La Tienda Republicana

Carlos A. Villalba

El mundo de Alberto, o de cómo cuidar a la Argentina ante Donald

“¿Es posible ver la sombra de Donald Trump dentro del libro que desnuda a ese otro Donald, el plumífero?

Por cierto que muchos valores que impugnamos en nuestro libro –la codicia, la ultra-competitividad,

la sujeción de las razas más oscuras, la desconfianza

y desprecio hacia los extranjeros (mejicanos, árabes, asiáticos),

-todo ello edulcorado en un himno constante a una felicidad inalcanzable-

anima a cantidad de entusiastas de Trump”.

 

Piratas en el Espejo: El saqueo sigue durante el naufragio

“Cautelar levantada. Basta de ataduras. Basta de cepos.
#ChauDefault. Arranca una nueva etapa.
Los argentinos, listos para emprender y crecer”.

Twitter del ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay, 22 de abril, 2016

 

"A la luz de las próximas elecciones en la República Argentina,
la Corte aplaza las fechas hasta (…) que haya una idea más clara

de qué administración tendrá el poder de hablar por la República"

Hambre: No es Biafra, es la Argentina de Cambiemos

“No se necesita dictar una emergencia masiva como si fuera Biafra.

No discuto que hay problemas, pero tampoco falta la presencia del Estado"

Senador Miguel Pichetto, candidato a vicepresidente de Mauricio Macri,

“No debiera hacerse política con la emergencia alimentaria”.

Ministro de Educación Alejandro Finocchiaro

La emergencia alimentaria es "un slogan de campaña".

La prisionera política de Macri: Milagro sin justicia

Contra ella ya se dijo todo. Prepotente, estafadora, puta, quilombera, chorra, desestabilizadora provincial, incorrecta turista en el Conrad de Punta del Este y, ya con Mauricio Macri presidente y Gerardo Morales al frente de la provincia de Jujuy, se le agregaron las cucardas de “instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real”, asociación ilícita, fraude, extorsión, “evasión fiscal y enriquecimiento ilícito” y hasta de “homicidio en el grado de tentativa calificado por precio o promesa remuneratoria”.

Suscribirse a Carlos A. Villalba