Opinión

La ira del imperio contra Venezuela

Se sabía que los yanquis aguardaban los resultados de las elecciones en Venezuela para ejecutar sus represalias diseñadas de antemano, y ante la rotunda victoria de Nicolás Maduro, la ira yanqui se desató.

Ellos no asimilan que la escasez de productos, resultado de su guerra económica, no cambie la forma de pensar de millones de venezolanos. Es el mismo error que comenten con Cuba, porque su terquedad y prepotencia les impide aprender la lección.

EU.- Hablando de elecciones

El día 20 de mayo se efectuaron las elecciones en Venezuela.  Cómo era de esperar, ciertas y determinadas figuras de los partidos de oposición venezolana

plantearon no reconocerían los resultados de dichas elecciones. A estos pueden sumarse, el gobierno estadounidense y algunos títeres del Imperio, que en estos momentos ocupan la presidencia de un número de países debido a elecciones amañadas o maniobras de Estados Unidos, que no pueden calificarse como que representan el sentir de sus pueblos.

Servicios mínimos, mínimos, mínimos...

En este país nada parece sorprender ya que; entre escándalos zaplaneros, eré-ticos, de cursos desformadores, timos masterizados, casas que se desploman, chalets morados discordantes, narco lanchas, contra-bandos catalanistas,  ligas que se ganan o se pierden, el salto de la reja, presupuestos con 155 condiciones; las multiples huelgas que se desarrollan en el país y sobre todo en los ámbitos educativos y judiciales no parecen tener la menor importancia.

Europa no confía en Washington

Al parecer, por primera ocasión en varias décadas, la Unión Europea dejará de seguir al pie de la letra las órdenes y dictámenes que le impone Estados Unidos.

Las contradicciones entre el bloque comunitario y Washington se han disparado desde la llegada a la Casa Blanca del magnate Donald Trump que ha motivado reacciones adversas de Bruselas.

La pretenciosa morada

Cuando vi las fotos del chalé que habían adquirido Pablo Iglesias e Irene Montero me vinieron a la memoria las imágenes de aquellos dirigentes y cargos públicos del PSOE, bautizados como la beautiful people que, al poco de comenzar a gobernar Felipe González en 1982, se trasladaron a vivir a localidades de la carretera de La Coruña, zona ya conocida entonces como área residencial favorita de cierta burguesía madrileña.

El Reino de este Mundo

“Mi Reino no es de este mundo”, decía Jesús de Nazaret, reconocido como  Dios hijo en la Religión Cristiana. Sus sermones instaban a no apegarse a las riquezas de este mundo, ya que el verdadero Reino está en el cielo, al que por cierto tienen mucha dificultad para entrar los ricos: “es más fácil que un camello entre en el ojo de una aguja”.

Luego Constantino creó la Iglesia Católica  como Religión del Imperio y desde entonces los jefes de esa Iglesia han creado y mantenido un Reino de este mundo, casi siempre cercano a los poderes económicos y políticos.

Páginas

Suscribirse a Opinión