Opinión

El imperio los cría y el odio de clase los reúne. La derecha iberoamericana contra Cuba y Venezuela

Ya he adelantado la tesis de que los “cambios” anunciados el 17D por Obama en relación a Cuba son parte de la estrategia smart power para reconfigurar “creativamente” la hegemonía estadounidense en su “traspatio”. Plan que incluye la escalada agresiva contra la Revolución bolivariana, y tuvo, como primer indicio, el decreto presidencial de marzo de 2015 que declaraba a Venezuela como una “amenaza a la seguridad” de EEUU.

Bolivia. Capitalismo extractivista y clientelismo politico. Los cooperativistas mineros y el MAS

1. Clientelismo

El clientelismo se constituye ante todo un instrumento de la clase dominante.

Del mismo modo que la capacidad para instrumentalizar personas depende del poder que se tenga, así la disposición o disponibilidades para ser instrumentalizado, depende no solamente de la privación real del poder, sino fundamentalmente, del grado de conciencia de clase, en el sentido de la capacidad para discernir a favor de qué intereses de clase se debe luchar.

¿Quinto tigre asiático?

La segunda economía en crecimiento anual después de China tiene buenas oportunidades para llegar a ser otra gran historia del éxito, sostiene semanario británico.

¿Existe alguna economía en el mundo comparable con la china en el progreso alcanzado en las últimas décadas y un potencial de crecimiento enorme para el futuro? La revista The Economist sostiene que sí: Vietnam.

La integración regional en disputa: Amenazas y debilidades en el regionalismo postneoliberal

Hace un par de semanas escribía sobre como América latina se había convertido en la principal región en la construcción de la multipolaridad en el Sistema Internacional[i]. En esa construcción, sin duda alguna, jugaba un papel fundamental las nuevas orientaciones políticas y económicas que emanaban de lo que venimos denominando como regionalismo postneoliberal.

Los diez obstáculos que impiden la reconciliación palestina

 

El pasado mes de mayo se cumplieron cinco años de la firma del acuerdo de reconciliación palestino firmado entre los movimientos de Fatah y Hamás y otras facciones palestinas. El acuerdo necesitó para su conclusión de tres años de negociaciones. Pero, ¡¿por qué dicho proyecto de reconciliación lleva tanto tiempo sin aplicarse a pesar de ser terriblemente necesario y del punto muerto a que ha llevado al proyecto nacional palestino?!

Páginas

Suscribirse a Opinión