Prédica progresista de Sanders dejó huella

Bernie Sanders, senador estadounidense por el estado de Vermont, concedió una amplia entrevista a un periodista del The Washington Post en la que trató acerca de las perspectivas del partido demócrata en las muy próximas elecciones de medio término en su país; la posibilidad de que él aspire de nuevo a la presidencia en 2020 y si se mantiene firme en su decisión de no militar en las filas demócratas. 

Según el entrevistador, James Hohmann, Sanders ha pulido mucho su imagen respecto al momento en que lanzó su campaña presidencial hace tres años. Sus respuestas son ahora más claras y contundentes. 

"Según las encuestas que he visto, hoy hay más personas que se consideran independientes que las que se dicen demócratas o republicanas", respondió Sanders a una pegunta. “Francamente, no hay mucho amor por el partido demócrata ni por el republicano, y mucha gente esta desengañada de ambos. Por eso, no creo que sea una mala idea declarar que soy independiente pero que quiero que mis seguidores, como independientes, entren en las primarias demócratas para transformar a ese partido". 

Cuando se le pregunta si se postulará en 2020, el político de 76 años de edad responde que lo más probable es que se presente como candidato a la presidencia pero que tomará esa decisión en el momento oportuno. 

Su nombre aparecerá entonces en la boleta de las primarias demócratas en las primarias de ese estado. Pero, cuando gane, rechazará formalmente la nominación y se postulará como independiente en las elecciones generales. Así asegura que no tendrá rival demócrata alguno. 

Dice que desconfía de multimillonarios como el industrial Charles Koch y el magnate de los casinos Sheldon Adelson que incitan a líderes republicanos a abrazar la agenda de Sanders. También le preocupa el creciente número de multimillonarios demócratas que están entrando en la política y empujan al partido hacia políticas más plutocráticas que tienden a afianzar lo que él considera ya “una oligarquía que ejerce el control del país”. 

Varias personas superricas se han presentado, por sí mismas o por representantes políticos que los han insertado en sus nóminas como potenciales candidatos presidenciales para el 2020, como Howard Schultz, Mike Bloomberg, Mark Cuban, Tom Steyer, Bob Iger, Mark Zuckerberg y Oprah Winfrey. 

"Mira, hay multimillonarios por ahí que son personas muy decentes, que son personas inteligentes, que son personas bien intencionadas", dijo Sanders. "Pero no debían tener mejor derecho a postularse para un cargo que un trabajador igualmente decente y brillante, pero que no puede permitirse recaudar los millones que se necesitan para una campaña”. 

"Si se observa lo que sucede en el Senado o en la Cámara de Representantes, uno se encuentra que prácticamente cada pieza importante de legislación que allí llega es financiada por intereses especiales de los ricos y poderosos", dijo. 

Sanders cree que muchos políticos de ambos partidos no critican el maltrato que Israel lleva a cabo contra los palestinos, porque tienen miedo de perderse el dinero de campaña de los donantes de gran bolsillo. "Mira, aquí está la realidad: Yo soy judío. Viví en Israel por un tiempo cuando era joven. Creo en la necesidad de que Israel sea independiente, que sea libre, que esté a salvo de los ataques terroristas. Pero también creo que es inaceptable que casi dos millones de personas vivan en Gaza, donde el agua está sucia, el desempleo juvenil es del 60 % y la gente ni siquiera puede salir de esa zona". 

"La realidad es que, durante muchas décadas, republicanos y demócratas permitieron que este país firmara acuerdos comerciales que beneficiaron a los grandes consorcios estadounidenses, a la industria farmacéutica y a Wall Street, pero que fueron desastrosos para los trabajadores". 

En la entrevista, el senador Sanders insta a los candidatos en las elecciones de medio término a "tener el valor de enfrentarse a la oligarquía". 

Sanders dijo que incluso candidatos a quienes él no apoya o que no se alinean con él, están abrazando las ideas que él ha presentado, lo cual valora como un desarrollo positivo. "Lo más importante, y lo que nos esforzamos mucho por hacer, es atraer a millones de personas más al proceso político." 

"Por eso creo que es importante hablar con los partidarios de Trump y decirles: Entendámonos, algunos de los partidarios de Trump son racistas, sexistas, homófobos, pero no creo que la mayoría de ellos lo sean. Creo que en muchos casos se trata de personas que sienten que el establishment las ha ignorado. ¿Y sabes qué? ¡Es cierto que el establishment las ha ignorado! ¡Ambos partidos políticos las han ignorado!”

*Manuel E. Yepe, periodista cubano especializado en política internacional, profesor asociado del Instituto de Relaciones Internacionales Raúl Roa de La Habana, miembro del Secretariado del Movimiento Cubano por la Paz.

Fuente: Martianos-Hermes-Cubainformación

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación