La Tienda Republicana

El alcalde socialista de San Carlos del Valle considera que la minería de tierras raras "sería una ruina" para su pueblo

04/03/2017

Unas 50 personas participaron en la tarde el viernes (20:00 horas, salón de actos del INJUVE) en la segunda jornada informativa del año organizada por la Plataforma Sí a la tierra Viva.

Sesión informativa sobre minería de tierras raras en San Carlos del Valle (Ciudad Real) / Plataforma Sí a la Tierra Viva
El evento, que comenzó a las ocho de la tarde, tuvo una duración de unas dos horas y media y contó con la colaboración del Ayuntamiento de San Carlos del Valle y la asistencia y participación del alcalde Jose Torres (PSOE), tratándose toda la problemática referente a los proyectos de minería de tierras raras que afectan a la provincia de Ciudad Real. 
 
LA CORPORACIÓN MUNICIPAL, CONTRARIA A LA MINERÍA DE TIERRAS RARAS
 
Torres manifestó públicamente en relación con los proyectos que afectan a la comarca que la corporación municipal "está totalmente en contra" y que "esto sería una ruina" para un pueblo agrícola que depende de la viña y el olivo" y que "yo porque esté el Gobierno regional del color político al que yo represento a mí en este aspecto me enfrento a quien me tenga que enfrentar y de hecho me he enfrentado", en referencia a que los intereses generales de la población están por encima del beneficio particular de los accionistas de una empresa privada.
 
COMPAÑÍA MINERA RÍO TIRÓN
 
El entorno de la localidad está afectado por los permisos de investigación "Los Bailones F1" y "Los Bailones F2", gestionados por la Compañía Minera Río Tirón, perteneciente al Grupo Crimidesa, que aún habiendo descartado otro proyecto de investigación en la denominada Sierra de Los Bailones, aún mantiene sus planes de exploración para encontrar monacita además de otros minerales como rutilo y zircón.
 
UNA SESIÓN INTENSA
 
Además de los aspectos legales, los representantes de Sí a la Tierra Viva explicaron en detalle los riesgos que conlleva la minería de tierras raras, tal como demuestran las numerosas numerosas investigaciones e informes científicos realizados a nivel internacional y que apuntan a que esta actividad extractiva es problemática y perjudicial tanto para la salud humana como para el medio ambiente y las actividades productivas -entre otros factores- por la presencia habitual de elementos radioactivos en el mineral base como el torio y el uranio.