La Tienda Republicana

El gobierno de El Salvador da un giro en su política exterior y expulsa a los diplomáticos venezolanos

03/11/2019

El gobierno del mediático presidente salvadoreño Nayib Bukele da un giro hacia los Estados Unidos en su política exterior reconociendo a Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

Nayib Bukele / AFP

El gobierno de El Salvador liderado de Nayib Bukele ha dado un repentino vuelco en las posiciones de política exterior del país anunciando la expulsión del cuerpo diplomático venezolano del país y reconociendo a Juan Guaidó como presidente del país sudamericano. A través de un comunicado emitido el sábado, el Gobierno anunció que, dado que no reconoce el Gobierno del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, otorga 48 horas a todo el cuerpo diplomático de Venezuela para abandonar el país.

“El Gobierno de El Salvador expulsa al cuerpo diplomático del (presidente venezolano) Nicolás Maduro, siendo coherente con las reiteradas declaraciones del presidente Nayib Bukele, en las que no reconoce la legitimadad del Gobierno de Maduro”, expone el comunicado.

La medida de Bukele, recuerda la nota, está en sintonía con el voto de El Salvador en la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) del 28 de agosto, cuando el organismo hemisférico aprobó el informe de la alta comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, que cuestiona la actuación de Caracas. El presidente venezolano denunció en aquel momento que el reporte de Bachelet estuvo hecho por “especialistas vinculados al Departamento de Estado” de Estados Unidos.

Del mismo modo, el Gobierno salvadoreño ha anunciado que reconoce la autoproclamación del jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela, hasta que se realicen nuevas elecciones en Venezuela. “En un futuro cercano, el Gobierno salvadoreño espera la recepción de credenciales de la nueva representación diplomática de Venezuela”, agrega el comunicado.

El presidente Bukele, que asumió las riendas de El Salvador el pasado 1 de junio, ha tomado una política similar a EE.UU. y completamente diferente a su antecesor, Salvador Sánchez Cerén, quien tras los intentos de usurpación de Guaidó, reiteró “total apoyo” al Gobierno legítimo de Maduro.

La oposición rechaza la nueva línea de política exterior

La medida del ejecutivo de Bukele ha despertado inmediatas críticas en la oposición. El Frente Farabundo Martí Para la Liberación Nacional (FMLN), que mantuvo el gobierno del país entre 2009 y la derrota electoral de 2019, ha manifestado su total rechazo a la nueva línea de política exterior impuesta por el gobierno. Según la diputada Nidia Díaz, esta medida es “fascista” y servil a los intereses de Estados Unidos.

Por su parte, el secretario de Comunicaciones del FMLN, Raúl Llarul, publicó en sus redes sociales que “un gobierno fascista, vendedor de la soberanía nacional al servicio de los intereses de una potencia extranjera, no merece ni respeto ni obediencia”. Para Llarul, Bukele es “otro Lenin Moreno. Un Traidor a su pueblo y a los pueblos de Nuestra América”.

Incluso el expresidente de El Salvador, Mauricio Funes, rechazó la decisión y cuestionó la medida tomada por el actual mandatario.

A su vez, Eugenio Chicas, diputado del Parlamento Centroamericano, recordó que las Naciones Unidas reconocen la legitimidad del presidente Maduro, y consideró que esta decisión de Bukele ratifica su disposición a servir a los intereses estadounidenses.

En el documento presentado por la Presidencia salvadoreña, el Gobierno de Bukele "reconoce la legitimidad" del diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó a comienzos de 2019 como mandatario de Venezuela pese al rechazo mayoritario de la población.

 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.