La Tienda Republicana

ACNUR advierte: "Grecia debe poner fin a la peligrosa masificación en los centros de recepción de las islas"

Según la Agencia de Naciones Unidas para el Refugio, el apoyo económico y técnico de la Unión Europea es fundamental para atajar los problemas de hipermasificación de refugiados en los campos de recepción de las islas Griegas.

Filas de tiendas en los alrededores del centro de acogida de Moria en la isla de Lesbos / Gordon Welters / ACNUR

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, insta hoy a Grecia trasladar de forma urgente a miles de solicitantes de asilo que viven en los centros de recepción de las islas griegas del Egeo, que en estos momentos se encuentran peligrosamente masificados. Las llegadas marítimas en el mes de septiembre, principalmente de familias afganas y sirias, se han incrementado hasta alcanzar las 10.258 personas, la cifra mensual más alta registrada desde 2016. Esta situación ha agravado las condiciones en las islas, que en la actualidad acogen a 30.000 solicitantes de asilo. 

La situación en las islas de Lesbos, Samos y Kos es crítica. El centro de Moria, en Lesbos, acoge en estos momentos a 12.600 personas, quintuplicando su capacidad máxima. En un asentamiento informal cercano, 100 personas tienen que compartir un único aseo. 

En Moria, se sigue registrando una gran tensión. El domingo, una mujer perdió la vida en un incendio originado en uno de los contenedores utilizados como vivienda, lo que derivó en una protesta por parte de los solicitantes de asilo, frustrados, y en enfrentamientos con la policía. 

En Samos, el centro de recepción de Vathy acoge a 5.500 personas, una cifra 8 veces superior a su capacidad. La mayoría de las personas duermen en tiendas de campaña con un acceso limitado a letrinas, agua potable o atención médica. Las condiciones también se han deteriorado drásticamente en Kos, donde 3.000 personas viven en un espacio previsto para 700. 

Es inhumano mantener a estas personas en las islas con estas condiciones inadecuadas y de inseguridad, y es necesario que se ponga fin a esta situación. 

El gobierno griego ha expresado que para ellos es prioritario aliviar la presión sobre las islas y proteger a los menores no acompañados, lo que ACNUR agradece. Asimismo, la Agencia de la ONU para los Refugiados toma nota de las medidas gubernamentales para acelerar y reforzar los procedimientos de asilo y gestionar los flujos hacia Grecia anunciadas en una reunión de gobierno extraordinaria. ACNUR espera recibir los detalles por escrito para poder compartir sus comentarios. 

No obstante, es necesario adoptar medidas urgentes y por ello ACNUR pide a las autoridades griegas que aceleren los planes para trasladar a unos 5.000 solicitantes de asilo ya autorizados a continuar con su proceso de asilo en la península helénica. Al mismo tiempo, se tienen que crear nuevas plazas de alojamiento para evitar que la presión de las islas se propague al territorio continental griego, donde la mayoría de los centros operan a plena capacidad. ACNUR continuará prestando apoyo a los traslados al continente en el mes de octubre a petición del gobierno. 

También se necesitan soluciones a largo plazo, entre ellas el apoyo para que las personas refugiadas sean autosuficientes y se integren en Grecia. 

Situación para los Menores no Acompañados

La situación dramática de los niños y niñas no acompañados, que en total superan los 4.400, resulta especialmente preocupante, dado que solo uno de cada cuatro se encuentra en un alojamiento adecuado para su edad. 

En Moria, unos 500 niños y niñas viven con adultos con los que no tienen ningún parentesco, en una gran tienda de campaña a modo de pabellón. En Samos, más de una docena de niñas no acompañadas hacen turnos para dormir en un contenedor pequeño, mientras que otros menores se ven forzados a dormir sobre los techos de los contenedores. Dadas las condiciones de riesgo extremo y de potenciales abusos a los que se ven expuestos los menores no acompañados, ACNUR pide a los Estados europeos que ofrezcan plazas para su reubicación de forma prioritaria y que aceleren los traslados de los menores que reúnen los criterios para reencontrarse con miembros de sus familias en otros países. 

ACNUR sigue trabajando con las autoridades griegas para que refuercen las capacidades necesarias para afrontar estos desafíos. La Agencia de la ONU para los Refugiados está gestionando más de 25.000 plazas en apartamentos para algunos de los solicitantes de asilo y refugiados que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad en el marco del programa ESTIA financiado por la Unión Europea. A través del mismo programa, unas 75.000 personas reciben mensualmente asistencia económica en efectivo. Con el apoyo continuado de la UE y otros donantes, ACNUR está preparado para ampliar su apoyo a través de un plan de ayuda en efectivo para financiar alojamientos que permitirían a los solicitantes de asilo autorizados a trasladarse desde las islas a la península helénica para establecerse allí.

Grecia ha recibido este año la mayoría de las llegadas por mar a través del Mediterráneo, con unas 45.600 de las 77.400 llegadas totales, es decir, más que España, Italia, Malta y Chipre juntas.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.