Internacional • 02/08/2020

Organizaciones de defensa de los derechos humanos denuncian el asesinato de un inmigrante subsahariano en Marruecos

 · Un joven habría sido asesinado por la policía militar al negarse a entregar su teléfono a uno grupo de agentes de policía.

 · El suceso habría tenido lugar esta semana en los aledaños del bosque de Beliones, junto a la frontera con Ceuta, donde desde hace años se refugian cientos de subsaharianos bloqueados por las autoridades marroquíes a la espera de poder entrar en la UE

Organizaciones de defensa de los derechos humanos denuncian el asesinato de un inmigrante subsahariano en Marruecos

Varias organizaciones de defensa de los derechos humanos han denunciado el asesinato de un joven subsahariano por la policía marroquí en la provincia de Tetuán. Según la información que ha trascendido junto a los videos de extrema dureza, el joven, uno de los cientos que permanece en el bosque de Beliones junto a la frontera con Ceuta desde hace años a la espera de intentar alcanzar la Unión Europea, habría sido golpeado por los agentes de policía tras negarse a entregar su teléfono en un control.

El bosque de Beliones es el refugio desde hace años de cientos de personas que han intentado de forma infructuosa alcanzar la Unión Europea cruzando la frontera de Ceuta. Privados de cualquier tipo de servicio básico, han denunciado siempre un trato abusivo por parte de las autoridades marroquíes bajo un régimen de total impunidad.

El asesinato del joven, cuya identidad no ha trascendido por el momento, sería tan solo el último caso de este tipo de abusos y trato inhumano. Según la descripción de los compañeros del fallecido, que se enfrentaron protestando a los agentes de policía marroquíes, el joven habría recibido un fuerte golpe en la cabeza con un fusil tras negarse a entregarle su teléfono a un agente, cayendo en al suelo fatalmente. «Le han matado, le han matado sin que hubiese hecho nada», gritan en las duras imágenes recogidas los compañeros del fallecido.

En el video se ve como un grupo de sus compañeros trasladan a la víctima fallecida hasta un puesto de control policial, donde se enfrentan a los agentes y les reclaman «justicia».

Las organizaciones defensoras de derechos humanos afincadas en la ciudad de Tetuán reconocen que este tipo de abusos humanitarios se producen constantemente contra los refugiados del norte de la provincia. A la situación, de por sí difícil que viven, se ha unido este año la emergencia sanitario, frente a la cual no ha recibido ningún tipo de atención ni apoyo por parte de las autoridades marroquíes.


Derechos Humanos /  Marruecos /  refugiados /