La Tienda Republicana

El gobierno y la oposición venezolanas alcanzan acuerdos para superar el conflicto político

17/09/2019

Los acuerdos establecen el regreso del PSUV y sus aliados a la Asamble Nacional, acabando con la bicefalia legislativa en el país, lo que puede permitir un desenquistamiento del diálogo político en el país. Así mismo, el gobierno se compromete a una nueva revisión de las garantías electorales y una revisión de la legislación penal.

Los representantes del gobierno y la oposición en la sala Antonio José de Sucre, de la Casa Amarilla / Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información
El Gobierno y un nutrido sector de la oposición venezolana han alcanzado una serie de acuerdos parciales para avanzar en la agenda política, económica y social del país, superando es estado permanente de conflicto político que ha condicionado los últimos años de Venezuela.

Los acuerdos, presentados por el vicepresidente de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, por parte del gobierno bolivariano, y por el diputado opositor Timoteo Zambrano, de Cambiemos, elegido representante en las negociaciones por la Mesa de la Unidad Democrática, establece una serie de puntos que se prevén sirvan como elemento de partida en una mesa de negociaciones permanente que ha quedado establecida desde este mismo lunes. Durante su presentación del documento de acuerdos, bautizado como “Acuerdo de la Mesa de Diálogo Nacional”, en la sala Antonio José de Sucre, de la Casa Amarilla, sede del Ministerio de Exteriores de Venezuela, se exhortó a la solución dialogada al conflicto.

El punto más relevante de los acuerdos alcanzados consiste en el retorno de los diputados del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la Asamblea Nacional controlada por la oposición y presidida por el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó. La medida puede abrir la puerta a terminar con la actual bicefalia imperante en el legislativo venezolano, con dos cámaras, la Asamblea Nacional y la Asamblea Nacional Constituyente, que reivindican para sí la legitimidad del poder legislativo y no se reconocen mutuamente.

Otras concesiones por parte del gobierno consisten en la renovación total del Consejo Nacional Electoral, así como el establecimiento de algunas medidas de beneficio para los detenidos durante las protestas de la denominada Rebelión de Abril en 2017.

Por parte de la oposición, se asume la reivindicación territorial de la Guayana Esequiba, el rechazo tajante a una intervención militar extranjera y la defensa de la Guayana Esequiba como territorio legítimo de Venezuela.

El vicepresidente José Rodríguez ha asegurado que el acuerdo es tan solo el punto de inicio y que las negociaciones con la oposición continuarán para avanzar en el cumplimiento de estas condiciones y concretar otros acuerdos. Entre los próximos puntos a discutir se encuentran la normalización de relaciones entre el ejecutivo y la Asamblea Nacional, declarada por el gobierno actualmente como en desacato y evaluar la proporcionalidad para minorías políticas.

"Este es un gran paso para la consolidación de la Paz en Venezuela", afirmaba Rodríguez respondiendo a los medios de comunicación tras la presentación de los acuerdos. "Han sido puntos muy importantes los que se han acordado, en una conversación muy ardua desde hace algún tiempo", exponía, exhortando al reconocimiento de la comunidad internacional de las soluciones dialogadas por parte de mesas de diálogo entre los distintos espacios políticos de Venezuela. "Todas las puertas están abiertas para el diálogo", aseveró Rodríguez. 

Por su parte, el diputado opositor Timoteo Zambrano, de Cambiemos, afirmó que se ha sumado al diálogo para dejar atrás la "confrontación sin salida". "Seguiremos acordando para remover los obstáculos que dañan la democracia, no es un camino fácil pero es distinto; nos comprometemos a actuar con transparencia y seriedad", afirmó ante el cuerpo diplomático.

Asimismo, el diputado Clauidio Fermín, de Soluciones para Venezuela, aseveró que ambas partes han acordado rechazar las medidas coercitivas aplicadas contra el país porque atentan contra el aparato productivo.

Sector de Guaidó aislado

Los acuerdos llegan en un momento crítico y clave para Venezuela. Amenazado por una posible intervención militar extranjera inminente, tras la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) a instancia de Colombia, y en plena crisis internacional del precio del petróleo causada por la guerra saudí-yemení.

De prosperar los acuerdos en la Mesa de Negociación Permanente, el sector ligado al autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó, aún partidario de la intervención extranjera para acabar con el gobierno de Nicolás Maduro, quedaría completamente aislado. La estrategia promovida por sectores políticos venezolanos de ruptura violenta, con el respaldo de algunos países del entorno y la sempiterna influencia de Washington, concluiría de esta forma, superada por las circunstancias.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.