La Tienda Republicana

La Secretaría de Exteriores de la CNT condena la ofensiva turca

La Confederacion Nacional del Trabajo ha manifestando que harán todo lo que esté en sus manos “para defender la revolución, a nuestras compañeras y compañeros internacionalistas y a los y las civiles”

La Secretaría de Exteriores de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) ha publicado un comunicado condenado la ofensiva turca contra la Federación del Norte y Este de Siria.

Este sindicato, que opera en el Estado español, ha defendido en su declaración el proyecto liderado por los kurdos en la zona norte de Siria, un “modelo de convivencia pacífica, de recuperación ecológica y de promoción de la igualdad de las mujeres. […] Un desarrollo que bien podría servir de plantilla para resolver buena parte de los problemas que asolan Oriente Medio”.

También ha destacado la resistencia de las milicias kurdas YPG e YPJ en la lucha contra el ISIS y los sacrificios que han asumido, con una cifra de mártires que asciende a las 11.000 personas. “Este ha sido el precio a pagar por la caída del “califato” que el Estado Islámico había instaurado y por poner freno a un grupo islamista y fascista que amenazaba a la población local y a los países occidentales”, ha señalado.

El grupo anarcosindicalista ha manifestado su repulsa a la ofensiva turca, defendiendo que “Turquía pretende llevar a cabo una auténtica limpieza étnica, con el desplazamiento forzoso de la población kurda” y recordando que “los lazos entre el estado turco y Dáesh han quedado acreditados en varias ocasiones anteriores. Por ejemplo, combatientes islamistas muertos o hechos prisioneros resultaron ser también operativos del servicio de inteligencia turco”.

El comunicado finaliza con una firme condena a los “intentos genocidas” del estado turco y manifestando que harán todo lo que esté en sus manos “para defender la revolución, a nuestras compañeras y compañeros internacionalistas y a los y las civiles”.

Comunicado de la Secretaría de Exteriores de la CNT sobre la invasión de Rojava

En 2014, en el contexto de la Guerra de Siria, las milicias kurdas de autodefensa YPG e YPJ comenzaron su resistencia frente al Estado Islámico (Dáesh) en Kobane, una ciudad de Rojava, la zona en el norte de Siria de mayoría kurda. Tras cinco años de guerra, estas milicias han sido los principales responsables de la victoria sobre el Dáesh. Un triunfo que ha costado a las YPG e YPJ, hoy parte de las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF), 11.000 muertos y 22.000 heridos. Este ha sido el precio a pagar por la caída del “califato” que el Estado Islámico había instaurado y por poner freno a un grupo islamista y fascista que amenazaba a la población local y a los países occidentales. Una coalición internacional, con EEUU a la cabeza, dio apoyo aéreo en la lucha contra el Dáesh, aunque la victoria solo ha sido posible gracias al ingente sacrificio de las milicias kurdas y de las SDF, que aportaron las fuerzas terrestres para los combates.

La victoria contra el Dáesh solo ha sido posible gracias al ingente sacrificio de las milicias kurdas y de las SDF.

No solo eso, sino que, al mismo tiempo que se producían estos combates contra el fascismo islamista, en Rojava se ha desarrollado una auténtica experiencia revolucionaria de construcción de una sociedad pacífica y democrática. Bajo la propuesta del confederalismo democrático y sus tres pilares de ecología, feminismo y democracia directa, la población local ha rechazado la formación de un estado-nación y se ha empeñado en la construcción de un modelo de convivencia pacífica, de recuperación ecológica y de promoción de la igualdad de las mujeres. Sin duda, se trata de un desarrollo que bien podría servir de plantilla para resolver buena parte de los problemas que asolan Oriente Medio, legados en buena medida de un pasado colonial y de unas estructuras sociales patriarcales y conservadoras.

