En apoyo a los y las trabajadoras de Amazon

La plantilla de Amazon en su centro de San Fernando de Henares lleva meses de movilización para conseguir que la patronal se siente a negociar un nuevo Convenio Colectivo propio y no el regional de paquetería que precariza las condiciones en las que trabajan.

Para ello han convocado tres días de huelga coincidiendo con los paros convocados por l@s trabajador@s de la compañía en Alemania y Polonia, y con el llamado Prime Day, evento en el que la compañía incrementa sus ventas.

La huelga comenzó el pasado lunes, siendo secundada según los sindicatos por un 80% de la plantilla. En el día de ayer y durante un piquete informativo en el que l@s trabajador@s informaban a los compañeros contratados por ETT por la empresa para minimizar el impacto de la huelga, sufrieron una carga policial en la que los agentes, usando una fuerza desmedida y desproporcionada, produjeron contusiones a varias compañer@s, deteniendo a dos e identificando para sancionar a otra.

Lamentablemente, independientemente de quien gobierne, seguimos presenciando cada vez con más frecuencia, como se reprime por la fuerza y la coacción sancionadora, las luchas de l@s trabajador@s por mantener sus derechos laborales. En un país en el que paulatinamente la clase trabajadora sufre con más intensidad la precarización de sus condiciones laborales y sobretodo retributivas, con una cada vez mayor presencia de los llamados “trabajadores pobres”, no debemos permitir que esta represión debilite la lucha.

Sólo en el primer trimestre de 2018 Amazon ha amasado unos beneficios netos de 1.345 millones de euros, siendo proclamado su presidente y fundador Jeff Bezos como la persona más rica del mundo según la revista Forbes, con una fortuna de más de 125.000 millones de dólares. Es tan solo un ejemplo más de como el capitalismo produce gigantes económicos que llegando a poseer más poder que los gobiernos democráticamente elegidos, marcan las pautas para que la explotación de l@s trabajador@s, siga siendo la base de sus imperios.

Para ello no dudan en recurrir a la represión “legal” modificando las leyes y, a la precarización de las condiciones de trabajo suprimiendo sus convenios laborales, provocando con ello el empobrecimiento de la clase trabajadora y la represión de cualquier conato justificado de protesta. Esta es la realidad en la que nos encontramos actualmente y a la que debemos oponer toda la resistencia de la que seamos capaces.

Por ello desde Izquierda Unida y PCE de Alcalá de Henares queremos transmitir todo nuestro apoyo a los y las trabajadoras de Amazon, su lucha es la de tod@s y la unidad de la clase trabajadora, el único camino para vencer a la injusticia.

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación