La Tienda Republicana

Primera huelga de los trabajadores de General Motors en 12 años

Cerca de 50.000 del gigante automovilístico estadounidense General Motors (GM) han iniciado una huelga nacional, la primera en 12 años.

Protestas a primeras horas de la madrugada tras el fracaso de las negociaciones / UAW

El domingo, 48 000 trabajadores del mayor fabricante de coches salieron a las calles de la ciudad de Detroit (noreste de EE.UU.), que alberga la sede de General Motors, para exigir “salarios justos, atención médica asequible y una mejor seguridad laboral”.

La decisión de ir a la huelga se tomó después de que las conversaciones entre el gigante automovilístico y el sindicato de trabajadores unidos del automóvil sobre las condiciones de los contratos terminaran en punto muerto. El convenio colectivo, firmado en 2015, expiró el sábado por la noche.

Por su parte, la General Motors asegura que ya ha ofrecido miles de millones al sindicato de trabajadores del automóvil, además de mejores condiciones laborales, pero, al parecer, lo propuesto no ha sido suficiente.

“Presentamos una oferta sólida que mejora los salarios, los beneficios y aumenta los empleos en Estados Unidos de manera sustantiva […] Hemos negociado de buena fe y con un sentido de urgencia. Nuestro objetivo sigue siendo construir un futuro sólido para nuestros empleados y nuestro negocio”, señala la empresa GM en un comunicado.

En concreto, el sindicato reclama un mejor salario para los trabajadores recién incorporados, que ganan menos de 20 dólares a la hora, y que el periodo para alcanzar el máximo de sueldo, de cerca de 30 dólares a la hora, no sobrepase los tres o cuatro años, frente a los ocho que tienen que esperar ahora para alcanzar ese nivel, según datos del portal Bloomberg.

Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, publicó en la misma jornada un mensaje en su cuenta en la red social Twitter en el que llamó a las partes a llegar finalmente a un acuerdo. “Aquí vamos de nuevo con General Motors y trabajadores unidos del automóvil. ¡Reúnanse y hagan un trato!”, dice Trump.

En noviembre de 2018, la empresa GM anunció el cierre de varias plantas en EE.UU., así como recortes de personal debido a la política comercial de Trump, afirmando que los aranceles a la importación de acero le constaron cerca de 1000 millones de dólares de gasto extra a la hora de conseguir materia prima para sus coches.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.