Opinión

Hacia una filosofía interesante

Antes con un mismo léxico filosófico se contraponía, por ejemplo, racionalismo y empirismo. Rorty tiene otro apunte interesante en La contingencia del lenguaje (1986) que versa sobre la necesidad de renovar el léxico que se haya convertido en un estorbo; esto es, sustituir un léxico vacío, incoherente, confuso, o simplemente estéril, por otro que por joven y por desarrollar sea lo suficientemente atractivo de cara a conseguir grandes cosas, dice. Ese es el camino, no que haya términos que se desestimen o argumentos clásicos que se consideren innecesarios.

Páginas

Suscribirse a Opinión