Por el contrario, hace apenas unos días el ejército turco inició una invasión militar del norte de Siria que amenaza con exterminar al pueblo que plantó cara a Dáesh. La excusa para la ofensiva es la creación de una denominada “zona segura” en torno a la frontera entre ambos países: un área de 30 km de ancho sin presencia de las milicias kurdas y controlada por el ejército turco. Dentro de esta franja se hallan las principales ciudades kurdas del norte de Siria, lo que revela el verdadero motivo de esta operación. Al anexionarse este territorio, Turquía pretende llevar a cabo una auténtica limpieza étnica, con el desplazamiento forzoso de la población kurda y la creación de un área para el reasentamiento de buena parte de la población árabe refugiada de la guerra de Siria que reside hoy en día en aquel país.

La invasión dio comienzo hace unos días. Primero llegaron los ataques aéreos, poco más tarde la ofensiva terrestre. La primera víctima mortal fue un niño de 6 años, asesinado por las bombas que arrojaron los aviones turcos sobre la ciudad de Qamishlo. Tras varias horas de bombardeos aéreos y de artillería, la primera jornada de esta invasión se saldó con 11 muertos, 8 de ellos víctimas civiles. Es de temer que estos números hayan aumentado rápidamente en los días posteriores.

La primera jornada de esta invasión se saldó con 11 muertos, 8 de ellos víctimas civiles.

Sin duda, esta invasión va a traer consecuencias funestas para las personas y grupos religiosos (musulmanes, cristianos, judíos, yazidíes) que habían logrado, por fin, habitar en paz en Rojava y en el norte de Siria. Es de prever que se produzca una nueva crisis de desplazados y que el ataque represente un balón de oxígeno para Dáesh. De hecho, sus células durmientes, que siguen operando en el territorio, han aprovechado la coyuntura para realizar atentados desde el primer día. No está de más recordar que los lazos entre el estado turco y Dáesh han quedado acreditados en varias ocasiones anteriores. Por ejemplo, combatientes islamistas muertos o hechos prisioneros resultaron ser también operativos del servicio de inteligencia turco. Aún más evidente es el apoyo incondicional que presta Turquía a la marca blanca de los islamistas en Siria, el Ejercito Libre Sirio, un grupo militar conocido por degollar “infieles” en todas sus operaciones bélicas.

Ante esta situación, CNT emitimos nuestra condena más firme frente a los intentos genocidas y de limpieza étnica del régimen turco. Desde hace tiempo, nuestra solidaridad práctica con el confederalismo democrático y con la revolución en Rojava se ha plasmado mediante el apoyo a la campaña de la Comuna Internacionalista para la recuperación ecológica de la zona, campaña asumida también por las secciones de la Confederación Internacional del Trabajo. Hoy, por culpa del ataque turco, no solo peligra este proyecto, sino la propia vida de nuestras compañeras y de nuestros compañeros internacionalistas, que han unido su suerte a la de la población local. Que nadie dude de que haremos todo lo que esté en nuestras manos para defender la revolución, a nuestras compañeras y compañeros internacionalistas y a los y las civiles.

CNT exigimos al gobierno que se posicione públicamente en contra de esta invasión.

Por ello, CNT exigimos al gobierno de España, en manos del PSOE, que no apoye más, ni haga oídos sordos ante el ataque a los derechos humanos que se está produciendo en el norte de Siria, que se posicione públicamente en contra de esta invasión y que pida la zona de exclusión aérea en el norte de Siria para evitar la masacre de civiles. De lo contrario entenderemos que la lucha contra el terrorismo islamista no le preocupa absolutamente nada y que da prioridad a las relaciones comerciales con Turquía y su régimen con las manos manchadas de sangre.

¡Riseup4Rojava!

¡El momento ha llegado, ha empezado la guerra! ¡Levantémonos en defensa de Rojava!

¡Participa, alza la voz, movilízate, hasta que el régimen fascista turco sea derrotado!

Secretaría de exteriores del SP del CC

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.