revolución francesa

El marxismo y la Revolución Francesa

Marx comenzó a estudiar la Revolución Francesa en su exilio parisino y con una clara influencia de Hegel, aunque terminaría por llegar a conclusiones distintas. Para Marx, la Revolución Francesa plasmaba en lo político la hegemonía económica y social que la burguesía había alcanzado en el siglo XVIII, después de un proceso que arrancaría desde la superación de la crisis bajomedieval. La Revolución había derrotado a la aristocracia feudal y había despejado la implantación del capitalismo. Marx se centró más en las causas y consecuencias del proceso revolucionario que en los hechos en sí.

El capitalismo se quita la máscara: El Invierno Rojo.

Jue, 01/12/2011 - 14:40 -- Anónimo (no verificado)

Hrod Mérida
Vivimos una situación de retroceso sin precedentes en los niveles de vida y las conquistas sociales. Este  retroceso se plasma en lo material con la bajada drástica de los ingresos de las amplias masas de la población. Viene acompañado, a su vez, por una bajada drástica en el nivel de consumo y por una dificultad cada vez mayor en el acceso a derechos básicos como la vivienda, o el derecho al trabajo, que no es más que el derecho a la “subsistencia” dentro del régimen imperante de esclavitud asalariada que constituye la espina dorsal del capitalismo.

Suscribirse a revolución francesa