Opinión

Dylan, folclore y otras sinrazones

Azorín tiene la culpa de que el periodismo haya perdido su belleza literaria. ¿Dónde están los lienzos de Camba, los artículos de Larra y las columnas de Gabriel? Dónde están las metáforas, las hipérboles y toda la amalgama de ladrillos necesarios para construir sueños de papel. El periodismo que se hacía en los tiempos de Unamuno yace en el panteón solitario del cementerio de las letras. Hoy, el columnista ha perdido el sello del artista.

Las elecciones en Estados Unidos desde nuestra óptica

En Estados Unidos, para nosotros, los pueblos del sur, no existen dos partidos políticos, el demócrata y el republicano, sino que existe un solo partido político, el partido imperialista. Las elecciones presidenciales en ese país (insisto, para nosotros), no es otra cosa que la disputa para decidir quién ocupará la Casa Blanca por cuatro años. Es más o menos como una interna, entre una corriente de derecha y otra del mismo signo. Para nosotros (una vez más), es un mero simulacro de democracia, una pantomima.

Páginas

Suscribirse a Opinión