27/07/2020

La guerra de Afganistán deja más de 1.200 civiles muertos en lo que va de 2020 a pesar del acuerdo de paz

  • El informe de la UNAMA deja claro que no ha habido reducción de las víctimas civiles provocadas por los talibán y las fuerzas afganas.
  • Los talibanes afirmaron el pasaddo jueves que están listos para negociar la paz con el gobierno afgano tras la fiesta musulmana de la Aid al Fitr el mes que viene, una vez se haya completado el intercambio de prisioneros.
La guerra de Afganistán deja más de 1.200 civiles muertos en lo que va de 2020 a pesar del acuerdo de paz

La guerra de Afganistán ha acabado con la vida de más de 1.200 civiles y ha dejado heridos a más de 2.100 en los primeros seis meses de 2020 a pesar del acuerdo de paz firmado por los talibán y Estados Unidos el 29 de febrero en Doha (Qatar), según el último informe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en el país centroasiático (UNAMA).

El informe pone de manifiesto que el acuerdo de paz no se ha traducido en una clara reducción de las bajas civiles provocadas por el conflicto y constata que la guerra ha matado en los primeros seis meses de 2020 a 1.282 civiles y ha provocado heridas a 2.176.

La cifra de bajas civiles supone un 13 por ciento menos que el balance del mismo periodo de 2019 pero el informe deja claro que no ha habido reducción de las víctimas civiles provocadas por los talibán y por las fuerzas de seguridad afganas.

La principal razón para el descenso de las bajas civiles es la reducción de operaciones realizadas por las fuerzas militares internacionales y de los ataques de Provincia del Jorasán, la filial afgana de Estado Islámico.

«En un momento en el que el Gobierno de Afganistán y los talibán tienen una oportunidad histórica de sumarse a la mesa de negociación para unas conversaciones de paz, la trágica realidad es que los combates continúan provocando un terrible daño a los civiles cada día», ha denunciado la representante especial de Naciones Unidas para Afganistán Deborah Lyons.

«Emplazo a las partes a hacer una pausa y a reflexionar sobre los escalofriantes incidentes y sobre el daño que están causando a los afganos, como queda documentado en este informe, así como a adoptar una acción decisiva para detener la carniceria y sentarse a la mesa de negociación», ha subrayado Lyons, que es también la jefa de la UNAMA.

AUMENTO DE LAS BAJAS CIVILES PROVOCADAS POR LOS TALIBÁN

Las fuerzas antigubernamentales siguen siendo las responsables de la mayoría de las bajas civiles. El informe de la UNAMA documenta un claro aumento de las víctimas civiles provocadas por los talibán con artefactos explosivos improvisados activados por presión, así como por secuestros que terminan con torturas y ejecuciones sumarias.

El documento de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas señala que el 58 por ciento de las víctimas civiles son provocadas por las fuerzas antigubernamentales y atribuye a los talibán la responsabilidad por la muerte de 580 civiles y por las lesiones a otros 893 civiles en el periodo que va del 1 de enero al 30 de junio.

Las bajas civiles atribuidas a las fuerzas de seguridad afganas han aumentado un 9 por ciento, principalmente por ataques aéreos y por combates terrestres. En este contexto, las bajas civiles causadas por ataques aéreos de la Fuerza Aérea afgana en el primer semestre de 2020 se han triplicado en comparación con el mismo periodo del año anterior.

En total, las fuerzas de seguridad afganas han sido responsables del 23 por ciento de las víctimas civiles, acabando con la vida de 281 personas y provocando heridas a 588. Las fuerzas leales al Gobierno de Kabul han sido las responsables de la mayoría de las muertes de niños registradas en la guerra.

Durante el segundo trimestre, la UNAMA no ha documentado bajas civiles provocadas por las fuerzas militares internacionales. Los combates terrestres siguen siendo la causa principal de las bajas civiles, en la mayoría de los casos (dos tercios del total) por fuego indirecto en zonas pobladas.

El uso de artefactos explosivos improvisados, ya sea en ataques suicidas o en ataques con bombas, ha sido la segunda causa de bajas civiles, seguido por los asesinatos selectivos.

La UNAMA ha señalado que está «especialmente preocupada» por los ataques deliberados contra civiles, incluidos líderes religiosos, trabajadores sanitarios, activistas, cooperantes, periodistas y miembros del sector judicial.

El informe de la misión de Naciones Unidas indica que la guerra ha acabado con la vida de 138 mujeres y 340 niños durante el primer semestre de 2020 y alerta de que los menores son «especialmente vulnerables» ante el reclutamiento por las partes en conflicto, incluido su uso como niños soldado en plena pandemia de coronavirus.

Por último, el análisis de UNAMA advierte de que la pandemia ha reducido drásticamente la capacidad de las víctimas de la guerra para recuperarse, por lo que ha pedido a las partes enfrentadas que frenen la violencia y afronten las necesidades y derechos de las víctimas del conflicto.

NEGOCIACIONES DE PAZ

Los talibanes afirmaron el jueves pasado que están «listos para empezar las negociaciones» una vez se hayan liberado a todos sus prisioneros «según la lista ya entregada» a las autoridades, al mismo tiempo que ellos liberan a los miembros de fuerzas de seguridad en sus manos, explicó en Twitter su portavoz, Suhail Shaheen.

* Con información de Agencias.