ALBA-TCP denuncia estrategia imperialista contra América Latina

Desde la capital nicaragüense, el consejo de ministros y cancilleres de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de  Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) denunció la vil  “estrategia imperial”  para desarticular los procesos de integración latinoamericana y caribeña sustentados en la cooperación y el respeto de la soberanía.

En una declaración final , leída por el secretario ejecutivo del ALBA-TCP, el excanciller boliviano David Choquehuanca, el bloque hemisférico expresó  su preocupación por el incremento de la presencia y cooperación de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en América Latina y el Caribe, lo que representa una “potencial amenaza para la paz y seguridad regional”.

“Alertamos a la comunidad internacional sobre el avance de sistemas políticos de extrema derecha a nivel internacional, y en especial en nuestra América, ese avance podría significar el incremento de las agresiones en contra de los pueblos y gobiernos progresistas de la región”, señala el texto.

De igual modo, los países miembros de la alianza rechazaron la pretensión de la administración Trump de resucitar la doctrina Monroe como “inaceptable justificación política del intervencionismo y la dominación imperialista en la región”.

Los participantes de la XVII reunión del Consejo Político del ALBA-TCP reafirmaron la necesidad de fortalecer la unidad de la región latinoamericana a través de la concertación política, la integración, así como la defensa de la soberanía sobre las bases de los principios de la proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz aprobada en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) de 2014.

Además, exhortaron a los gobiernos de América Latina y el Caribe a preservar los avances en materia de integración y fortalecimiento de la solidaridad regional.

Asimismo, destacaron “la importancia y el impacto” que el Banco del ALBA ha tenido en la región “y siguen teniendo por valor equivalente a 400 millones de dólares y que durante estos 10 años han favorecido a un amplio grupo de proyectos de desarrollo de gran beneficio para nuestros pueblos”.

También exigieron el cumplimiento de los propósitos de la carta de las Naciones Unidas, del derecho internacional, las soluciones pacíficas de controversias, la prohibición del uso de la amenaza, uso de la fuerza, el respeto a la libre determinación a la soberanía e integridad territorial y la no injerencia en asuntos internos de cada país.

El ALBA-TCP también recordó a Estados Unidos el aporte significativo que los migrantes latinoamericanos generan a la sociedad estadounidense, “por lo que promueven los principios universales de la no discriminación por condición de nacionalidad, raza, género o condición social”.

Asimismo, expresaron su respaldo a los gobiernos de Nicaragua y Venezuela, que están inmersos en crisis sociopolíticas.

La XVI Cumbre de Jefes de Estados y de Gobierno del ALBA-TCP se celebrará el 14 de diciembre próximo en La Habana.

El Gobierno de Nicaragua informó de que más de 30 delegados de los países miembros participaron en el consejo de la ALBA-TCP.

Entre los representantes estuvieron el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves; el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza; su par de Bolivia, Diego Pary Rodríguez, así como el secretario general de ALBA-TCP, David Choquehuanca, entre otros.

Al respecto, el canciller venezolano recalcó a su llegada a Managua “que en momentos en los cuales el imperialismo parece hegemonizar los procesos, la Alianza Bolivariana, la alianza de los pueblos tiene que unirse y no solo para resistir; estamos aquí para avanzar en la unión y la integración de nuestros pueblos”.

La ALBA fue creada el 14 de diciembre de 2004 en La Habana mediante un tratado constitutivo firmado entre Cuba y Venezuela, actualmente también la integran Antigua y Barbuda, Bolivia, Dominica, Nicaragua, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Granada, y San Cristóbal y Nieves

La opinión del autor no coincide necesariamente con la de TerceraInformación