La Tienda Republicana

¡Más de 200.000 estudiantes en la manifestación de Barcelona y decenas de miles más en todo Catalunya! La juventud catalana contra la represión y por la república

17/10/2019

Desde el Sindicat d’Estudiants queremos agradecer a miles y miles de jóvenes del resto del Estado que nos han hecho llegar su apoyo, y nos han dejado muy claro que no estamos solos en esta lucha por la libertad. Estamos convencidos de que esta causa es completamente justa y vencerá.

Comunicado Sindicat d’Estudiants

La huelga de 72 horas convocada por el Sindicat d’Estudiants contra la represión y la infame sentencia del Supremo, y a favor de la república catalana de los trabajadores y la juventud, está siendo inmensa. El seguimiento de la misma supera el 90% en los institutos y universidades, que llevan vacíos desde la jornada de ayer, pero lo más importante es la auténtica riada de cientos de miles de jóvenes que han abarrotado las calles de Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona y muchas más localidades, en las manifestaciones estudiantiles más multitudinarias que se recuerdan en décadas.

Ni los intentos de criminalización del Gobierno y del Estado, ni la represión van a pararnos en nuestra justa lucha por el derecho a decidir, por la república y la libertad de los presos políticos.

En un ambiente eléctrico y entusiasta ¡más de 200.000 jóvenes hemos ocupado todo el centro de Barcelona! desde Plaça Universitat, Via Laietana, Plaça Catalunya… Dos enormes pancartas firmadas por el Sindicat d’Estudiants han abierto en Plaça Universitat la marcha con los siguientes lemas: “Per la república catalana del poble, els treballadors i el joven. Aturem la repressió franquista. Vaga general!”.

La potencia de la movilización ha sido extraordinaria, como reflejan las fotos y los vídeos que ya han circulado por las redes sociales. En ningún momento se ha dejado de corear y cantar consignas: “Llibertat presos polítics”, “Els carrers seran sempre nostres”, “Som república”, “La nostra sentència, independència!”, “Li diuen democràcia i no ho és!”, “Catalunya Antifeixista!”, “Fora les forces d'ocupació”, “Vaga general”, “Aqueste judici és una farsa”, y muchas más. Los mítines que las compañeras han lanzado a lo largo de toda la movilización han sido aplaudidos a rabiar, igual que el discurso de Coral Latorre, secretaria general del Sindicat d’Estudiants, en una movilización que ha desbordado todas las previsiones.

Campaña de criminalización. No nos van a callar ni nos doblegarán

Tanto la huelga general estudiantil de 72 horas como la impresionante movilización de hoy, sin precedentes en los últimos cuarenta años, responde a todas las mentiras y manipulaciones que desde el Gobierno del PSOE, Cs y el PP, la policía y los Mossos, y el grueso de los medios de comunicación, han vertido en lo que es ya una monstruosa campaña de criminalización contra la lucha ejemplar del pueblo de Catalunya.

La calumnia de presentar nuestra determinación de salir a las calles como un “tumulto violento” —no en vano Pedro Sánchez utilizó en su discurso de ayer miércoles por la noche la palabra “violencia” en más de treinta ocasiones—, incluso como terrorismo, no tiene nada que ver con lo que está ocurriendo en Catalunya.

La verdad es concreta: el aparato del Estado heredado directamente de la dictadura, y lleno de franquistas, le ha declarado la guerra al pueblo de Catalunya, negando su legítimo derecho a decidir. Lo que estamos viviendo es el rechazo masivo a un régimen, el del 78, que arrastra gravísimas taras autoritarias y reaccionarias, empezando por la misma monarquía que fue impuesta a dedo por el dictador, y que ha llevado a los trabajadores y a los jóvenes de Catalunya y del resto del Estado a una situación de pesadilla en una llamada democracia que no es tal.

Años de recortes sociales brutales, de desahucios, de paro crónico, de empleos basura y salarios miserables, de marginación en nuestros barrios, de privatización de la enseñanza y la sanidad públicas… mientras los bancos son salvados con el dinero público, los políticos corruptos son amnistiados, los violadores son condenados a penas ridículas por una justicia clasista y patriarcal, y nuestros derechos democráticos reprimidos por la ley Mordaza.

La “sagrada unidad de la patria” fue consagrada en la Constitución del 78 como una exigencia de los herederos del franquismo. Nunca se preguntó al pueblo catalán ni a ningún otro si quería esa unidad impuesta por el ruido de sables de los militares.

Los medios de comunicación hablan todo el día del 1 de octubre de 2017. Pero hay que decir la verdad, y no mentiras. En aquella jornada más de dos millones de personas ejercieron pacíficamente su derecho a decidir, y lo hicieron a favor de la independencia y la república, resistiendo la represión desenfrenada de miles de guardias civiles y policías nacionales a las órdenes del Estado centralista.
Sí, aquel día hubo una violencia desmedida en las calles de toda Catalunya. Pero esa violencia fue sólo de una parte, tal como testimonian miles de fotografías, vídeos caseros e imágenes que pasaron los medios de comunicación a lo largo de toda la jornada.

Ahora pretenden hacer lo mismo, y acusan al pueblo catalán y a la juventud catalana de “violencia” y “terrorismo”. No nos engañan. Es el régimen del 78, el Gobierno y el Estado, el que haciendo uso de lo que ellos llaman “violencia legítima”, impiden a porrazo limpio la democracia, encarcelan a quienes organizan un referéndum condenándolos a penas increíbles, y dan alas al nacionalismo españolista, al mismo que sumió a este país en una dictadura que nuestros padres y abuelos soportaron casi cuarenta años.

Hoy, la juventud de Catalunya ha dado una lección a todos. A los que alientan la represión policial, a aquellos que desde el Govern de Catalunya se llenan la boca de “desobediencia” pero al mismo tiempo mandan a los Mossos para golpearnos a ver si abandonamos las calles, y también a esa izquierda parlamentaria española, que nos lanza sermones para que seamos sumisos y aceptemos la injusticia del sistema. Es increíble que los que llegaron para “luchar contra la casta” y “asaltar los cielos”, se posicioneN con la legalidad de las porras, las pelotas de goma, los botes de humo y la sentencia del Supremo.

Desde el Sindicat d’Estudiants queremos agradecer a miles y miles de jóvenes del resto del Estado que nos han hecho llegar su apoyo, y nos han dejado muy claro que no estamos solos en esta lucha por la libertad. Estamos convencidos de que esta causa es completamente justa y vencerá.

Por último, llamamos a toda la juventud catalana a proseguir la huelga general mañana viernes 18, a unirnos con la clase trabajadora en los grandes piquetes de la mañana y en lo que serán manifestaciones inmensas por la tarde. Nada ni nadie nos impedirá conquistar el derecho a decidir y la república catalana de los trabajadores y la juventud.

¡Únete al Sindicat d’Estudiants!
¡Necesitamos una revolución!

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.