La Tienda Republicana

Podemos denuncia la "ingeniería estadística" para maquillar las listas de espera del SAS

09/03/2017

El portavoz de Salud del Grupo Podemos, censura las trampas del Gobierno andaluz para ocultar los retrasos en listas de espera para cirugía, pruebas diagnósticas y especialistas y pide una gestión transparente y participada.
Señala que el actual modelo de gestión perjudica a las personas con menos recursos, obligadas a soportar las listas de espera por carecer de poder adquisitivo para acceder a sanidad privada.

El portavoz de Salud del grupo parlamentario Podemos Andalucía, Juan Antonio Gil, ha calificado como "ingeniería estadística" la manipulación de los registros de pacientes por parte del Gobierno andaluz para maquillar las listas de espera y ha reclamado la aplicación de criterios estrictamente clínicos en lugar de administrativos en la gestión de las mismas. Durante su intervención en la Comisión de Salud del Parlamento, el diputado de Podemos ha denunciado que las listas de espera se han convertido en un problema serio "al que hay que poner solución ya", por lo que ha exigido al consejero de Salud que aborde esta cuestión con máxima celeridad y transparencia.

Según ha explicado Gil, entre las "trampas" del SAS para "maquillar" las listas de espera quirúrgicas, de pruebas diagnósticas o de consulta con especialistas, se encuentra la retención de las inscripción de pacientes si éstos no protestan, como ha ocurrido en el Hospital de Huelva, donde se generaba presuntamente una doble contabilidad paralela: la lista de espera oficial y otra de carácter opaco donde se acumulan pacientes que no reclaman. Otra "trampa", aplicada en el caso de lista de espera quirúrgica, consiste en dar de baja temporalmente a los pacientes cuando se acerca el plazo máximo en el que tienen que ser operados, de manera que -artificialmente- se consigue una aparente gestión óptima. Por su parte, en cuanto a demoras para primera consulta de especialista, se han producido casos en los que el SAS crea consultas generales de esa especialidad que sirven para cumplir el plazo de un mes para la primera cita pero que no diagnostican al paciente, que volverá a ser citado con el especialista meses después. Como ha denunciado Juan Antonio Gil, estas prácticas desvirtúan el sentido clínico de la Sanidad Pública, porque "ya no se trata de atender a los pacientes para intentar resolver su problema, sino de cumplir un objetivo estadístico".

En este sentido, Gil ha pedido al Gobierno andaluz que "deje de mirar para otro lado", dimensionen el problema y presenten propuestas para dar respuesta asistencial con la implicación de los profesionales de la sanidad. "Dejen de contemplar admirativamente la joya de la corona y de ocultar sus deficiencias", ha espetado el diputado malagueño, quien ha censurado que el actual modelo de gestión sanitaria "aunque siga siendo gratuito y universal" castiga a quien menos recursos tiene obligando a la ciudadanía a soportar largas listas de espera ante la imposibilidad de acceder a consultas privadas en casos de urgencia.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.