27/04/2020

CGT advierte al Gobierno de la necesidad de reforzar el servicio de Salvamento Marítimo ante la llegada del buen tiempo

La militarización del estrecho de Gibraltar no está acabando con la llegada de personas migrantes, sino que se están desplazando a otras zonas como Canarias, adonde pronto se verán desbordados.

CGT advierte al Gobierno de la necesidad de reforzar el servicio de Salvamento Marítimo ante la llegada del buen tiempo

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha advertido al Gobierno español de la urgente necesidad de reforzar el servicio de Salvamento Marítimo ante la llegada de los meses de verano, cuando el buen tiempo acompañe a quienes cruzan el Mediterráneo en busca de una vida mejor.

CGT reconoce que la actual crisis originada por la pandemia de Covid-19 ha obligado al cierre de fronteras durante semanas, pero una vez que las medidas de confinamiento, impuestas durante el estado de alarma, se levanten la actividad migratoria volverá a reanudarse, y en esta ocasión serán muchas las personas que decidan poner rumbo a Europa a través de la Frontera Sur. Ante esta situación, la organización anarcosindicalista considera que la reciente decisión del Gobierno de PSOE-UP consistente en retirar las tripulaciones de refuerzo en algunas unidades que operan en el mar de Alborán y en el estrecho de Gibraltar es un enorme error, que conllevará a un mayor número de muertes de personas en la mar, la sobrecarga de los profesionales de estas unidades y a la ineficacia de este servicio público en definitiva.

Desde CGT Mar y Puertos insisten en que llevan años denunciando el desmantelamiento de este ente público. En este sentido, este sindicato recuerda que hace un par de semanas a través de los medios de comunicación, explicó que una de las decisiones del Ejecutivo de Sánchez e Iglesias era la de continuar en la línea que habían mantenido Gobiernos anteriores, consistente en el recorte de medios humanos en las salvamares y guardamares.

Además, CGT denuncia que estos recortes se están llevando a cabo de manera paralela a la realización de otro tipo de gastos innecesarios para el buen funcionamiento de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar). Fuentes sindicales consideran que este “derroche económico” podría invertirse en la contratación de más personal en una empresa pública esencial para la sociedad.