movimiento obrero

Escenas de la lucha de clases en el 1 de mayo de 2018

No tienen mayores beneficios laborales, muchos son contratados para trabajar por pocos días o varias semanas. La precariedad laboral en varios países gobernados por partidos de derecha es una realidad.

La precarización del trabajo se ve reflejada en la reducción de beneficios salariales, en el incremento de la jornada laboral, en la reducción de las pensiones, así como en todo el sistema de protección social de los trabajadores.

La luz de los obreros: Abril de 1902, Primer Congreso Obrero de Extremadura

Allí empezó todo. La historia del movimiento obrero en Extremadura hunde sus raíces en Torre de Miguel Sesmero, en sus calles estrechas y blanquísimas. “En la cocina de la resistencia, con sus fogones pobres, en la fraternidad del pan escaso, hallé por fin la fundación perdida, la remota ciudad de la ternura”. Pablo Neruda encontró en las primeras huelgas de los trabajadores chilenos la ciudad de la ternura. En Extremadura, el fogonazo originario habremos de buscarlo en el Primer Congreso Obrero, celebrado a finales de abril de 1902 en este pequeño pueblo de la comarca de Olivenza.

Inicios del asociacionismo obrero en España

Además de las acciones del ludismo y la lucha por las mejoras salariales, los obreros españoles comenzaron también a movilizarse por el reconocimiento del derecho de asociación en los años treinta del siglo XIX. Al calor de los cambios de signo aparentemente progresista que traía la promulgación de la Constitución de 1837, los obreros de Barcelona solicitaron al gobernador permiso para poder asociarse, junto con la petición de que interviniese para conseguir un aumento salarial. La Comisión de Fábricas se opuso a ambas pretensiones.

El surgimiento del movimiento obrero canadiense

El movimiento obrero canadiense hunde sus raíces en los primeros decenios del siglo XIX. En este sentido, Quebec es el territorio pionero, ya que se sabe que en la segunda mitad de la década de los años veinte funcionaba una asociación de tipógrafos. En la década de los cuarenta comenzaron a proliferar sindicatos de oficios, en una clara influencia de las Trade Unions británicas. Pero esta influencia perderá fuerza a partir de 1860 frente a la que procede del movimiento obrero de su vecino del sur, los Estados Unidos.

El movimiento obrero francés hasta la Revolución de 1848

La burguesía francesa no podía tolerar la existencia de organizaciones obreras porque consideraba que iban contra la libertad de empresa y de contrato, ya que podían presionar para establecer mejores salarios, además de otras reivindicaciones laborales colectivas. La asociación de obreros estuvo considerada como un complot. En Francia fue famosa, en este sentido, la Ley Le Chapelier, promulgada el 14 de junio de 1791, por la que se establecía la libertad de empresa en Francia, aboliendo los gremios existentes.

Los inicios del socialismo japonés

El inicio del movimiento obrero y el socialismo en Japón debe relacionarse con la apertura del país en la época Meiji, a partir del final de los años sesenta del siglo XIX y los consiguientes cambios económicos y sociales. Las primeras organizaciones que comenzaron a introducir el socialismo en el país fueron el movimiento Jiyū Minken Undō y la Sociedad Meirokusha. La primera fue fundada en 1873 y tenía unas preocupaciones más políticas que económicas, ya que pretendía que en el país se implantase una verdadera democracia representativa.

Acción directa y violencia en el movimiento obrero

La acción directa fue un medio de lucha del anarcosindicalismo que en España defendió la CNT o Confederación Nacional del Trabajo. Este método de lucha consistía en el recurso a la huelga, las ocupaciones de fábricas, el trabajo lento para no cumplir con los objetivos productivos marcados, el sabotaje, el boicot a la producción, a los comercios o a los propietarios de la tierra en el caso del sector agrícola.

Suscribirse a movimiento obrero