www.tercerainformacion.es

Estado de la ética del sector farmacéutico español en 2011

Entrevista a Miguel Jara y análisis del libro Laboratorio de Médicos, publicado en la pasada primavera.

Reportajes | Rubén G. Herrera - Tercera Información | 06-09-2011 | facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento

El tema de la salud va y viene a los grandes flujos mediáticos cada cierto tiempo, pero no es un tema constante. Estos días, el Premio Nobel de Química de 2009, Thomas Steitz, sentenciaba: «las farmacéuticas no quieren que la gente se cure».

Pese a lo que muchos piensan y luego utilizan como argumento acusador, no se trata de una crítica generalizada a la industria farmaceútica, ni tendría ningún sentido hacerlo.

Aclarado esto, seguramente recuerden el vídeo “Fin del letargo: el poder farmacéutico” difundido por Internet hace unos años y que supuso un pequeño susto al “lobby” de las farmacéuticas en España. La agenda mediática ha hecho hincapié en el asunto de los visitadores médicos aún menos que en temas de salud en general. En este campo, Miguel Jara es un referente único, y este año está presentando su última obra: Laboratorio de Médicos: Viaje al interior de la medicina y la industria farmacéutica . A Miguel se le ha criticado de "vendedor sensacionalista" en medios como El Global, diario sobre el mundo farmacéutico (sin haberse leído el libro). En Tercera Información, nos interesa ofreceros los mejores datos del mismo, ya que sin duda constituye un nuevo punto de vista a ese “modelo de progreso que nos enferma”, que tipificó Pascual Serrano refiriéndose al ámbito de la medicina hace algún tiempo, y el libro nos parece un retrato de la iatrogénesis o la negligencia médica en la España actual. Todavía estamos ante un tema tabú, y un universo interior que desconocemos y está cargado de eufemismos que lo disimulan (como llamar “inversión promocional” al ejercicio de presiones de la industria farmacomédica). Pero la naturalidad narrativa de Miguel Jara supondrá una profunda reflexión para muchos de los que están participando en actividades poco éticas de este macrosector.

La principal novedad son los testimonios de fuentes directas: exvisitadores médicos en este actual contexto de desregulación laboral (algunos tal vez pensarían que la precariedad nunca llegaría a este sector) donde cada vez son más los excomerciales que pueden hablar y mucho de las irregularidades del mundo farmacomédico. El ámbito sanitario español aparece en Laboratorio de Médicos copado de casos y experiencias traumáticas; algunas merecidas. El juego del tarugueo , que es como se conoce en el argot de la visita médica al trapicheo de recetas y regalos, o directamente sobornos, no es ficción literaria. Las recompensas a los médicos que recetan los productos van desde videocámaras, cheques gasolina, bonos de El Corte inglés, viajes (“turismo farmasanitario”), material médico (para los que tienen más sentimiento de culpa…), incluso visitas a prostíbulos. Se calcula que el 90% de los médicos aceptan estas visitas. Algunos de los productos recetados ha contado con su historial de polémicas propio: omeprazol (protector estomacal), cilaprazil (hipertensión)... En Nueva Jersey, un análisis realizado en la Facultad de Medicina en 2010 asegura que en torno al 85% de los preparados nuevos que salen al mercado farmacéutico ofrecen pocos o ningún beneficio adicional.

Pero en España, este tipo de sobornos por parte de visitadores médicos de grandes compañías están prohibidos por ley. Una ley poco específica, pero una ley: Ley 29/2006, de 26 de julio, de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios) Pero que viene a solapar conflictos que se vienen dando desde los años 90. Uno de ellos incluso consiguió llegar al Tribunal Constitucional,

Algunos testimonios alegan que deberían generarse convenios generales entre industrias y médicos, o establecerse una gestión independizada. Internet, actuando a modo de espejo, nos deja ver cómo este tramposo sector no ha dejado de crecer, alcanzando su propia burbuja que revienta del mismo modo que las demás: destruyendo el empleo. Obras como la de Francisco Orduña Pereira (Manual del visitador médico. Un profesional del mundo de la salud en 2004, y previamente la ponencia impresa El nacimiento de una nueva profesión: visitadores médicos, 1994) parecen servir de base histórica de este boom, y cito textualmente una de sus obras cuando prologa su labor: «edificio de fe en el que el propio Francisco A. Orduña Pereira ha puesto muchos ladrillos». Es, cuanto menos, interesante la inclusión de la fe en un libro de carácter manual.

Es cierto que el marketing farmacéutico como tal no debe tipificarse como negativo, pero grandes portales como PmFarma estudian cómo hacer este negocio cada vez más rentable y eficiente...

La amplitud y especifidad de los llamados visitadores médicos es increíble. La multinacional alemana Schwarz Pharma, la patronal española Farmaindustria, GlaxoSmithKline (GSK), IMS Health (International Marketing Services Health, la mayor multinacional de marketing para farmacéuticas), hasta los médicos locales que a diario reciben una decena de “informadores técnicos”, existe un amplio ejercicio de presiones empresariales que conecta con lo que denominaríamos “el tráfico de salud” o el mercado de los medicamentos. Por cierto, uno de los sectores más rentables de Europa, cuyo precio se cobra en valores éticos.

Aquí es donde Miguel Jara deja espacio para los testimonios, que detallan el infierno vivido, las amenazas, acusaciones de despido, el silencio… y por supuesto, la enorme repercusión social en materia de salud o de derechos humanos.

El punto de arranque es sencillo: la autojustificación de los médicos: «¡Todos lo hacen!». Algunos expertos reiteran lo insano de este tejido empresarial en España. El doctor Julián Velasco Gutiérrez, en su estudio: Relaciones entre la industria farmacéutica y los médicos de atención primaria propone tres preguntas básicas que deben hacerse los especialistas:

- «¿Cuál el propósito de la invitación?

- ¿Qué pensarían mis pacientes de este regalo?

- ¿Qué pensarían mis colegas?»

El doctor recomienda: «No hagas nada que no quisieras ver publicado en la primera página de los periódicos».

En España, la ética del sector encuentra un punto de inflexión cuando se crea en 2010 la Plataforma no gracias de médicos por la ética. ¿Necesaria? Sí, pese a que ya existían Oficinas de Evaluación de Medicamentos en diferentes regiones, o la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AGEMED), el Sistema Español de Farmacovigilancia, o incluso organizaciones éticas como la Asociación Española de bioética y Ética Médica (AEBI). Pero la Administración se limita a autorizar o no la comercialización de nuevos medicamentos, dejando campo abierto para la “guerra comercial” que tiene lugar y que no es la mejor garantía precisamente para trabajar con la salud.

¿Y en el resto del mundo? Hay diferentes casos, pero Italia y Venezuela me parecen significativos.

Miguel Jara profundiza en el caso italiano:

«La Policía española jamás ha investigado el tema ni ha hecho una redada masiva de médicos y visitadores como sí han tenido lugar en Italia y otros países. El asunto en el país transalpino fue tan escandaloso que la propia multinacional reconocería los hechos en un comunicado público. Lo haría con los subterfugios y el lenguaje de la corrección que usan los funambulistas del business».

En Italia, los carabinieri, tras investigar a algunos empleados de GlaxoSmithKline (GSK), una de las multinacionales farmacéuticas más importantes del mundo, llegó a detener a centenares de profesionales que terminaron siendo procesados por “incentivar la prescripción de fármacos".

En Venezuela, para regular esta práctica a la que se añaden otras como la aparente venta de productos caducados, se ha llegado a proponer la existencia de un "Visitador Médico Independiente". En teoría, según este sistema, el visitador se regiría por las normas de ética del visitador médico común, pero promovería productos farmacéuticos naturales, debidamente avalados por instituciones de salud y su ejercicio profesional lo haría de manera independiente, respetando los canales normales de dispensación de medicamentos y ajustándose a la legislación del respectivo país. El ejercicio profesional permitiría al visitador medico independiente escoger su cartera de médicos y farmacias, los que se hallen cercanos a su lugar de residencia y con la plena libertad de manejar sus horarios y días laborables. Es lo que defienden algunos sindicatos como el de Visitadores Médicos de Venezuela. Algo bien distinto a las historias narradas en primera persona de los visitadores médicos que contactaron con Miguel Jara (sacrificados por horarios, viajes, control estricto del uso que da al teléfono y ordenador de empresa, o la exisgencia de resultados insostenibles que demandan las multinacionales citadas).

...

- Parece que 2011 está siendo un año intenso para usted. Al menos, las noticias sobre el marketing farmacéutico no dejan de aumentar y reproducirse en cada vez más medios. ¿Estamos saliendo de la sombra en esta materia? (Algunos medios como Periodismo Humano consideran el asunto de las farmacéuticas, a grandes rasgos, como un tema periodístico propio, y aunque no mantienen su sección muy actualizada, permanece en portada).

Es cierto que durante los últimos años ha aumentado la crítica ciudadana, su indignación, sobre las irregularidades de la industria farmacéutica, en general pues es un sector amplio y complejo. Los medios lo reflejan aunque se echa en falta que los grandes periódicos, televisiones y radios hagan un esfuerzo mayor y se pongan de parte de la ciudadanía en estos asuntos en los que se juega con su salud y su dinero.

- ¿Tiene este nuevo itinerario ético alguna relación con el hecho de que la medicina y la sanidad en España estén tan valoradas? Nuestro país a menudo se autoproclama líder de la industria medicosanitaria, aunque nuestro éxito provenga finalmente más bien de fenómenos como la cirugía estética o la cultura de la automedicación y el abuso de medicamentos…

También es cierto que medicina y sanidad están muy valoradas en nuestro país. En muchos casos es muy justo y más que tendría que valorarse pero en otros casos la ciudadanía no es consciente del enorme nivel de corrupción que también se produce en el sistema sanitario Y no sólo me refiero a los casos puntuales de corrupción sino a la corrupción institucionalizada como que muchos laboratorios farmacéuticos y empresas de tecnología sanitaria estén imponiendo sus productos al sistema sanitario, en muchos casos con baja o nula evidencia científica ni justificación por su coste-eficacia-peligrosidad, a través de los departamentos de Ventas o Marketing y en concreto de la visita médica, que tiene un claro perfil comercial. Es una paradoja: tenemos un sistema sanitario muy valorado pero demasiado dependiente de los intereses industriales. Y ello marca el tipo de atención, diagnóstico y tratamiento que se le da a la ciudadanía.

- Cada vez más gente piensa que el capitalismo ha traído más ventajas que inconvenientes si echamos un vistazo al margen de población pobre y población rica mundial. ¿Es, siguiendo con la hipérbole, el marketing farmacéutico más perjudicial que beneficioso, a vista de pájaro?

No se puede olvidar la creciente desigualdad que provoca dicho modelo. Es más perjudicial sólo hay que ver que según un metanálisis (un estudio científico que discute y resume otros trabajos publicados sobre una materia concreta) realizado en 2005 en Estados Unidos (EE.UU.) refleja que las intervenciones del sistema sanitario son la cuarta causa de muerte en aquel país. Esto está directamente relacionado con el marketing farmacéutico. EE.UU. y Nueva Zelanda son los dos únicos países del mundo en los que se puede hacer de manera legal publicidad de fármacos que necesitan receta para ser expendidos. También hay que tener en cuenta que muchos medicamentos son más peligrosos de lo que pensamos y ello lo demuestra el cúmulo de fármacos retirados del mercado en los últimos años y los casos de muertes y/o graves efectos adversos provocados por medicamentos que se han producido en los últimos lustros. Buena parte de los medicamentos además no son todo lo efectivos que anunciaban sus fabricantes. En resumen, estamos sobremedicados, con demasiados medicamentos peligrosos y en muchos casos ineficaces.

- ¿Ha pensado en que historias como la que nos cuenta en su libro llegarían mucho más lejos si se convierten en guion de cine o televisión? El actual cine crítico, sobre todo el independiente, está muy por la labor de este tipo de ideas. Y el drama social y la intriga detrás de los mundos de la ciencia se autojustifican hoy día.

Una productora ha estado interesada en llevar a la pantalla grande el libro Laboratorio de médicos pero finalmente no llegamos a un acuerdo aunque estoy abierto a otras propuestas pues creo que es una muy buena idea, el libro tiene una película.

- Algunos testimonios son verdaderamente sorprendentes: ¿ha seguido conociendo nuevos contactos que no hayan tenido cabida en el libro?

Sí sigo recibiendo documentación y haciendo contactos, desde visitadores que han leído el libro y quieren contarme y documentarme cosas, abogados del sector incluso algún gerente de empresa sanitaria que conoce bien el tema.

- Usted no comenta en el libro que existen numerosas redes de empleo de visitadores médicos.

Salen decenas de ofertas al día en España. Esta organización no se da en otros colectivos (por ejemplo, periodistas), y por ello, me sorprende. ¿Es significativo? (http://www.itssevilla.es/, http://itsalicante.com, http://www.its-toledo.com, http://www.itsmurcia.com, http://www.itsgestion.com, http://www.itstenerife.es, http://www.itshuelva.es... Y así en cada provincia). La formación en visitador médico crece, algo que ya ha denunciado Carlos Ponte (congresos de formación, unos eventos que resultan sumamente caros). Pero también, el negocio de los visitadores está autorregulándose, lejos de hiperbólicos lujos y ofrecimientos desmedidos, como sus fuentes describen, aprendiendo de errores del pasado.

La de visitador médico es una profesión sui generis en cada provincia hay una asociación de visitadores que regula el número de visitas a los médicos que puede hacer legalmente cada empleado. Ahora dicha profesión está sufriendo la crisis con especial crueldad pues son los candidatos favoritos de los departamento de Recursos Humanos de los laboratorios para ser despedidos y así ocurre. Por otro lado, la presión social en favor de la ética es cada vez mayor.

- ¿Qué opinión tiene acerca de los contenidos que se publican en portales específicos como Pmfarma?

Es una buena herramienta para los profesionales del sector que casi no cuestiona las irregularidades del mismo. Yo no puedo quejarme, pues cuando se publicó mi libro, estuvo en su portada un montón de días, así que lo agradezco, pues la mayor parte de medios de comunicación del sector ignoran mi trabajo...

...

Mientras tanto, todavía hoy, muchos médicos de pueblo, más agradecidos con los visitadores que los de ciudad, colocan carteles en la puerta de sus consultas que dicen: «los delegados de laboratorios pueden pasar entre paciente y paciente». A mí, personalmente, me da escalofríos.

— 

- http://www.migueljara.com

8 Mensajes del foro
  • 6 de septiembre de 2011 21:07, Catedrático del Siglo XXI
    0 vote

    En Asturias gracias al foro tendremos como jefe de cierto departamento al rey de la aceptacion de regalos x recetas.
    Los de Igrafo iupsoe tampoco lo hicieron mal

  • 7 de septiembre de 2011 14:22, Sara
    0 vote

    Mi experiencia como médica de pueblo en Catalunya es que los visitadores médicos han prácticamente desaparecido de mi centro. Suelo ver a uno, que es paciente mío y dos o tres que llevan genéricos. Los demás visitan algo a un compañero que aún les presta atención, pero pocos. Realmente tiene más éxito el farmacólogo de nuestra área, realmente "cañero" y bien documentado, que ellos.
    Las presiones ahora nos llegan por otro lado: las prescripciones de los especialistas, a quienes nuestra administración no se ha atrevido todavía siquiera a ofrecer un incentivo de productividad relacionado con una buena prescripción, como tenemos nosotros, los de primaria.
    Eso, unido a la mejora espectacular de la formación MIR de Familia y la función de nuestros departamentos de Farmacología, más las posibilidades, realmente revolucionarias, de obtener información de calidad en Internet es lo que ha hecho casi desaparecer a los visitadores de nuestros centros.

  • 7 de septiembre de 2011 14:38, Erizo
    0 vote

    Salvo que el Sr. Jara me lo regale, no leeré su libro. Me basta con entrar algunas veces en su blog y otras noticias aparecidas en medios alternativos.

    No sé si lo habrá hecho (yo no se lo he leído), pero:

    .¿Cuestiona el modelo capitalista y de libre mercado/competencia, nido de la corrupción que denuncia? ¿Defendería un sistema socialista real y profundo en el que la investigación, fabricación y dispensación de medicamentos fuesen competencia de las universidades, el estado, empresas cooperativas, etc...?

    . Con la información y testimonios que afirma tener sobre casos de corrupción, ¿ha acudido ya a los tribunales? Como se cuenta en la noticia, en España -no sólo en Italia- hay jurisprudencia sobre el asunto. No sólo la enlazada. Recuerdo -aunque no la fecha exacta- un caso sonado de varios médicos en una comarca sevillana. Lo difícil en estos casos es probar, ergo si se tienen las pruebas, pues al juzgado, hombre; ¿o eso puede costar dinero si se pierde el juicio, mientras que vender libros da beneficios?

    Hay que considerar que:

    . aunque sea difícil admitirlo, todos vamos a morir, lo que implica que hay enfermedades incurables o de etiología desconocida ("esencial" se le dice) y que cuando de alguna se llega a conocer y se logra curarla, surgirá otra que nos mate (¿cuales eran las causas de morbimortalidad hace 100 años y cuáles son hoy?) Afirmar que la industria no quiere curar es manipulador y fomentar miedo irracional. A este paso se unirá a los obispos que rechazan los tratamientos paliativos.

    . cuando dice "LAS" farmacéuticas, "LOS" visitadores, me autoriza a mí a decir que "LOS" periodistas son unos corruptos, tendenciosos, tergiversadores, etc...

    . lo honrado es decir que "algunas" (no sé cuántas) y "algunos" (tampoco sé el número), siempre que se tengan los datos que lo avalen. Tras 30 años como visitador -hoy jubilado- puedo afirmar que hay de todo, como en el periodismo, en la judicatura, ...

    . y la medicina, pues si no hay quien quiera corromperse, el corruptor no tiene nada que hacer, pero considérese: si un médico conoce 50 "catapunchimpinas mesilato" -efecto del "libre mercado"-, ¿es o no lógico que prescriba la del visitador con el que la empatía sea mayor o le haya facilitado la inscripción legal a un congreso, o una bibliografía, etc...?

    Hay un concepto que se baraja mucho al tratar de estos asuntos (en el artículo se menciona también), que cae estruendósamente a poco que se reflexione: LA PRESIÓN AL MÉDICO. Pues no, amigos, eso es rigurosamente falso:

    . no hay NI UN SOLO MÉDICO al que el juramento hipocrático, la colegiación o la libre sindicación obliguen a recibir a los visitadores. Si no quiere recibir, no recibe y punto. Y casi podría yo jurar que ningún visitador intentará visitarlo, porque a nadie le gusta perder el tiempo con "cliente hostil". He conocido a varios. Si reciben lo hacen porque le encuentran utilidad, sea de tipo ético, rutinario o corrupto. Yo me inclino a pensar en el primer caso basándome en mi experiencia.

    . habría que ponerse de acuerdo en definir "presión", como otros conceptos: "terrorismo", "feminismo", "izquierda", etc ...

    Y termino:

    ¿porqué dan escalofríos que se facilite a un profesional, digamos parasanitario, su trabajo? ¿Me tienen que dar a mí si alguien se lo facilita a un periodista en un organismo público? ¿Tiene que perder una mañana en un pueblo remoto o en una consulta privada el que se está ganando el pan? La gente, en general, es amable y también facilita el paso. Sólo una vez en 30 años me lo negaron a mí, por cierto en un pueblo cristianííísimo. Y he conocido situaciones grotescas, como la de tener -los visitadores- que acceder a escondidas a hospitales en los que había auteńticos mercadillos para comprar regalos y flores para los enfermos y tenían paso libre los fotógrafos para retratar recién nacidos. Las dificultades a los profesionales del medicamento. Coherencia se llama eso.

    Ea, pues salud.

  • 7 de septiembre de 2011 15:19, Rubén G. Herrera
    0 vote

    En efecto Erizo, no has leído el libro ni has entendido muy bien en qué consiste todo esto, y has transgredido tú mismo las fronteras éticas de las formas en que se deben plantear.

    Sin embargo me alegra que abras debates, así como vuelvas a opinar en un texto mío.

    Como comento al principio, no se trata de una crítica generalizada a la industria farmaceútica, ni tiene sentido hacerla. Se entiende que tampoco a "los médicos", ni siquiera a "los visitadores médicos", y, si quieres, tampoco al capitalismo, sino a determinadas prácticas que están reguladas por ley. Vamos por partes.

  • 7 de septiembre de 2011 16:13, Erizo
    0 vote

    Error, Rubén, error:

    no conculco norma ética ninguna, porque dejo claro que no he leído el libro, PERO SÍ BASTANTES ENTRADAS DE SU BLOG Y OTRAS PÁGINAS DE PRENSA ALTERNATIVA, y tanto en uno como en otras el LA y el LOS abundan. Es más sencillo demonizar que oponerse al sistema, especialmente si se obtienen ingresos. Y si se demoniza al currante, pues mejor. Es lo que hacen Aznar y Felipe Borbón: "los del 15M no trabajan porque no quieren, son marginales, no se esfuerzan ..." (más o menos textual).

    Quede claro: no criticaba tu artículo, sino la tendencia actual de ciertos autores, como Jara, de atacar a LA y a LOS. Es más, me ha sorprendido de modo positivo que conocieses lo del escándalo italiano y la sentencia del supremo que enlazas. Indaga sobre lo de la comarca sevillana. Fue en los últimos 70.

    ¿Se os ha ocurrido pensar que la mayoría de los visitadores llegan -llegamos- a dicha profesión porque no hemos encontrado otra salida, tengamos la formación que tengamos, titulaciones de ciencias incluidas? Y, de buena fe la mayoría, transmitimos lo que la empresa nos dice. Lo que no obsta para que haya casos de corrupción, mas ¿en qué porcentaje? Y si un visitador no está conforme, pero le obligan, ¿se va alegremente al paro y a la familia e hijos que les den ...?

    Resulta cansino y muy chocante leer continuamente que por culpa de unos "malos" los enfermos de no sé cuántas enfermedades no se van a curar. Si hay datos y pruebas, que vayan al juzgado, como dije antes.Conozco personalmente pacientes de cierto tipo de enfermedades no reconocidas que se quejan de paliativos, y sus miedos y preocupaciones son alimentados por publicaciones de este tipo. Te traslado lo que hace poco me escribía un médico rural muy cualificado y de mucha experiencia ya, al que le pedí su opinión sobre la entrevista a una médica -creo que inglesa- autora de un superventas sobre "la mafia médica":


    "Contestar a todo lo que dice se me hace interminable, pero ahí van algunos comentarios, a vuelapluma:

    Es algo mayor que yo, ya que terminó la carrera en 1967, dos o tres antes de que yo empezara a estudiarla. La entrevista es de 2009, luego es posible esperar que la expulsión del colegio de médicos etc., que padeció, fuera poco antes, casi a punto de jubilarse. En eso coincide con San Pablo, en la conversión tardía.

    Creo que mezcla demasiadas cosas y en ocasiones (no pocas) parece no hilar bien: ¿demencia presenil?

    En principio hay algo evidente, le pese a quien le pese: La muerte nos llega más tarde que hace unos años (pongamos de 50 a 75 años atrás), por tanto lo que se hace ahora que no se hacía entonces es bueno, porque nos prolonga la vida, ¿o no?. Me refiero a cosas como trabajar menos, con más máquinas que nos quitan esfuerzos y evitan riesgos (aunque provoquen otros distintos); comer mejor, vivir en casa mejores, donde se pasa menos frío y menos calor; Y TAMBIÉN A LA MEDICINA ACTUAL CON TODOS SUS ERRORES, LIMITACIONES Y A PESAR DE LAS CONTINUOS INTENTOS DE POLITIZACIÓN DE LAS CONSULTAS (al igual que se politizan los juzgados, el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua....).

    Naturalmente los laboratorios quieren ganar dinero. ¿Hay algún terapeuta que trabaje gratis?.

    ¿Somos dioses y nos podemos curar cuando nos demos cuenta de ello?...

    ¿Cada vez que actuamos como si no fuéramos dioses nos ponemos enfermos?...

    ¿Que hay un médico que ha demostrado que TODAS las enfermedades son psicosomáticas?...

    ¿De qué va esta tía?. De verdad que con esas afirmaciones me hace alucinar.

    ....Pero si es cierto que la sociedad –y los médicos formamos parte de ella-, cada vez estamos, en general, más lejos de admitir con naturalidad la muerte , el sufrimiento y la limitaciones que provocan, no solo las enfermedades sino la edad, el sexo o la situación vital por la que estemos pasando, y se termina por pretender medicalizarlo todo, o mejor dicho casi todo, porque ahora resulta que "surge de la nada” un movimiento que afirma que el embarazo y el parto no son enfermedades y por eso no deberían ser controlados por médicos ni se debería parir en los hospitales, sino en casa (y en esto algunos sectores de la Sanidad Pública, que ven un ahorro, no parece estar muy en contra). Yo me opongo totalmemte

    También es cierto que TODOS los medicamentos, vacunas incluidas, MATAN; pero también mata la comida y la bebida (si están en malas condiciones, contaminadas, eres alérgico, te provocan una úlcera sangrante o una perforación gástrica...) y YO NO PIENSO DEJAR DE COMER, pero es cierto que en general voy poco al médico, y si los síntomas que tengo son compatibles con una vida casi normal me aguanto sin tomar potingues y ; advierto a la gente que los analgésicos y antiinflamatorios pueden terminar por joderles los riñones (los que se comen al jerez, no la columna lumbar) y matarlos; pero la mayoría afirman que sin ellos (los calmantes) no pueden vivir (porque tiene que barrer, limpiar, hacer las camas..., o cavar las huertas)....

    ¿Debería negarme a recetarselos?"


    ¡Ah! No pretendía abrir un debate, sino sólo exponer una opinión, basada en la experiencia profesional en empresa seria y de prestigio que no tarugueaba. Es más, teníamos una norma no escrita consistente en dar de baja a los médicos tarugos. ¿Qué hacen ahora en la empresa? Lo ignoro.Y tampoco sé qué "legalidades" hay activas en ese aspecto porque llevo más de once años jubilado y, por tanto, no me pronuncio ya que lo último que se me ocurriría ahora es leer BOEs: bastante tengo con leerme los prospectos de lo que me recetan y no conozco, por nuevo.

    Corto y cierro, que decían en las pelis de submarinos.

  • 18 de octubre de 2011 10:55, FARMAFIA
    0 vote

    SOBRE LAS EMPRESAS FARMACEUTICAS

    http://bitacorafarmaceutica.wordpre...

  • 19 de noviembre de 2011 22:04, EX-SANITARIA
    0 vote

    HOSPITALES ESPAÑOLES, EXPERIMENTOS CON NUESTROS ENFERMOS SIN CONSENTIMIENTO

    http://talidomidapertuti.blogspot.com/

    http://talidomidaporcompasion.blogs...

  • 3 de enero de 2012 23:10, Nikita
    0 vote

    Dice Erizo:

    "Salvo que el Sr. Jara me lo regale, no leeré su libro."

    Mi pregunta es :

    ¿Le interesa pero no lo puede pagar o le interesa pero no lo quiere pagar?

Publica tu comentario


¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    Normas de uso:

    • Esta es la opinión de los lectores.
    • No está permitido verter comentarios injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios considerados fuera de tema.

¿Quién eres? (opcional)

Colaborador
camisa 198
Comentario más valorado

En Asturias gracias al foro tendremos como jefe de cierto departamento al rey de la aceptacion de regalos x recetas.
Los de Igrafo iupsoe tampoco lo hicieron mal

- -Catedrático del Siglo XXI -
El estigma del revolucionario

● ¡Joder; para ser recién despierta (ignoro si también joven), qué bien escribes! ¡Envidiable!

● Entre otras declaraciones subjetivamente "extremistas", has realizado todo un compendio -asimismo subjetivo- de males: del que, por supuesto, caben deducir las enmiendas. (Sin duda que eres una pedagoga excelente, tú.) Y aunque dudo mucho que quienes obran intencionadamente deseen cambiar sus formas de proceder en base a tus exhortos, mejor es oír estos predicados que los impartidos por los gestores del consorcio de los cielos en la tierra (que ya desde niño, con su vigilancia divina y mi ignorancia sobre qué es pecado, me tienen en la incertidumbre y aterrorizado con la posibilidad de que se me pueda llegar a condenar al fuego eterno). Pero quizá nosotros, que tenemos buena voluntad, podamos llegar a arreglar desde lejanías ultramundanas toda problemática, cuando a esos cielos arribemos, si conseguimos hacerlo como dioses, en base a la ambrosía ingerida (así nunca podrán llamarnos come-mierdas, a menos que sean sapos ignorantes, que de todo hay en la viña del señor).

● Personalmente siento contradecirte en la conclusión y, en vez de vestirme (o de sacudirme rabiosamente como un perro mojado: a veces me da por ahí), me quitaré la ropa para tomar una ducha.

● Jarto estoy de revolver en el basurero en busca de verdades de perogrullo -dado que no estoy preparado para tan elevadas cuestiones como las que habitualmente se tratan- (¡joder; tanta intelectualidad me da fastidio!). Cansado, pues, y sin entidad para afrontar cuestiones tan elevadas como esta que aquí me encuentro, entiendo que procede una ducha e irse a descansar.

● Pero no sin antes alabar a 3ª información la ambrosía espiritual por la que sus seguidores acabarán convertidos en dioses. De ahí que os imagine lanzando -al igual que Júpiter o Zeus, pero desde vuestro particular Olimpo-, aquellos rayos y centellas que estiméis oportunos. Pero como buenos cristianos, ¡eh!; sobremanera a la hora de obrar, si "allá" estuvieseis en capacidad de hacerlo. No os vayáis a exceder en vuestras atribuciones divinas, cual los inmorales dioses antiguos y esta gentuza que tanto te ha hecho indignar: ¡Jodidos!

No al Assassin’s Creed Rogue

Vamos a ver... estoy en desacuerdo con muchas cosas que dices.
1.-
Para empezar, pones a desmond como un super personaje, y no es asi, al principio si que podriamos decir que es un buen personaje,en el sentido de la linea argumental y el crecimiento que sigue en los juegos... pero llega el final del assassins 3 y que hace? El hombre que ha encarnado a los asesinos del juego, además de ser el mismo un assassin, toma la decisión mas templaria que pueda esperarse: decide condenar a la humanidad a una esclavitud, un futuro en el que reinará la diosa/ser superior al que libramos, a cambio de su propio sacrificio, antes que dejar que la humanidad sea libre por completo aunque reciba daños. Si lo piensas, tantos sacrificios llevados a cabo solamente por los frutos y demás estratagemas templarias, y ahora prefieres que tu raza entera sea esclavizada definitivamente.
2.-
No quiero parecer que te estoy criticando, pero cuando leo tu artículo me parece que eres un fan de ezio auditore y que te posicionas, me imagino que inconscientemente de su lado, aun en cosas que no puedo entender. Me explico: el assassins 3 es un juegazo. Pero al compararlo con los otros assassins pierde en muchos puntos, que no son los que tu has citado, excepto en lo de que Connor esta solo (que por cierto no lo esta del todo, por ahi tiene un buen mentor con una historia bastante curiosa, y luego los demás asesinos que puedos llamar), y de que la historia esta basada en la guerra civil, no asesinos templarios. Vale. Pero eso de que es peor en la mecánica de las peleas... a mi me parece incluso mejor que el 4. En el 3 los triples asesinatos dan un poco de vidilla, y las teclas deben ser pulsadas con un poco de orden, sobre todo a los enemigos a los que no se puede contraatacar y ya esta (los grandes y gordos, los oficiales...). Si lo comparas con los anteriores... son aprieta botón para defenderte, pulsa cuando te ataque. Y ya. No tienes que hacer más. Los errores que si que advierto yo en el 3, son un número insufrible de bugs, hasta el punto de hacer secundarias injugables, y payasadas gráficas de todo tipo.
3.- En lo que dices que los templarios son malos... Altair no es más bueno que muchos templarios al empezar el juego. Por su culpa matan a un assassin y le cortan el brazo a otro, además de que asesina a un inocente en esa misma misión. Todo por su codicia y por su agresividad (que luego a lo largo del juego se soluciona). Y luego eso de que los templarios no pueden escalar ni luchar... ¿De verdad no te has dado cuenta en tantos juegos de que los templarios y los assassins prácticamente tienen la misma tecnología y se entrenan prácticamente igual? Se van cogiendo cosas unos a otros, como Haytham cuando va con las cuchillas.

No lo digo porque prefiera a los templarios, ni porque no me gusten los primeros assassins que salieron (de hecho, mis juegos favoritos de la saga son el 1 y el 2, y tengo claro que los templarios hay que matarlos por que quieren hacer un mundo esclavo) pero es que tu artículo... roza el fanatismo.

Lo que si que no me esta gustando es la velocidad a la que sacan assassins: acaban de sacar dos y no hace ni un año del último si no me equivoco. Si se van llendo por las ramas sin hacer un assassins como los dos primeros, con una historia fuerte, largos, con personajes carismáticos y con unos mapas grandes, al final caerá en el olvido y será una saga más que lucha por mantenerse viva.

El estigma del revolucionario

Me parece que has visto demasiadas peliculas. Son los mismos los que mataban brujas que los que deslocalizan fabricas a la India? Que facil te ha sido aunar tantas causas perdidas y victimas de la historia para autodenominarte revolucionaria, como si todos los avances de la humanidad asi como sus miserias no fuesen precisamente de todos nosotros, de los humanos que las hemos hecho posible. No trato de ofenderte, principalmente por no darte motivos para que me llames fascista, inculto o borrego. Busca una causa concreta, trabaja en ella y demuestra que ha servido para algo, pero por favor no te cuelgues medallas por tu empatia con las victimas de la historia ni hagas un todo del mal del universo que el lado oscuro y Darth Vader no existen.

En Portada
Información legal - Contacta - Colaborar - Publicidad