierno al ayuntamiento de la capital alicantina. Su indignidad está representada en lo que sentía y dijo: “¡Qué ganas de hacerles un corte de mangas de cojones y decirles: Pues os jodéis!”. La señora M. Castro sigue en su cargo público, su cese o dimisión está más que justificado. Pero en Españistán estos personajillos, que cobran de nuestros impuestos, tienen barra libre para todo y contra todos. ¡País!

Al Partido Popular le molesta la protesta ciudadana. No soporta que los colectivos organizadossalgan a las calles a manifestar que están más que hartos de sus políticas sociales, que la gente denuncie, alto y claro, que la pobreza y la exclusión social aumenta cada día más, que los recortes en derechos sociales se perpetúan. En vez de tomar medidas positivas para la mayoría de la ciudadanía, no tienen más recetas que el insulto, la descalificación y los cortes de mangas hacía los más débiles. ¡Indignante!

La protesta debe seguir, no se debe desfallecer en la reclamación de lo que viene reflejado en la Constitución. Para muestra, la lucha que lleva en toda la geografía del país la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, a la que están adheridos, en nuestra provincia,“Albacete en Defensa de las Pensiones Públicas” y la “Plataforma Almanseña por la Defensa del Sistema Público de Pensiones” que han dado un ejemplo de lucha, en las últimas semanas, por unas pensiones públicas dignas, garantizadas y blindadas en la Constitución.

Las reivindicaciones van mucho más allá de la revalorización de sus pensiones según la subida del IPC, una batalla casi ganada -ahora apareció el dinero que no tenía M.Rajoy-, pero que incluye otros temas de vital importancia como:

  • Derogación del factor de sostenibilidad de las pensiones, y que no solo se aplace cuatro años.
  • Cambio del Indice de Revalorización por la actualización según el IPC de forma permanente en todas las pensiones, se devuelva todo lo perdido desde el 2011 al momento actual y las pensiones mínimas se establezcan en los 1.080 euros, según viene recogido en la Carta Social Europea.
  • Establecer medidas suficientes para eliminar la brecha de género de las pensiones, especialmente en el colectivo de viudas que está siendo maltratado con unas pensiones de miseria.
  • Derogación de los aspectos negativos de la Reforma de 2011 (PSOE), sobre edad de jubilación normal y anticipada, cálculo de la pensión y otras medidas que dificultan el acceso a la jubilación. Derogar, también, la reforma laboral de 2013 (PP), que tantaprecariedad en el empleo está provocando.
  • Garantizar la financiación de la Seguridad Social en los Presupuestos Generales del Estado, complementando los ingresos por cotizaciones y que suponga la base para una reforma futura.
  • Blindar en la Constitución el derecho a una pensión pública digna y suficiente, ubicando dicho derecho en la Sección 2ª del Capítulo 2º del Título 1º de la CE, que conforme a las previsiones de su artículo 53 goza de una protección reforzada.
  • Realizar una reforma integral del Sistema de Seguridad Social, que vaya ligada a una reforma laboral y a otra fiscal, imprescindibles para que nuestro Sistema sea universal y sostenible a largo plazo.

Desde este humilde rincón digital, nuestra total solidaridad con la lucha de los pensionistas por las pensiones de hoy y de mañana. Su resistir, persistir y nunca desistir son dignos de toda admiración, y el corte de mangas de Martínez Castro no muestra más que veneno hacia los más vulnerables, pensionistas que solo reclaman garantías de una vida digna y máximo respeto, algo que tienen más que merecido, pues han cargado, durante muchos años, este país sobre sus hombros.

El mejor “corte de mangas” es el que le vamos a dedicar a estos desvergonzados en los próximos procesos electorales. Eso es lo que más les “jode”. Pues tocará darles tres tazas de esta medicina y llenar las urnas de votos de pensionistas dignos que no perdonan el insulto, su olvido y sus pensiones públicas ultrajadas. ¡Memoria, mucha memoria! Los yayos y yayas están más cerca de la victoria.

 

MI VICTORIA

Me puse de lado de los indios,

y me derrotaron;

me puse de lado de los negros,

y me derrotaron;

me puse de lado de los campesinos,

y me derrotaron.

Me puse de lado de los obreros,

y me derrotaron.

Pero nunca me puse de lado

de los que me vencieron.

¡Esa es mi Victoria!

(Darcy Ribeiro, antropólogo y político brasileño)

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación